Blog de Fátima A. Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Normal

Día Mundial de la Salud: cuidemos también de la Salud emocional o mental

En el canal de padres de facilisimo, como sabéis, canal de modero desde hace años, estoy acostumbrada a proponer temas relacionados con el bienestar emocional de los niños, prácticamente desde que éstos son unos bebés. Por eso, hoy se me ha ocurrido lanzar algunas preguntas al aire. Preguntas que os hago de adulto a adultos, honestas y directas, que podéis o no contestar....

Primero de todo, quisiera contextualizar un poco, a qué nos referimos cuando hablamos de salud mental. Los expertos señalan que velar por este tipo de bienestar, hace referencia al equilibro que encuentra una persona en relación a su entorno socio-cultural. Pero cuando hablamos de salud emocional en relación al día a día, quizá haya que ahondar algo más en el tema e intentar encontrar cuáles son los factores que tienen que ver con una 'buena salud mental': el tipo de relaciones que tengamos con nuestra familia y amigos, la percepción que tengamos del Yo, es decir, nuestro autoestima, cómo nos vemos y cómo nos gustaría que nos vieran, nuestra salud fisica y también los problemas que tengan nuestros seres queridos, que suelen tener que ver con nuestro bienestar. 

¿Os paráis a pensar en estas cosas, en vuestro día a día?

Imagen 0

Foto Via. Atenea324

...Y he aquí algunas de las preguntas a las que me refería: ¿Te consideras una persona feliz? ¿Qué consideras que forma la felicidad, un estado general, o pequeños momentos? ¿Eres capaz de estar solo, eventuramente, y no sentirte mal?

Al parecer, y según los expertos en psicología emocional, la idea de felicidad es totalmente subjetiva, y estaremos en un umbral feliz...cuando seamos conscientes de que la felicidad es un trayecto o camino, que no hay que obsesionarse con el concepto y tampoco mitificarlo. Nadie es completamente feliz 'todo el tiempo', pero sí que posee razones, momentos, pensamientos, sensaciones que le producen felicidad, y el camino es buscarlos, encontrarlos y reconocerlos.

Por otro lado, si somos capaces de estar solos en muchos momentos, habremos conquistado la libertad del Yo. Pues no dependemos de nada ni de nadie y entonces sí que podemos amar libremente.

¿Qué os parece esto? A lo mejor a algunos os resulta demasiado obvio hablar de estas cuestiones, pero por lo menos ¡hablemos de ellas! :) 
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos