Ecología

Idea Tu Mismo Idea guardada 5 veces
La valoración media de 6 personas es: Excelente

UN COLCHÓN PARA DORMIR BIEN Y SIN CARGOS DE CONCIENCIA

colchon

Existen muchos factores que pueden afectar a nuestro sueño y descanso, como por ejemplo el ruido, la claridad o la actividad de la estancia donde estemos durmiendo, pero hoy quiero centrarme en la importancia que tiene la elección de un buen colchón, tanto para tu salud como para el medio ambiente.

Teniendo en cuenta que nos pasamos alrededor de 23 años durmiendo, descansar bien es fundamental para nuestra salud. Pero igual de importante es que nuestro descanso no esté dañando al planeta.

Para dormir bien y sin cargos de conciencia debes de tener en cuenta 4 factores:

1. ¿QUÉ TIPO DE COLCHÓN ES MEJOR? ¿MUELLES, GEL, LÁTEX, VISCOELÁSTICO?

La elección de un buen colchón es fundamental para un descanso placentero. Tanto si es demasiado duro como si es demasiado blando, no solo será incómodo sino que perjudicará nuestra salud.

Un truco para saber si el nivel de firmeza es el adecuado, es tumbarse boca arriba e intentar meter la mano en la zona lumbar, si puedes meter la mano con facilidad el colchón es demasiado rígido, los lumbares deben tocar el colchón, pero éste no puede abrazarlos.

Que el colchón debe ser cómodo es algo primordial, pero también se debe adaptar bien al cuerpo, ya que a lo largo de la noche podemos cambiar de postura entre 20 y 60 veces.

 

– COLCHONES DE MUELLES

Los colchones de muelles son los colchones de toda la vida. Son económicos, transpiran bien (son ideales para climas cálidos) y reparten bien el peso del cuerpo, sin embargo con el tiempo tienden a deformarse y están desaconsejados para personas que sufran de alergia a los ácaros.

– COLCHONES DE LÁTEX

Los colchones de látex son muy cómodos, se adaptan perfectamente al contorno del cuerpo y absorben sus movimientos. Estas características junto a su firmeza, la transpiración y el alivio de la presión corporal facilitan el descanso.

Además no emiten compuestos volátiles y tiene propiedades antibacterianas y antifúngicas.

Pueden estar hechos de goma natural o de goma sintética. Mucho mejor escoger látex natural, obtenido de la extracción de savia del árbol Hevea Brasiliensis (el árbol del caucho), por lo que es un material natural, renovable y biodegradable.

El único hándicap es que se endurecen con el paso del tiempo, pero con un buen mantenimiento y dándole la vuelta al colchón en cada cambio estacional dura hasta tres veces más que uno de espuma de poliuretano.

– COLCHONES DE VISCOELÁSTICOS

Este tipo de colchón consta de dos partes: un acolchado de espuma viscoelástica y un núcleo de látex que proporciona suavidad y firmeza al conjunto (son muy resistentes al hundimiento).

Estos colchones combinan la suavidad del látex con la adaptabilidad y las ventajas de la viscoelástica. Así se obtiene un colchón que se adapta al cuerpo evitando la aparición de puntos de presión, aportando una sensación de suavidad y proporcionando un descanso higiénico y confortable.

 

– COLCHONES DE GEL

Los colchones de gel son los colchones más frescos del mercado, están pensados para las personas que pasan mucho calor por la noche en la cama. No ejercen presión en el cuerpo y favorecen la circulación sanguínea ya que sus columnas de gel se flexionan adaptándose a la presión del cuerpo. Además son hipoalergénicos.

 

– FUTÓN

El futón es una funda gruesa rellena solo de algodón o de algodón con núcleo de látex, se trata de un colchón firme que se puede enrollar.

Esta opción se ha ido poniendo de moda cada vez más estos últimos años con la tendencia en decoración de estilos japoneses.

Una de sus ventajas es que es transpirable tanto en verano como en invierno.

Colchon


2. ESTRUCTURA SOMIER

Elegir el colchón adecuado es tan importante como elegir el somier idóneo para tu colchón.

Existen somieres de todo tipo de materiales, madera, hierro e incluso plástico. La mejor opción es elegir madera maciza, no solo te va a durar toda la vida, sino que te aseguras que tu somier no emita compuestos orgánicos volátiles derivados de los procesos de manufacturado de la madera como pegamentos y adhesivos industriales.

A la hora de escoger tu somier, tienes que tener en cuenta el tipo de colchón que tienes, es decir, si tu colchón es de látex y viscoelástico, necesitas una cama de lamas de madera para que el colchón transpire, si tienes por ejemplo uno de muelles, puedes situarlo sobre una tarima.

3. ROPA DE CAMA

Como ya hemos visto en el apartado anterior, para un óptimo descanso no solo influye el colchón, sino más factores. En este punto te voy a mostrar que tipo de ropa de cama utilizar para descansar cómodamente.

– SÁBANAS, MANTAS Y EDREDONES

A la hora de elegir la ropa de cama tienes que tener dos cosas en cuenta, la confortabilidad y la ecología. La mayoría de los tejidos que se usan habitualmente es mezcla de algodón con poliéster, simplemente por una cuestión estética, y es que los tejidos 100% de algodón presentan arrugas difíciles de eliminar.

Un pequeño inconveniente para todas las ventajas que nos ofrece, como por ejemplo, ser un tejido natural agradable al tacto, transpirable y cuenta con muy buenas condiciones térmicas (fresco en verano y cálido en invierno).

– ALMOHADAS

Existen multitud de tipos de almohadas, las más comunes quizás sean las de espuma de poliuretano y las rellenas de poliéster, pero se trata de materiales plásticos por lo que deberías elegir una almohada de fibras naturales.

Mucho cuidado con elegir una almohada rellena de plumas de oca o similar, pues el maltrato animal que sufren es bárbaro, llegando a arrancarle las plumas hasta unas 5 veces en toda su vida.

La mejor opción es elegir almohadas de algodón o látex y hacer la prueba uno mismo antes de comprarla.

4. CERTIFICADOS Y ETIQUETAS ECOLÓGICAS

Los certificados nos ofrecen seguridad en las compras que realizamos, ya que nos aseveran la calidad y salubridad del producto que adquirimos, para la elección de un colchón debes fijarte que cumplan las siguientes normativas:

Oeko-Tex Standard 100: Este certificado asegura la inexistencia de sustancias nocivas en los productos comprados.

ISO 9001: Se centra en los Sistemas de Gestión de la Calidad (SGC), certificando que los procedimientos, recursos y procesos llevados a cabo tienen un óptimo rendimiento y eficiencia energética.

ISO 14001: Certifica que el producto ha sido fabricado mediante un Sistema de Gestión Ambiental (SGA) efectivo, es decir, menor impacto ambiental.

#. RESUMEN PARA COMPRAR UNA BUENA CAMA

Escoge el colchón que mejor se adapte a tus necesidades y tu cuerpo;  fabricado con fibras 100% naturales.

Elige un somier acorde al tipo de colchón que has escogido.

Para la ropa de cama utiliza tejidos naturales como el algodón ecológico.

Fíjate en el etiquetado, que cumpla con las normativas de calidad y ambientales.

¡Duerme bien y sin cargos de conciencia!
Click To Tweet


.

Fuente: este post proviene de Idea Tu Mismo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

3 IDEAS DE MARKETING DIY PARA TU NEGOCIO

¡Qué pasa ecomanitas!  Normalmente siempre que hablamos del Do it yourself nos referimos a las manualidades y el bricolaje,  pero en esta ocasión vamos a darle otro enfoque y a hablar de marketing DIY ...

3 AÑOS DE DISEÑO SOSTENIBLE

¡Que pasa ecomanitas! Hoy vengo muy contento porque es el 3º aniversario de Idea Tú Mismo, 3 años compartiendo esta filosofía de vida basada en el reciclaje creativo y los hábitos sostenibles. Así que ...

Recomendamos