Ecología

Musa Frugal Idea guardada 38 veces
La valoración media de 262 personas es: Excelente

Lista de cosas que no necesito: Declaración anticonsumista



Vivimos en una sociedad que nos educa para acumular posesiones materiales. Debido a esta adicción a lo material, pasamos décadas trabajando en cosas que no nos interesan, haciendo realidad los sueños de los demás y endeudándonos para satisfacer esa irresponsable necesidad de consumo.

Síntomas de la adicción material

Muchísima gente, sea cual sea su nivel económico, tiene casas que no puede pagar, más de un coche, dispositivos electrónicos de última generación (iPad, iPhone, portátil, consola de videojuegos, tele de plasma…) y armarios de temporada. Tener a una persona que limpie la casa es algo tan normal que ya ni siquiera se considera un lujo. Por supuesto, es igualmente común tener a otra persona que vigile a los niños mientras los padres trabajan o hacen otras cosas. Esas mismas personas tienen a penas 15 días de vacaciones al año, durante los cuales vacían su cuenta corriente para ir a recorrer países enteros a toda prisa. Y no hablemos de la fiebre de las suscripciones: gimnasios, clases de Zumba, Amazon, cable, Spotify…

En resumen: vivimos peligrosamente por encima de nuestras posibilidades. Nuestro nivel de vida no es sostenible. Hemos perdido la noción de lo que es un lujo, y creemos que tener un segundo coche es una necesidad básica. Incluso las personas que cobran el salario mínimo, y viven a penas por encima del umbral de la pobreza, tienen un iPhone en el bolsillo con el que te pueden enseñar las fotos que hicieron en la Riviera Maya.

¿Qué significa todo esto? ¿Dónde están nuestras prioridades?

Una vida acumulando cosas

Al igual que muchas otras personas, yo también fui educada para ser consumista. Yo también creía firmemente que necesitaba comprarme un bolso nuevo, que debía renovar mi smartphone, que sería más feliz en una casa más grande. Trabajaba horas y horas, con frecuencia pluriempleada, para comprar cosas y más cosas. Es más, tenía una lista donde apuntaba todo lo que todavía no tenía (y que llamaba “lista de cosas que necesito“). Cuando se acercaba mi cumpleaños, o Navidad, enviaba esa lista a mis familiares y así conseguía todavía más cosas.

Un día me di cuenta de que cuanto más tenía más miserable me sentía. Por mucho que acumulara, mi nivel económico nunca me permitiría vivir como los ricos de las películas, como los medios y la sociedad nos educan para querer vivir. Sentir ese déficit, entre mi miserable realidad y el ideal prometido, me traía todavía más infelicidad.

¿La solución? Trabajar más y más y más… y olvidarme de lo que me hacía feliz. Y lo olvidé. Completamente. Durante muchos años no pude recordar qué era lo que me motivaba. Me mudé a otros países (al Reino Unido primero y, luego, a Estados Unidos) en busca de economías más fuertes en las que pudiera trabajar más y ganar más dinero todavía. Para comprar más cosas. ¿El resultado? Solo más insatisfacción.

Y entonces comprendí que vivía prisionera de mi “lista de cosas que necesito“. Prisionera de mis hábitos de consumo. Víctima de una sociedad irresponsable que nos educa para consumir a lo tonto y trabajar como burros. Y así es como me convertí en una friki de la frugalidad. Una radical del minimalismo. Una ninja del ahorro. Una anarquista del consumo.

materialismo


Lista de cosas que no necesito

Esta es mi lista de cosas que no necesito. La única lista que todos deberíamos hacer y la única que debería guiar nuestros hábitos de consumo. La hice para romper con mi antiguo yo, mi pasado manirroto e irresponsable, y declararle al mundo mi firme compromiso hacia la libertad, la felicidad y la verdadera abundancia: el reinado de lo inmaterial.

inventos innecesarios: pelador maiz
Cosas de la cocina

No necesito una panificadora

No necesito un pelador de ajos

No necesito un microondas

No necesito un juego de té ni un set de tacitas de café

No necesito más que 4 o 5 cacerolas y sartenes

No necesito comida que no voy a consumir

Montones de maquillaje
Cosas del baño

No necesito un exfoliante de huesos de albaricoque

No necesito un neceser lleno de artículos de maquillaje

No necesito un hidratante para cutículas o un reductor de ojeras

No necesito un rizador de pestañas

No necesito más que un solo perfume o colonia

No necesito ningún producto para el pelo más que el champú y el suavizante

No tengo nada que ponerme
Ropa y complementos

No necesito algo nuevo cada temporada

No necesito más de 2 o 3 bolsos

No necesito más zapatos

No necesito ropa que llevo más de 1 año sin ponerme

Electronicos innecesarios
Dispositivos electrónicos

No necesito un teléfono nuevo si el mío todavía funciona

No necesito un ordenador nuevo si el mío todavía funciona

No necesito una consola de videojuegos

No necesito un iPad o una tablet (para nada)

No necesito un ebook
Entretenimiento - Andy Singer
Ocio y entretenimiento

No necesito ir al cine o al teatro con frecuencia

No necesito televisión por cable ni canales privados

No necesito recorrer un país entero en 12 días

No necesito ir a bares o restaurantes cada semana

No necesito comprar videojuegos

Decoración y muebles

No necesito comprar más decoración de temporada
Muebles innecesarios


No necesito una lámpara nueva si las mías todavía funcionan

No necesito redecorar mi casa

No necesito muebles que vayan a conjunto

No necesito una alfombra persa del tamaño de una habitación

No necesito un sofá con 6 plazas y chaise longue, cuando solo somos dos personas

Podría seguir. Indefinidamente. Y la “lista de cosas que no necesito” es ahora tan larga como antes lo era mi “lista de cosas que necesito“. Ahora, cuando se acerca mi cumpleaños o Navidad, para aquellos familiares más consumistas que siempre aparecen en la puerta de mi casa con una panificadora o unas manoplas de silicona, les envío esta lista. “¿Y pues? ¿Qué necesitas, si no?”, me preguntan alarmados por mi tajante radicalidad. “Experiencias. Tiempo. Libertad”, respondo.

¿Y tú, qué cosas no necesitas? Deja un comentario con tu lista.

.

Fuente: este post proviene de Musa Frugal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

Hábitos calidad de vida consumo responsable ...

Menos es más

A menudo, David y yo hablamos de cómo tener pocas cosas materiales nos ha simplificado la vida, sobretodo a la hora de mudarnos. Eso me ha llevado a pensar seriamente que el minimalismo es sinónimo de ecología. Una persona minimalista, al consumir menos, usará menos recursos que un comprador compulsivo y un comprador promedio. Yo tengo la filosofía de que antes de comprar algo es mejor formularse ...

Notas activismo cambiar el mundo ...

Algunas cosas que debes evitar si quieres cambiar el mundo

Cada vez que oigo a alguien hablando sobre “querer cambiar el mundo”, me quedo pensando en lo simple y a la vez confusa que es esa expresión. Por un lado, cuando hablamos de “mundo” podemos estar refiriéndonos a muchas cosas: el mundo animal, el mundo acuático, el mundo humano, o el conjunto de todo lo existente (que es, de hecho, la primera definición que aparece en la RAE ...

vida sostenible sostenible navidad ...

Mi lista de regalos sostenibles

Fuente. Unsplash Quedan sólo dos semanas para Navidad! Si te has portado bien Papá Noél o los Reyes Magos te traerán algo, con Esturirafi como ayudante por supuesto (lee aquí la historia del nombre del blog). Así que como os conté en el post del lunes, empieza una época en la que muchas veces se consume sin cabeza, por eso desde Esturirafi nos unimos a la campaña #yocompro #yodecido lanzada por S ...

vida sostenible otoño vida sana ...

¿Necesito vitaminas?

Imagen. La luna ¡Qué bonito es el otoño! nunca había vivido uno igual, qué cantidad de colores!: rojos, amarillos, naranjas...Pero hay una cosa del otoño que llevo muuuy mal: la falta de luz. No sé si a ti te pasa, pero yo llevo unos días bajo mínimos...El sol se pone ahora mismo a las 17:11h, a mi eso me desactiva completamente, me falta energía... ¿necesito vitaminas?Hay evidencias científicas ...

Arte y cultura Educación Evolución ...

Un acercamiento antropológico a los numeros

El Códice Vigilanus o Albeldense es el registro mas antiguo de los números arábigos. El número y sus representaciones escritas ya no son cuestionados hoy en día, sin embargo fueron producto de una gran travesía humana durante muchos siglos. Los números naturales son aquellos que usamos para contar: uno, dos, tres... Los números son ideas que clasifican colecciones mediante la cantidad de elemento ...

vida sostenible notas bajo el mar ...

Bajo el mar

No sé si tenga algo que ver con el hecho de que nací en una ciudad que está muy lejos de la costa, pero en todo caso el mar siempre me ha parecido mágico. Sé que muchos compartimos esa fascinación, nos perdemos en el paisaje, ese horizonte gigante, el movimiento de las olas, la aparente calma de la superficie y los infinitos misterios de sus profundidades. Algunos asociamos al mar con las vacacion ...

Consumo responsable ahorrar ahorrar dinero en muebles ...

Compra de segunda mano y salva el mundo

En el corazón de la frugalidad y de una vida minimalista se encuentra una actitud profundamente anticonsumista. En los países desarrollados, estamos rodeados de cosas y no es necesario pagar para fomentar la producción de más cosas nuevas. Vivimos en una cultura del exceso y el sistema está diseñado para que sientas un sinfín de necesidades materiales. Pero, si lo piensas bien, no necesitas ni la ...

igualdad y derechos sociales hombre mujer ...

10 cosas que los hombres pueden hacer....

Hoy me ha llegado una interesante lista titulada "10 cosas que los hombres pueden hacer para terminar con la violencia de los hombres contra las mujeres", y me gustaría compartirlo con todas vosotras, a ver que os parece y si añadiríais algun punto más. 10 COSAS QUE LOS HOMBRES PUEDEN HACER.....: 1- Considere la violencia contra el sexo opuesto como un problema que les concierne a los ho ...

Estilo de vida Relaciones Una Vida Simple ...

UNA BODA SIMPLE: CÓMO HACER UNA BUENA LISTA DE INVITADOS

Como ya he dicho en otras ocasiones, lo más importante en vuestra boda son vuestros deseos y necesidades. Cada pareja es única y diferente, quiere ciertas cosas por encima de todo mientras evita otras a toda costa o puede gastarse más o menos en una fiesta de celebración.  La lista de invitados no es una excepción. De hecho, es una de las cosas más importantes después de saber qué es lo que querem ...

Biología Biología celular Biología molecular ...

Las hormonas sexuales: más allá del sexo

*Ignacio Camacho Arroyo Una versatilidad asombrosa permite a estas sustancias influir en el funcionamiento del corazón, los huesos, el cerebro y el sistema inmunitario. ¿Qué es lo primero que te viene a la mente cuando oyes las palabras hormonas sexuales? Quizá, igual que yo, en lo primero que pienses es en sexo. Pero desde hace varios años se sabe que además de ser fundamentales en la reproducci ...