Ecología

Cualquier Cosita es Cariño Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

La vida sostenible es para gente valiente (¡se abren inscripciones para mi taller online!)

La vida sostenible es para gente valiente


Ya sé que puede parecer mala estrategia decir esto abiertamente (lo de la gente valiente), y de hecho, a primera vista, da la sensación de que esa frase desentona con el título que elegí para mi blog. Pero la verdad es que no desentona. Yo le encuentro toda la relación del mundo, y hoy te voy a explicar por qué.

El asunto es el siguiente: las cosas pequeñas son importantes y valiosas… de ahí el nombre del blog. Las diminutas (muchas veces “insignificantes”) acciones cotidianas se acumulan y multiplican, y —para bien o para mal— terminan generando un tremendo impacto.

Lo normal es que seamos capaces de ver las consecuencias enormes, pero que nos cueste mucho identificar las causas minúsculas; y que nos resulte fácil ver culpas en las acciones de los demás, y nos dé muchísimo trabajo asumir responsabilidad por las nuestras… y por eso estamos como estamos.

Por eso lo “normal” es que nos quejemos de la contaminación del mar y la basura en la playa mientras nos tomamos un coctel en un vaso desechable y con pitillo / pajita / popote / sorbete / bombilla. O que nos quejemos del tráfico y la contaminación del aire mientras vamos a la oficina en carro particular. O que tengamos conversaciones indignadas sobre el maltrato a los perros en el festival de Yulin mientras nos comemos una hamburguesa de ternera.

*     *     *

La contaminación del mar, la basura en la playa, el tráfico, la contaminación del aire y el maltrato a los perros en Yulin son problemas reales y complejos que, como muchísimos (¿o todos?) otros problemas sociales y ambientales, existen por el poder acumulativo de las cosas pequeñas.

Esos problemas no fueron generados por un grupo de personas malvadas que están sentadas en una oficina, frotándose las manos mientras planean nuevas maneras de destruir el mundo, sino por una suma-multiplicación de factores que suelen pasar desapercibidos: leyes y cosas gubernamentales, procesos industriales, procesos naturales, y —tal vez aún más importante— acciones cotidianas, “insignificantes”, de la gente común y corriente, como tú y como yo.

Pero resulta que, como lo dije más arriba, nos cuesta mucho trabajo ver —y valorar— las cosas pequeñas, así que lo “normal” es que ignoremos el impacto de nuestras pequeñas acciones cotidianas, y que ni siquiera nos demos cuenta cómo se van tejiendo por aquí con las leyes, por allá con los procesos industriales, por arriba con las costumbres y los hábitos, por debajo con las excusas y las justificaciones… hasta generar problemas monstruosos, que no entendemos de dónde salieron, y que esperamos que alguien más resuelva porque “son muy grandes para nosotros”.

Esa dificultad para notar lo pequeño, o más bien esa fijación con las cosas grandes, es algo que se ve incluso en la literatura y el cine: el gran villano, el gran héroe, el gran acto salvador, el gran gesto romántico… pocas historias (o por lo menos pocas que se conviertan en éxitos de taquilla y best-sellers) se enfocan en mostrar la vida desde la perspectiva de la minúscula cotidianidad. 

En las películas nos encantan los héroes y villanos, los grandes gestos y las tareas titánicas, pero en la vida cotidiana, normalmente, nos asustan hasta los desafíos tamaño estándar. Preferimos lo fácil, lo cómodo, lo pequeño. Lo “tan sencillo que ni requiere esfuerzo”, y lo “tan rápido que ni tienes que parar a pensar”. Y ahí tenemos otro gran problema cuando de crisis ambientales / sociales / mundiales se trata, porque son esas cosas (las “tan sencillas que no requieren esfuerzo” y las “tan rápido que ni tienes que parar a pensar”) las que nos tienen como estamos: en un planeta híper-explotado, sub-valorado y al borde del colapso climático.

*     *     *

Los problemas del mundo no han sido generados por un megavillano y tampoco serán resueltos por un superhéroe… porque ninguna de las dos cosas existe. Lo que existe es un montón de gente (énfasis en “montón”, porque además cada vez somos más) que parece que no le da importancia a las cosas pequeñas, y que se asusta fácil con los desafíos grandes.

Pero no todos somos así, por lo menos no todo el tiempo. Sé de primera mano que hay mucha gente por ahí que va nadando contra la corriente, cuestionándolo todo, construyendo proyectos responsables y bonitos, a veces a pesar de la indiferencia (o del rechazo) de sus familias y amigos. No son superhéroes, son personas comunes y corrientes —como tú y como yo— que ya se dieron cuenta de que no hay grandes villanos ni grandes salvadores, y que es necesario comprometerse con las cosas pequeñas de todos los días para llegar a vivir de manera más equilibrada con el planeta.

Para mí, esa es la gente más valiente, y es ahí exactamente donde veo una conexión profunda con lo que quiero promover a través de este blog, que es el valor de las cosas pequeñas. Usualmente asociamos la valentía con los grandes desafíos, con las tareas titánicas, con los héroes que vencen a los villanos. Pero hay otra valentía —me atrevo a decir que es mucho más valiosa— que consiste en ver lo minúsculo, en comprometerse con los pequeños esfuerzos cotidianos, versus el gran acto salvador, que realmente no llega nunca.

Se requiere mucha valentía para llevar una vida en la que se valoren —realmente— las cosas pequeñas: hay que asumir el papel de persona incómoda, hay que tener, a veces, conversaciones tensas con la gente que nos rodea, hay que salirse de la zona de confort todo el tiempo, hay que aprender, experimentar, fracasar.

Hay que mirar para adentro y cuestionar lo que dábamos por hecho toda la vida, hay que cambiar de opinión frente a los nuevos aprendizajes, y, en el proceso, herir nuestro ego. Hay que hacer todas las cosas que no nos gusta hacer, porque lo deseable es no incomodar nunca a nadie, y mucho menos a nosotros mismos.

La mayoría de discursos en torno a la vida sostenible le apuntan a nuestro “yo” más cómodo, tal vez por miedo a asustar a la gente con lo que la sostenibilidad realmente implica. Se dicen cosas como “cambia el mundo con este simple gesto” y “salva el planeta con estas aciones fáciles y divertidas”.

Y resulta que no, que no es tan fácil, y que muchas veces no es divertido. Que preocuparse por el planeta y por los seres que lo habitan suele ser una tarea que rompe el corazón un día y lo enmienda al día siguiente, para volver a romperlo otra vez un día después (si estás leyendo esto seguramente lo sabes, ¿no?). Que lo fácil, lo divertido, lo significativo y lo satisfactorio vienen después de mucho esfuerzo, cuando hemos empezado a entrar en otra zona de confort diferente a la que teníamos antes, cuando nos hemos acostumbrado a nuestros nuevos hábitos, y ya no nos “tallan”.

*     *     *

La vida sostenible es para gente valiente. Hay que ser valiente para detenerse a mirar lo que la mayoría de la gente pasa por alto. Hay que ser valiente para ser sensible, abrirle el corazón a otros seres vivos, y ampliar el círculo de empatía más allá de nuestra familia, nuestros amigos y nuestros perros y gatos.

Hay que ser valiente para hacer cosas que a veces se sienten insignificantes, mientras las personas que te rodean te dicen que lo que haces no sirve para nada… y hay que ser realmente valiente para seguir creyendo que vale la pena hacerlas, aunque sepas que la diferencia que haces es mínima. ¿Como no va a requerir una enorme valentía esa tarea? Es mirar al fracaso a los ojos, y decirle: te veo, y es posible que no sea capaz de vencerte, pero no me importa.

Me gusta pensar que soy una persona valiente, por lo menos cuando se trata de aprender a vivir de manera más sostenible (porque para otras cosas soy la más cobarde de las cobardes). Me hace feliz darme cuenta de que estoy rodeada de otras personas valientes, que están inventándose todos los días nuevas maneras de dejar una huella bonita con sus proyectos. Se me desborda el corazón cada vez que recibo un mensaje de alguien que lee este blog, y que me cuenta que está aplicando cambios en su vida cotidiana para vivir de manera más equilibrada con el planeta. La gente valiente sí existe, y estoy segura de que no somos pocos.

La vida sostenible requiere valentía. No basta con cambiar una marca por la otra, o hacer cosas “tan sencillas que ni requieres esfuerzo”… vivir de manera sostenible no es tan fácil. Si fuera TAN fácil ya estaría hecho, y no sería necesario que siguiéramos hablando de esto.

Puede que sea mala estrategia decir esto abiertamente, que lo mejor sea decir “mira, te propongo esta vida sostenible que es fácil e indolora, no te enterarás de que la has tomado y tu vida seguirá como si nada”… pero es que eso es mentira. Tu vida no sigue como si nada cuando empiezas a valorar las cosas pequeñas: se vuelve más difícil, pero también más valiosa. Más desafiante, pero también más satisfactoria. A veces más incómoda, para qué vamos a negarlo, pero también más significativa. Es que en la vida, por si no lo habías notado, las cosas que valen la pena requieren esfuerzo… y valentía.

Yo quiero celebrar y cultivar esa valentía, y por eso decidí hacer un taller online (¡y gratuito!) sobre lo que necesitas saber si eres lo suficientemente valiente para querer vivir de manera sostenible. Ahí abordaremos la sostenibilidad desde una perspectiva que no sale en Wikipedia, y que —por lo menos hasta ahora— no me he encontrado en ningún libro, curso, conferencia o documental. Compartiré contigo las cosas que he aprendido en todos estos años de búsqueda y experimentación, te daré herramientas para “navegar” mejor las aguas (a veces turbulentas) de la vida sostenible, y haré todo lo que esté en mis manos para que quedes recargada/o, llena/o de ganas de seguir construyendo un mundo más equilibrado, más justo, más bonito.

El taller empezará a finales de junio. Consistirá en cuatro sesiones que llegarán directo a tu email (si te inscribes aquí abajo), cargadas de información e inspiración, una vez por semana.

Abordaremos temas diversos, desde lo más básico de la sostenibilidad hasta algunos conceptos un poco más complejos, pero todos aptos para todo público. Si recién estás empezando en esta búsqueda, sé que te resultará súper útil. Si ya has avanzado bastante por tu cuenta, seguramente también encontrarás algunas cosas nuevas y enriquecedoras. Le estoy poniendo mucho amor para que quede de rechupete 

Si quieres un poco más de información sobre el taller, visita esta página. Si ya estás convencida/o de que quieres participar, inscríbete dejándome tus datos aquí abajo:

¿También piensas que la vida sostenible es para gente valiente? ¿Cuáles consideras que han sido los cambios más valientes que has asumido hasta ahora? ¿Cuáles son los “asuntos pendientes” que más te intimidan? ¡Te espero en los comentarios!



Para que haya absoluta transparencia: también estoy preparando otro taller, que saldrá cuando hayamos terminado este, y que no será gratuito. Al final de este taller te contaré sobre el próximo (que será sobre cómo vivir con menos basura), por si acaso te quieres apuntar, pero —por supuesto— no es requisito que lo hagas. Lo que más me interesa que aproveches lo que quiero compartir aquí, y que tengas mejores herramientas para seguir apostándole a una vida más sostenible.

The post appeared first on Cualquier cosita es cariño.

Fuente: este post proviene de Cualquier Cosita es Cariño, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Yo también

Cuando tenía como 8 años contesté el teléfono de mi casa. Era un tipo, la voz se me hacía familiar, pero no estaba segura. Me empezó a preguntar si estaba sola, qué estaba haciendo, qué tenía puesto. ...

¿Nos tomamos un tecito?

Hoy no vengo a dar tips sobre cómo vivir de manera más sostenible. Lo que quiero hacer hoy es contarte algunas cosas sobre mí, sobre el blog, y sobre lo que se viene en los próximos meses. Así, como s ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

Destacado adoptantes tempranos difusión de innovaciones ...

Por qué hay gente que no quiere vivir de manera sostenible, explicado con una línea

La vida sostenible, para muchos de nosotros, es un asunto de sentido común. Sin embargo hay muchísimas personas que ven con desconfianza los cambios que hacemos en nuestro estilo de vida, piensan que nos volvimos locos, que estamos siguiendo una moda sin sentido, o que queremos atentar contra SU tranquilidad. Estoy segura, segurísima, de que si estás en la búsqueda de una vida más sostenible te ha ...

Concienciación y divulgación

Estilo de vida sostenible (2)

Imagen: Pexels Hace ya casi año y medio cuando comencé con el blog, escribía este artículo: Estilo de vida sostenible, en el que explicaba un poco que significaba para mi tener un estilo de vida sostenible que nos permita vivir bien, y  al mismo tiempo cuidar nuestro medio ambiente. Por aquel entonces mi estilo de vida sostenible se limitaba a lo típico de ahorrar agua, luz, reciclar, no derrochar ...

ecologia ecofriendly sostenible ...

21 Pasos para un vida sostenible y ecológica

"Mi propósito para el nuevo año es un estilo de vida más sostenible y ecológico. ¡Pero no sé por dónde empezar!" Está en todas partes: cambio climático, islas de plástico, tortugas atrapadas en redes abandonadas, miles de calamares aparecen muertos en la costa de Chile... Y entonces te empiezas a plantear "¿Qué puedo hacer yo para frenar este desastre?" No olvides esta frase ...

Blog de moda sostenible General Moda ...

Mi vuelta Latina y sostenible

Comprobado de 1ra mano: Latinoamérica está despierta y camina hacia la moda sostenible. Por Gema Gómez. Directora de Slow Fashion Next. Foto de Portada: Charla con alumnos y docentes en la Universidad Autónoma de Bogotá. Para alguien como yo que cree profundamente que el cambio no es sólo posible sino fundamental, que se me dé la oportunidad de vivir lo que he vivido, es un REGALO con mayúsculas. ...

vida sostenible descubriendo cualquier cosita es cariño ...

Entrevista a Cualquier Cosita es Cariño

¡Nueva Entrevista de Verano! Hoy os presentamos a Mariana, de Cualquier Cosita es Cariño. Un blog que descubrimos hace un tiempo, buceando por la red. Desde el primer momento nos enganchó su diseño tan cuidado y su lema "Guía de viaje hacia una vida más sostenible". Mariana escribe desde Colombia, y aunque está al otro lado del Atlántico, sus temas, su vitalidad y su cercanía hacen que p ...

mi lifestyle slowfashion blog moda sostenible ...

Esto sólo es un blog para promover la moda sostenible y la vida slow

Hace unos días publiqué la foto que encabeza este post en y Facebook. En ella, además de unas sandalias de Inter-Bios y un bolso hecho a mano por un artesano cestero de Mallorca, llevo un vestido de viscosa 100% que compré, hace apenas unas semanas, en H&M. La foto iba acompañada de un texto en el que me lamentaba de haber comprado ese vestido, no sólo por el hecho de haberlo adquirido en una tie ...

Diseño moda piñatex

Piñatex, alternativa sostenible al cuero

Ananas Anam es una de las iniciativas seleccionadas por la Fundación Cartier como proyecto textil sostenible. Su creadora, Carmen Hijosa, buscaba alternativas al cuero para evitar el proceso no sostenible de la producción en el sector de la moda. En un viaje a Filipinas para mejorar la industria del cuero en ese país, vista la mala calidad del mismo y decidió buscar una alternativa que estuviera a ...

Blog Moda Sostenibilidad y Negocio ...

La Moda Sostenible triunfa en Momad

¡Cada día somos más los que nos acercamos a Momad en este sector de moda sostenible! Por Gema Gómez, Directora de Slow Fashion Next. Lo primero pediros disculpas por no haber escrito antes este post, pero con el lanzamiento de nuestra campaña de crowdfunding para crear el Directorio de Moda Sostenible, llevo una semana de loc@s. Pero no podía dejar de contaros un poco, o más bien de enseñaros lo q ...

Blog de moda sostenible Empezando tu Marca Moda ...

Nichos de emprendimiento en moda sostenible

Estamos en el momento de crear proyectos emprendedores en Moda Sostenible que realmente cubran necesidades del mercado. Por Gema Gómez. Directora de Slow Fashion Next. Me pasa a menudo que cuando un alumno o alumna se apunta a nuestro curso de “Emprende en Siete Pasos” y quiere emprender, la primera idea que se les viene a la cabeza es hacer camisetas. Cuando emprendemos, no digo que n ...

15 tiendas de moda sostenible para toda la familia

Imagen: Pixabay Creo que la moda sostenible en España interesa, y mucho. Cuando publicamos el post "21 tiendas de moda sostenible" no creíamos que iba a tener tanto éxito y después de la emisión del programa de Jordi Évole sobre el fast fashion ya ni te cuento, es el post estrella del mes o de lo que va de año. Desde que empezamos con el blog, hemos ido descubriendo la moda sostenible, ...