Ecología

This is Goood Idea guardada 3 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

En ocasiones, no veo plásticos

plásticos en la Pitti Filatti
Plásticos por aquí
Los plásticos envuelven lo que no necesita ser envuelto, sustituyen a los muchísimo más agradables vasos de cristal o tazas de cerámica, se mezclan en nuestra ropa, en nuestros cosméticos y productos de limpieza, en nuestra comida, en nuestras playas, en nuestro aire… Y, lo peor de todo, se quedarán ahí durante generaciones. ¿Cuándo vamos a decir basta?

plásticos en la Pitti Filatti
Plásticos por allá
Las imágenes que ves son de una feria en la que estuvimos hace algunas semanas en Florencia. Y no, no era una feria de plásticos, era una feria de hilos. De hecho, podría hablar largo y tendido de lo mucho que nos ha sorprendido la cantidad de químicos perjudiciales para la salud que incorporamos a nuestros tejidos por criterios meramente estéticos o económicos pero eso sería otro post.

Las ferias, festivales y congresos son ejemplos de nuestra increíble capacidad de producir una gran cantidad de residuos en un tiempo y espacio mínimos. Lo peor, la mayoría de ellos son fácilmente evitables ya que corresponden al tan socorrido usar y tirar.

plásticos en la Pitti Filatti
Más plásticos
Pero, si ya el usar y tirar me parece excesivo, lo que ya me parece el colmo es usar plásticos simplemente para una decoración perecedera, en concreto para una instalación pensada para durar 3 días. Un desperdicio que no genera ningún tipo de beneficio, ni belleza, ni comodidad.

Por eso hoy te y me propongo el primer paso, el más lógico, el que ya deberíamos haber dado: aprende a distinguir lo útil de lo inútil y despréndete de este último. Empecemos por lo más cantoso, lo excesivo, lo que no te aporta nada, por el merchandising feo y aparatoso, por la falta de imaginación y conciencia. Es que, además de hacer un favor al medioambiente, serás más feliz.

plásticos en la Pitti Filatti
Muchos más plásticos
Y, si ya estás preparado para ir un paso más allá, te recomiendo darte una vuelta por Vivir sin Plástico, Una Vida Simple, La Ecocosmopolita o Cualquier Cosita es Cariño. Aunque, te lo advierto, empezarás a ver plásticos por todas partes.

Ah, y si todavía no tienes disfraz de carnaval, aquí te cuento cómo puedes conseguir uno original, único y residuo cero.

.

Fuente: este post proviene de This is Goood, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Noemí también es Nuevemí

Minimí, Missimí, Nuevemí. Desde que era muy pequeña la gente siempre ha tenido dificultades para pronunciar el nombre de Noemí. Por eso, cuando decidió crear su marca tuvo claro que tenía que darle un ...

En modo presente

Este fin de semana me quedé sin móvil. Confieso que lo eché de menos. En parte por las fotos que habría sacado pero, sobre todo, porque muchas veces me habría comunicado con tal y tal persona, justo e ...

En el taller de Marta, de Luzdepapel

Marta, de Luzdepapel, acabando una de sus lámparas de madera, que pronto tendremos en The Goood Shop Después de subir unas cuantas cuestas arriba del barrio del Guinardó, Marta me indica una terracit ...

Una historia sobre The Goood Shop

Hace 3 años no era tan fácil comprar moda sostenible, al menos para mí. Más allá de la segunda mano, me costaba encontrar alternativas cuyo diseño me gustara y que me pudiera permitir (más adelante en ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

Una Vida Simple Plástico Reducir el plástico en casa ...

10 MESES REDUCIENDO EL PLÁSTICO EN CASA: LO QUE HEMOS APRENDIDO Y NUESTROS PRÓXIMOS OBJETIVOS

Hace 10 meses que comenzamos a adoptar nuevos hábitos para reducir el uso del plástico en casa y parece que llevamos viviendo así toda la vida.Precisamente por eso, hay cosas que antes nos parecían normales y que ahora nos chocan muchísimo. Sin ir más lejos, el otro día fui al supermercado después de muuuucho tiempo y me sorprendió como si lo viese por primera vez la cantidad de productos envasado ...