Ecología

Todo lo vivo es suficiente Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

LACTANCIA MATERNA - Parte de una Vida Sostenible

La semana pasada, fue laSemana Mundial de la Lactancia Maternay aunque estaba muy entusiasmada con el tema, no tuve el tiempo suficiente para ponerme a escribir sobre ello; pero es un tema del que no he tenido mucho que reflexionar. Cuando me embaracé de Illán, estaba totalmente segura de que lo amamantaría y estaba decidida a no darle ni un solo biberón y así fue...

Durante 1 año le di leche materna y a los 4 meses de nacido lo complementaba con frutas, después verduras y cereales y al año entraron los granos enteros. No hubo carne en su alimentación (esa llego en el momento que él creció y lo decidió). La verdad es que si hubieran sido otros tiempo, tal vez hubiera seguido con la lactancia hasta los 2 años, pero recordando mis primeras entradas en el tema de Maternidad, sabrán que no siempre estuve en condiciones emocionales adecuadas para sostenerme ni a mi misma... pero esa es otra histora...

La lactancia materna fue la mejor opción que pude tomar para criar a mi bebé por 5 simples beneficios:

1.- Ahorré dinero

2.- Fue más higiénico

3.- Ahorré tiempo

4.- Protegí la salud de mi bebé

5.- Protegí el medio ambiente

Mi hijo nunca sufrió los famoso cólicos, que hasta muchas personas dicen ser normales pero yo no lo creo así; los cólicos vienen porque los bebés succionan aire al momento de tomar la mamila. El seno materno cubre perfectamente la boca del bebé, se moldea a la forma de sus labios evitando que haya huecos y entre aire cuando el bebé come, así que no habrá cólicos. Por otra parte existen organismos de defensa en la leche materna que son fundamentales para el bebe; cuando Illán tenía 28 días de nacido, tuvo su primer campamento en la playa, a los 2 meses en el bosque, si yo salía a algún cumpleaños y me daban las 2 de la mañana, Illán estaba conmigo; no importaba la hora el día o el clima, simplemente creaba las condiciones propias para que Illán pudiera estar y en conjunto con la leche materna y el apego creo que fue lo que evitó que Illán se enfermara los dos primeros años de edad.

Nunca tuve que preocuparme por si la leche se terminaba y había que comprar más, incluso si me había quedado sin suficiente dinero o si no tenían en el supermercado alguna marca específica. Simplemente sacaba la teta e Illán comía, no importaba donde, cuando ni como.

Tampoco tuve que preocuparme por hervir y cargar en la pañalera un montón de biberones, ni tampoco por tirar un montón de latas de leche a la basura, ni tampoco tuve que preocuparme por cuantos químicos estaba dándole a mi bebé de comer.

Por lo tanto, la lactancia materna es indudablemente parte de un estilo de vida Sustentable: Cuida la economía local, la sociedad y el medio ambiente.

Mi técnica personal.

Muchos pediatras afirman que se debe alimentar al bebe durante 15 minutos con un seno y 15 minutos con el otro y si el bebe tiene hambre aún, entonces se deberá completar con leche de fórmula y hacer esto cada 3 horas aproximadamente. Esto es un completo ERROR porque los primeros 15 minutos la leche es más diluida, esto habla de que los primeros 15 minutos el bebé sacia su sed pero no su hambre, así que si alimentamos únicamente 15 minutos de un lado y 15 del otro, no le daremos propiamente alimento...

En mi caso yo le di pecho a mi bebé de un seno hasta que el se llenará o lo vaciara, si quería más entonces le daba del otro lado. Esto permitía que mi bebé a pocos días de haber nacido, durmiera hasta 7 horas seguidas y yo podía descansar muy bien porque él realmente se llenaba.

Para una lactancia materna más cómoda:

1.- Usaba una almohada para amamantar, así podía recargar mis brazos.

2.- Un espacio cómodo para amamantar en la casa. Yo me sentaba en una mecedora, en una habitación fresca cerca de una ventana donde podía ver el jardín y el cielo.

3.- Tenía siempre un termo con agua a temperatura ambiente para beber.

4.- Tenía toallitas de tela de algodón cerca de mi para limpiar al bebé y limpiarme yo.

5.- Tenía cerca protectores de lactancia de tela, limpios para colocarlos al terminar de amamantar a mi bebé.

5.- Tenía cerca una cobija por si a mi bebé le daba frío o a mi.

Amamantar no es siempre fácil; mis pezones dolían durante los 12 meses que amamanté y a veces sangraban. A veces se sufre mucho por ello pero no desistí; y los buenos resultados fueron evidentes.

Fuente: este post proviene de Todo lo vivo es suficiente, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
Etiquetas:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

Crianza con apego Lactancia Parto natural ...

La odisea de la lactancia exclusiva o cómo sobrevivir a las primeras semanas con éxito

Lo sé, lo sé, parece que hayan pasado siglos desde la última vez que nos leímos. Mis canas y yo al menos tenemos esa sensación. Pero es que, queridas lectoras mías, no os escribo desde el manicomio pero poco me ha faltado. Lo que sí es cierto, y no lo digo por echarme flores sino por que me excuséis las faltas de ortografía, es que estoy escribiendo estas líneas en un teléfono. Con la mano derecha ...