Blog de Clara Sánchez Idea guardada 6 veces
La valoración media de 10 personas es: Normal

¿Cómo se mide la huella ecológica?

Imagen 1


En un mundo globalizado como en el que actualmente vivimos, donde comprar algo procedente del otro lado del planeta a veces es más económico que comprar el mismo producto a un comerciante de nuestra ciudad o pueblo, en ocasiones nos olvidamos de que, aunque sea más económico para nuestro bolsillo, no lo es para el medio ambiente, y diariamente, y sobre todo desde las últimas décadas hemos visto cómo la globalización y el libre comercio han perjudicado seriamente nuestro entorno.

Esto es lo que se denomina como huella ecológica: es decir, a los costes de producción se suman los de transporte, lo cual genera unas emisiones y gasto de energía importantes al ser distribuidos, daño que aumenta cuanto más lejano esté el punto de destino del de origen.

Imagen 2


¿Pero podemos medir esta huella ecológica? Aunque hay unos parámetros básicos que sirven como indicadores para medir el impacto medioambiental de una determinada producción, lo cierto es que es bastante complejo, pero sí que se puede hacer una estimación, normalmente basada en:

- Las hectáreas que han sido necesarias para la producción en casa de que sea vegetal o la superficie necesaria para alimentar al ganado o la superficie marina para producir el pescado.

- Las hectáreas de bosque que se han precisado para poder ausmir la cantidad de CO2 que ha provocado el consumo energético: aquí entrarían tanto para los gastos de producción como para los de distribución y venta.

Actualmente existe una escala global que trata de estimar la cantidad de huella ecológica que se produce por habitante, que en datos de 2005 la cifra en 2,7 hectáreas por habitante al año, y por países, señala a Emiratos Árabes Unidos, a Estados Unidos, Finlandia, Canadá y Kuwait, como los principales países en un ranking de cantidad de hectáreas necesarias para su consumo interno. Podéis ver más sobre la huella ecológica por países en este mapa:

Imagen 0


Asimismo, también existe una relación que mide la cantidad de huella ecológica producida según sectores:

- 47.5% Quema de Combustibles Fósiles
- 22.0% Agricultura
- 7.6% Madera, Pulpa y Papel.
- 6.7% Pesca
- 6.3% Ganadería
- 3.6% Energía Nuclear
- 3.6% Asentamientos Urbanos o ciudades
- 2.7% Obtención de Leña

Cuanto menos resulta curioso conocer estos datos para ser conscientes del impacto medioambiental que tiene lo que consumimos. ¿Vosotros tenéis en cuenta la producción local  a la hora de reducir esta huella ecológica? 

Imágenes: PJP/flickr, Kamil Porembinski/Flickr y Wikipedia
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

vida sostenible ecologia

La huella ecológica

La huella ecológica es una medida de la demanda humana sobre los ecosistemas del planeta tierra. Es una medida estandarizada de la demanda de capital natural que puede ser contrastada con la capacidad ecológica de regenerarse que tiene el planeta. Representa la cantidad de tierra biológicamente productiva y zona marítima necesaria para suministrar los recursos que consume un ser humano. Con el uso ...

alimentación ecológica la farmacia de dios remedios naturales ...

Beneficios y propiedades de la patata ecológica

Posee enormes propiedades alimenticias y curativas Hay que tener muy en cuenta que las patatas de producción ecológica, contienen al 100/% todos sus nutrientes y propiedades curativas y beneficiosas para el organismo, mientras que las patatas o papas procedentes de cultivos tradicionales poseen las propiedades en valores más bajos. Patata ecológica, breve historia La patata tiene su origen en la c ...

sostenible medio ambiente crisis ecológica ...

Si el futuro no es sostenible, no existirá

Optar por un estilo de vida más sostenible ya no es una elección, sino un deber. ¿Por qué? La crisis ecológica mundial ha obligado a plantearnos cómo debemos actuar en un futuro si queremos que este último exista. Cada vez son más los países que deciden incorporar la economía circular a sus sistemas y toman medidas en industrias como la alimentaria, textil, el transporte o los recursos energético ...