comunidades

Recicla aceite de cocina usado y gana un Jabón natural como los de antaño

Fabrica un magnífico jabón natural en casa, reciclando el aceite usado de cocina

En esta nueva entrada incentivamos el reciclaje casero y la reutilización de nuestros residuos, pero además, desde un punto de vista medioambiental, es una opción genial para deshacernos del aceite usado reciclándolo.

¡La fabricación de este tipo de jabón es ideal para la piel, la ropa y para nuestros bolsillos... ya que es muy económico!



El método a utilizar es en frío y se puede utilizar cualquier aceite de cocina que se haya usado previamente, siempre colándolo eso sí.
Compartimos ahora un sencillo y práctico video, dónde se pude ver paso a paso el proceso:






Consejos para la preparación de nuestro jabón natural:

Es recomendable trabajar en un lugar bien ventilado.

Usar gafas y guantes protectores, pues la soda cáustica es muy corrosiva y no debe entrar en contacto con la piel.

No debemos utilizar recipientes de metal, y es importante tener a mano un palo de madera para mover la mezcla.

Por último, necesitaremos un cuchillo para partir las piezas en el tamaño que más nos guste, una vez desmoldado el jabón.

Los ingredientes necesarios para la preparación de unas 30 pastillas de jabón casero (ya que nos ponemos, habrá que hacer para la familia también...), son:

2,5 litros de aceite de cocina usado y colado previamente,

2,5 litros de agua (del grifo) y

½ kilo de sosa cáustica, (si se va usar para limpieza) o bien 330 gr (si se va realizar para un uso cosmético).

 Ahora lo detallamos una vez más paso a paso, ¡Vamos allá!:

1. Nos ponemos las gafas y guantes protectores,
2. Diluimos la sosa cáustica en el agua, agregándola lentamente y con mucho cuidado (ya que puede producir vapores tóxicos), 
3. A continuación se producirá una reacción química que liberará calor y que necesitará un par de horas para enfriarse. A este preparado se lo conoce como lejía cáustica,
4. Después de la espera pertinente, vertimos lentamente el aceite sobre la lejía cáustica, removiendo de forma constante y en el mismo sentido para evitar que se corte el jabón,
5. Consejo estético: se puede aromatizar y colorear agregando los colorantes naturales y los aceites esenciales, siempre y cuando la mezcla baje a la temperatura de 40ºC,



6. Cuando ya tengamos nuestra mezcla final, la volcaremos en los moldes (pueden ser barreños, bandejas de plástico, botellas de plástico, táperes?), y los dejaremos endurecer varios días antes de desmoldar; podemos pincharlo como un pastel para ver si el interior está duro y en su punto ;-),
7. Finalmente, una vez que desmoldemos, lo dejaremos secar aproximadamente 20-30 días, lo cortaremos a nuestro antojo y ya podremos utilizar nuestro jabón natural y casero como los que hacían nuestras abuelas.

Esperamos que os haya gustado...

¡No olvidéis que en Tuchatarra.com puedes conocer muchas más formas de reciclar y ganarte unos duros!



Fuente: este post proviene de Blog de TuChatarra, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos