Ecología

Musa Frugal Idea guardada 18 veces
La valoración media de 57 personas es: Excelente

Transforma tus hábitos de consumo en 6 pasos

Como cambiar tus habitos de consumo | www.musafrugal.com


Nuestros hábitos de consumo dictan cómo vivimos nuestra vida. Pagar facturas, comprar cosas, salir, viajar, vivir en casas más grandes, pagar por tener más comodidades… Son algunas de las razones por las que pasamos décadas trabajando a jornada completa, apenas llegando a fin de mes  y contando los días para las vacaciones. Llevar una vida frugal y minimalista consiste en reformular por completo tus hábitos de consumo, transformando lo que ahora es una espiral de deuda, gasto y falta de tiempo en un círculo sostenible de abundancia y libertad.

El primer paso para vencer nuestros hábitos de consumo consiste en aceptar el problema: Tenemos unos hábitos terribles. Manejar dinero y recursos se nos da realmente mal, y el problema es del sistema mismo. Vivimos en una sociedad irresponsable que nos educa para consumir a lo tonto y trabajar como burros. Los bancos nos animan a gastar más de lo que tenemos. Los comercios nos seducen con hechizos publicitarios. Los medios nos convencen de que nuestra felicidad está dictada por nuestras compras. Incluso el calendario anual, que antaño estaba estructurado alrededor de las lunas, las cosechas y las mareas, ahora está dominado por los eventos de consumo.

Así, nos vemos arrojados a una frenética carrera laboral en la que se nos va la vida entera, dedicándonos a perseguir dinero para consumir.

Tener unos hábitos de consumo más responsables no solo te ayudará a ahorrar dinero, también te hará más feliz, más libre y te enseñará a valorar las cosas importantes de la vida.

Quizá los únicos que todavía recuerdan otra forma de vida son nuestros abuelos y abuelas. Ellos son expertos en vivir con poco, y saben atesorar relaciones y experiencias, en lugar de objetos. Transformar tus hábitos de consumo significa volver a esos valores que antes teníamos tan interiorizados. Pero no siempre es fácil ser un consumidor responsable. El mercado está diseñado para seducirte.

Si quieres transformar tus hábitos de consumo, prométele fidelidad incondicional a tu minimalista interior e identifica las tentadoras curvas de la mercadotecnia. Así es como lo hacemos nosotros, y gracias a estos hábitos de consumo responsable hemos conseguido ahorrar más del 50% de nuestro sueldo. Tú también puedes hacerlo. ¿te animas a probarlo?

¿Pero cómo podemos resistir los impulsos del consumo?

1. Cambia el chip y disfrútalo

Se trata de hacer un cambio de mentalidad. Tienes que estar convencido, emocionado, ilusionado por el proyecto de ahorrar, minimizar, reducir… Yo disfruto planeando mi presupuesto. Cada vez que elimino un gasto inútil, me siento como una ninja del ahorro cortando cabezas enemigas con mi letal sable minimalista.

No te sientas mal por cambiar tus hábitos ni te sientas excluido o marginado de tu entorno social. Por el contrario, céntrate en las relaciones que tienes con tus amigos, el tiempo que compartes, la complicidad que desarrollas con ellos… porque eso es lo verdaderamente importante, no cuánto dinero gastas cuando quedas con ellos. Te aseguro que pronto te darás cuenta de que tus relaciones personales son más auténticas y significativas cuando dejan de depender del dinero.

No te sientas como un bicho raro por ser minimalista y frugal. La próxima vez que te veas en una situación en la que normalmente gastarías dinero intenta decir esto: “Lo siento, estoy siguiendo una estricta dieta económica y no puedo”.

2. Necesidades y caprichos

Una de las armas secretas del consumo es hacer pasar caprichos por necesidades. Lo logran haciéndote creer que necesitas cosas, es decir: inventándose necesidades nuevas. Sin embargo, nuestras verdaderas necesidades son, en realidad, muy pocas. Lo esencial se reduce a: Comida, vivienda, cuidados médicos, ropa, forma de transportarnos de un sitio a otro y el apoyo de nuestra comunidad. No importa la marca ni la popularidad del producto: solo la calidad y la durabilidad.

Identifica todo lo que no es esencial y somételo a un profundo análisis. ¿Aporta verdadero valor a tu vida? ¿Te hace feliz por otras razones? Si no es así, y casi nunca lo es, saca tu espada ninja y ¡zas! Un gasto menos.

3. Pospón las compras

Un sencillo ejercicio para combatir la inercia del consumo es simplemente posponer las compras. Antes de comprar algo, espera. Procrastina tus compras. Con toda seguridad, la simple espera te hará darte cuenta de que, en realidad, no lo necesitas.

