comunidades

La amplia degradación del Gran Chaco

El 8 % de las áreas que aún no han sido deforestadas del Gran Chaco argentino, el bosque seco más extenso de Sudamérica, ya están degradadas.

Esta sería una problemática que afectaría la captura de dióxido de carbono (vital para la mitigación del cambio climático) y a la biodiversidad local.

A partir de las imágenes satelitales utilizadas en un estudio publicado en Journal of Applied Earth Observation and Geoinformation, 24.877 km2 de bosque fueron afectadas por distintas perturbaciones entre 1990 y 2017.

Según los investigadores del estudio, la superficie del Gran Chaco es actualmente un tercio de lo que fue deforestado, principalmente para el uso de la agricultura.

Entre 1985 y 2013, más de 74.000 km2 de terreno se dedicaron para los servicios agrícolas. En 1987, la extensión de bosque llegaba a los 370.000 km2; 26 años después se estiman en aproximadamente 295.000 km2.

La investigación advierte que la degradación podría ser mayor y el resultado obtenido podría considerarse como conservador. Las imágenes satelitales del Gran Chaco resultan dificultosas para captar alteraciones sutiles.

Tobias Kuemmerle, uno de los autores del estudio, afirmó que los bosques secos tropicales son importantes para la regulación de nuestro clima y la biodiversidad. Además, brindan muchos servicios ecosistémicos a la población local.

La causa de todo esto es principalmente por la conversión de los bosques como el Gran Chaco a un ambiente en torno a la agricultura, agregó Teresa De Marzo, una de las autoras principales de la investigación.

Según el trabajo, las provincias con más tasas de perturbación fueron Córdoba (13 %), Santiago del Estero (12 %) y Catamarca (11 %).

La intervención humana es la principal causa de deterioro en el Gran Chaco

Los autores del estudio explican que aunque algunas perturbaciones pueden ocurrir de forma natural, la gran mayoría son causadas por las personas.

Las acciones humanas provocan distintos efectos a diferentes escalas sobre el Gran Chaco:

La deforestación libera carbono que antes estaba retenido en la tierra

Produce cambios en los ciclos del agua

Aumento en las napas con efectos de salinización

Deterioro de los suelos
María Vallejos, investigadora del Departamento de Métodos Cuantitativos y Sistemas de Información de la Facultad de Agronomía de la UBA, explica que la salinización es lo más grave, porque no solo no tendremos más bosque, sino tampoco tierras productivas.

Fuente: este post proviene de Gedésica, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: ECOLOGÍA

Recomendamos