Así es como yo lo hago: Cuando veo algo que quiero comprar lo apunto en una lista. Al cabo de una semana, repaso la lista de nuevo. Si todavía creo que lo necesito (con mucha frecuencia, me doy cuenta de que puedo sobrevivir perfectamente sin eso) lo dejo apuntado unos días más. Si he sobrevivido dos semanas sin eso, seguramente no es tan necesario. No vayas corriendo a comprar algo solo porque el que tenías se ha terminado. Haz la prueba de la lista y verás que muchas de las cosas que compras de forma rutinaria no son necesidades en absoluto.

Y si, por el contrario, después de todo esto, veo que sigue siendo una necesidad, entonces investigo las opciones disponibles. Busco ofertas, consulto las plataformas de bienes usados y opto por la mejor relación calidad-precio.

¡Te aseguro que este simple ejercicio te ayudará a eliminar muchos gastos innecesarios!

4. Haz buenas compras

No se trata de comprar siempre lo más barato. Lo fundamental para hacer una buena compra es encontrar productos de calidad que duren mucho tiempo, aporten valor a nuestras vidas y tengan el precio justo.

Unos zapatos de 10 la mar de monos pueden parecer un chollo, pero, si los vas a tener que tirar dentro de un mes, no lo es. Con los productos de alimentación es especialmente importante priorizar la calidad por encima de todo. A fin de cuentas, eres lo que comes.

Fíjate también en la huella ecológica y en la dimensión ética de los productos. ¿Se trata de una marca notoriamente famosa por extender prácticas nocivas para el medioambiente? ¿Es el producto de una gran empresa que vulnera los derechos humanos de sus trabajadores? ¿El envase es reciclable? ¿Contiene productos tóxicos? Es importante tener en cuenta que cada vez que hacemos una compra estamos apoyando y fomentando ciertas prácticas. Nuestro dinero es poderoso. Asegúrate de estar ejerciendo bien ese poder.

5. Ponte las gafas anticonsumismo (y no te las quites)

Con frecuencia las artimañas mercantiles nos deslumbran. Aprende a identificar las trampas del marketing y no te dejes deslumbrar. Algunos de los síntomas más evidentes son: Envases de formas y colores llamativos; promesas de felicidad, popularidad o belleza; productos que tienen una única función demasiado específica (por ejemplo: un pelador de ajos, un calentador de manos); productos que requieren el uso de otros productos… Cuando te encuentres ante estos objetos en una tienda ten por seguro que son artificios del marketing diseñados con un único propósito: meter mano en tu bolsillo. No lo permitas.

Ponte tus gafas anticonsumismo y no te dejes deslumbrar por las lentejuelas del mercado.

6. Más crear y menos consumir

Cada vez que haces algo tú mismo (DIY) en lugar de comprarlo (ya sea alicatar el baño, cortarte el pelo o hacerte las cortinas) estás beneficiándote a muchos niveles. En primer lugar, obviamente, estás ahorrando dinero. Además, estás contribuyendo a romper con la dominación mercantil, fomentando la creatividad personal. Y, por último, estás aprendiendo nuevas habilidades que pueden servirte en muchos otros aspectos de tu vida.

Internet es una cantera infinita de manuales y tutoriales para todo tipo de proyectos DIY. Desde los regalos de Navidad a los arreglos domésticos, intenta hacerlo tú mismo. La próxima vez que necesites algo, antes de echar mano a tu cartera, escribe en Google “Cómo hacer [X]” e inténtalo. Para mí, Pinterest es un recurso fabuloso donde siempre encuentro buenas ideas e inspiración. Echa un vistazo a nuestros tableros de Pinterest si andas en busca de inspiración.

Transformar nuestros hábitos de consumo solo requiere de voluntad y de confianza. En cuanto pruebes los beneficios de llevar una vida minimalista y frugal, créeme, no entenderás cómo has podido vivir despilfarrando tantos años.

Líbrate de las cadenas del consumo, no vivas dominado por tus posesiones materiales y pronto descubrirás un yo más simple, relajado y feliz. 

.

Fuente: este post proviene de Musa Frugal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hacer regalos: Cómo amar sin arruinarse

Durante estas fechas navideñas, hacer regalos puede ser una pesadilla. La obligación social, el gasto económico que conllevan, el tiempo que hay que destinar a ir de compras, el quebradero de cabeza & ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

Sin categoría

El ahorro, la clave del consumo colaborativo

En España todavía no son muchas las personas tienen conocimiento de esta modalidad de economía y no solo es una tendencia del mercado destinada a instalarse de manera generalizada al igual que ya pasa en muchos otros países, sino que también ofrece a los usuarios que la practican, multitud de ventajas de las cuales, el ahorro, debido al marco económico español, cobra mayor relvancia. Por un lado, ...

vida sostenible #lentejaaconseja cambio ...

#LentejaAconseja | Comenzando con hábitos saludables.

No necesitamos que sea año nuevo para comenzar a cumplir con propositos buenos para nuestra vida, en este post veremos unos cuantos consejos y modos de como iniciar, mantenernos y cumplir con esos propósitos que hemos dejado algo olvidados. Primero un poco de historia, Maxwell Maltz fue un reconocido cirujano plástico de la Universidad de Culumbia en los años 50´s mientras realizaba sus operacione ...

vida sostenible iluminación bombillas de bajo consumo ...

Diferencias entre LED y bombillas de bajo consumo

Aproximadamente una cuarta parte del gasto energético del hogar se debe al consumo en iluminación. Por suerte, en los últimos años han aparecido nuevas tecnologías que permiten sustituir las típicas bombillas incandescentes proporcionándonos un ahorro tanto energéticos y económicos. Las nuevas bombillas son de dos tipos principalmente: las bombillas de bajo consumo y las bombillas LED. Las princip ...

vida interior minimalismo

5 Hábitos Minimalistas

El minimalismo no es algo que se consigue de la noche a la mañana y, al igual que los hábitos, se logra con esfuerzo y de realizar actividades con regularidad. No es una práctica estricta, pero el minimalismo requiere de hacer cambios en nuestras costumbres, rutinas y hábitos. Ahora, lo increíble de los hábitos es que no se heredan y que se pueden aprender. Lo único que exigen de cada uno es la co ...

Propósito eco basura consumo responsable ...

Propósito eco de septiembre: reducir el consumo de plásticos

Las vacaciones me han servido, además de para descansar, para pensar en nuevos contenidos útiles y originales para el blog que nos ayuden a ser más conscientes y sostenibles cada día. Cada mes traeré un nuevo propósito eco y una serie de rutinas sencillas con las que podremos alcanzar nuestro objetivo fácilmente.  Por si no lo sabías septiembre es el mes idóneo para adquirir nuevos hábitos. Hace p ...

vida sostenible casa eficiencia energética ...

10 Sencillos hábitos para ahorrar energía en casa

En el post de hoy vamos a hablar de algunos hábitos sencillos de adaptar que nos permitirán ahorrar energía en casa y por tanto reducir la factura eléctrica. En climatización 1. La temperatura adecuada en el hogar oscila entre los 18ºC y los 20ºC en invierno, y entre los 24ºC y 26ºC en verano. Se puede gastar menos energía en climatización aprovechando el calor y el frío de fuera, permitiendo el  ...

vida sostenible yokonoen alimentación ...

Se necesitan políticas para el consumo de alimentos sanos

Una publicación de www.Dragondeluz.com: El maestro Masashi Asano, explica la importancia del cultivo natural Masashi Asano propulsor de la agricultura sostenible enfatizó en la importancia de la producción de alimentos naturales, libre de contaminación de insumos químicos. Uno de los mayores riesgos que trae consigo el cambio climático es la inseguridad alimentaria. Las lluvias, tormentas, heladas ...

alimentación saludable eco lo probé y funciona ...

Consumo responsable ¿Sí o no?

De pequeña me crié en un barrio de una preciosa ciudad, Rosario, Argentina. Con una tele en blanco y negro, sin teléfono (hasta llegada mi adolescencia), sin ordenador, mucho menos móviles y sin un montón de cosas que hoy parecería imposible no tener para le existencia cotidiana… En cambio tuve árboles, columpios, casitas de juguete en lo de mis amigos, gatos, perros, arco iris, charcos, bar ...

café comercio justo ecologia ...

Por un Consumo de Café más Responsable

Imagen: Unsplash Hace unas semanas contactaron con nosotras desde Fairtrade para hablarnos de un desafío relacionado con el café que han lanzado coincidiendo con el Día Mundial del Comercio Justo (14 de mayo). Así que el post de hoy va dedicado a todos los amantes del café, que sabemos que son muchos. ¿Eres de las que se toma una o varías taza de café todos los días? ¿Sabes de dónde viene ese caf ...

Destacado dairy dia de la madre ...

Amo a mi mamá y por eso no consumo lácteos

Se viene el día de la madre, y yo quiero hablar de un tema sensible: tiene que ver el amor que siento por mi mamá, los hábitos alimenticios y las mentiras que nos decimos para evitar salir de la zona de confort. Me costó bastante trabajo decidir por dónde empezar y cómo abordarlo, porque es un tema que tiene muchas aristas y que sé que genera muchas ampollas. No quiero desviarme y terminar habland ...