La ecocosmopolita Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

The Goood Shop. La buena tienda que comparte buenas historias de gente buena

Carmela es capaz de enamorarte en tres frases y seguramente lo sabe. Como quien no quiere la cosa, porque en una primera impresión probablemente te parecerá tímida. pero en breve habrás caído en la red de su risa fácil y sus historias multicolor.

Es la persona detrás de la tienda online The Goood Shop, una tienda online que nace de la convicción de que detrás de todo buena marca, siempre hay una gran historia que merece ser contada, y de This is Goood, un blog centrado en buenas historias de buenos proyectos. Nos hemos hecho amigas gracias al Colectivo Hola Eco pero además soy una gran fan. Cuando Carmela empieza a hablar, el tiempo se esfuma. Cuando te das cuenta, llevas muchas cervezas en el cuerpo, diez horas fuera de casa, y seguramente nada de batería en el móvil (o así “me han contado”).



Cuando le pedí que me hablara de su infancia se presentó como “una gallega de aldea”. Definitivamente, sus orígenes forman parte de su esencia y, con razón, se siente muy orgullosa de ellos. La escucho hablarme de casa y me entran ganas de subirme al primer tren… “En Galicia no le decimos ‘jardín’ a las fincas, les decimos ‘huertas’, porque siempre hay algo productivo en ellas. En la huerta de mi casa hay árboles frutales, viñas, kiwis, naranjos llenos de naranjas”. Con este paisaje creció nuestro personaje de hoy, sin muchos más juguetes que piedras, palos y ramas. En lugar de parques, un gran campo en el que correr a sus anchas.

Los abuelos de Carmela eran agricultores y ganaderos de pequeña escala, como es habitual en Galicia, y Carmela creció viéndolos trabajar la tierra y vender lo poco que sobraba, mientras corría entre el río y el monte con una libertad que le dio alas para volar. En este entorno, desde luego, siempre supo perfectamente de dónde venía todo lo que comía y disfrutó, cómo no, de alimentos deliciosos, frescos, sabrosos y cultivados con el amor de la familia. Es decir, los mejores del mundo.

La lectura siempre fue la gran pasión de Carmela. Bueno, tal vez deba decir las historias: leerlas y también contarlas. Aunque quería estudiar periodismo, acabó en publicidad por que era más fácil entrar a esta carrera, pero no tardó en cogerle el gustillo a camino que el destino le legó. “Lo entendí como un juego. No pensaba en qué estaba vendiendo, ni en la industria en la que estaba participando, sino en las posibilidades creativas que me daba. Porque la publicidad es un medio genial para inventar, para imaginar y para escribir”.

Barcelona multipremiada

Cuando terminó la carrera, Carmela llegó a Barcelona con ganas de vivir otras cosas y también de entrar a las grandes agencias de publicidad y “llegar a lo más alto”. Lo logró pero se llevó algunas sorpresas con las que no contaba. Por ejemplo, descubrió que la comida, desde un trozo de pan, hasta las verduras, no eran lo que ella conocía. “Había hasta tomates y pimientos del padrón todo el año, pero nada tenia el mismo sabor”. Además, la comida venía súper envasada, había muchísimos precocinados y Carmela, como casi todos en la ciudad, producía muchísima basura.

De todas formas, Carmela iba cumpliendo metas: pronto formó parte de una gran agencia y, como es una gran contadora de historias, una de sus campañas (una realmente hermosa) ganó todos los premios con los que soñaría cualquier publicista: el León de Canes, el Clio, el Premio Nacional del Club de Creativos, el Ampe… El problema estaba en que, a pesar de que era una campaña de la que se sentía realmente orgullosa, Carmela no era realmente feliz. Trabajaba muchísimas horas (“normal” en publicidad) y echaba de menos la conexión con la naturaleza y la calidad de vida de la aldea. Algo no estaba bien.

Dándole la vuelta

Por esos tiempos sucedió algo que le sacudió: el accidente de Rana Plaza en Bangladesh, del que te hablamos en este artículo, en el que murieron cientos de trabajadores de la industria de textil. Como probablemente recordarás, trabajaban en condiciones lamentables y sin ninguna seguridad, para garantizar la ropa barata a la que nos hemos acostumbrado en occidente. Carmela decidió que, como consumidora, no podría seguir financiando este sistema enfermo, pero también se dio cuenta de que era muy difícil conseguir alternativas. Y como le pasa a las mentes brillantes, se le ocurrió una buena idea.

Cuenta que ese día estaba trabajando horas extras, ya en una agencia pequeña (que fue su primer paso hacia un cambio de vida), pero aún para proyectos en los que no creía. Fue cuando se dijo que no debería dedicar su tiempo a grandes empresas, sobradamente conocidas. “Pensé que en realidad, lo que tenia que hacer como publicista, era destinar esas horas a dar visibilidad a aquellas marcas y  aquellos productores que de verdad están haciendo lo posible para que este sistema cambie, sea más justo y deje de explotar a las personas y al medio ambiente.”

















Esta fue la semilla de The Goood Shop. “¿Que todo el mundo compra en Amazon? Pues yo voy a hace un “Amazon” que sea bueno y todo lo que se venda ahí será bueno”. Rápidamente abrió el blog, This is Goood y, así como en la tienda solo habría productos buenos, en el blog contaría las historias de personas y de marcas que estén haciendo algo positivo para el planeta, porque de las que lo hacen mal, ya nos hablan los medios tradicionales. “Por un lado, se merecen toda la visibilidad del mundo y por el otro lado, sirven de inspiración y es como una gran bola de nieve, porque todos decimos, ‘pues yo también puedo hacer este pequeño cambio’.”

This is Goood tomó su propia identidad, independiente de la tienda, pero en cambio el lanzamiento de The Goood Shop se retrasó mucho porque, ya lo sé yo, es muy difícil montar un proyecto así mientras trabajas horas y horas en una oficina. Así que llegó el momento en el que Carmela se armó de valor y dejó la agencia para cumplir un sueño.

The Goood Shop “subió la persiana” hace casi dos años, y hoy comparte la tienda online con su trabajo como freelance para clientes que, en lo posible, comparten sus valores.

“Lo bueno de consumir de forma responsable -dice Carmela-, aunque sea un poco más complicado, es que siempre descubres una buena historia y ayudas a hacerla realidad”. Un poco eso es lo que quiero hacer con este post, porque The Goood Shop es justamente eso: una hermosa tienda, con una persona hermosa detrás. que está dándolo todo por ayudar a otros buenos proyectos que necesitan una mano. Así que con este post ¡me uno a la cadena! Carmela está haciendo un trabajo tan hermoso que necesito que conozcas. ¡Por favor, ¡no dejes de visitar su página!

Y ahora, para terminar, ¿dejamos que Carmela nos explique algunas de mis historias preferidas de The Goood Shop?

Algunas de las buenas historias de The Goood Shop

teixidors.The Goood Shop


TEXIDORS

Hace más de 35 años, dos emprendedores de Terrassa hicieron dos descubrimientos: tejer con telar manual es terapéutico para personas con discapacidad psíquica, las personas con discapacidad psíquica tienen una habilidad extraordinaria para la minuciosidad, concentración y destreza que requiere el uso de telares manuales. Hoy Teixidors es una empresa reconocida internacionalmente que destaca por la felicidad de sus trabajadores y por la belleza única de sus productos textiles.

Debosc. The goood shop


DEBOSC

Debosc nació en el garaje de una familia de la comarca de la Selva.

Fue una idea de Lluis Bosch, el padre, al que un día se le ocurrió crear una marca de accesorios de madera minimalistas, prácticos y funcionales.

Nada más ver su primer prototipo, la familia al completo se volcó en el proyecto. El garaje se ha convertido en su taller, aunque también colaboran con otros talleres de la zona.

Toda la madera procede de bosques gestionados de manera sostenible.

Back to Eco. The goood Shop


BACK TO ECO

Back to Eco es un proyecto textil de dos mujeres muy valientes que se propusieron demostrar que una gran parte de las prendas que descartamos son una materia prima valiosa y preciosa para hacer productos textiles bonitos y de alta calidad.

Hoy en día producen accesorios y complementos realizados con viejos vaqueros recuperados y lo hacen en talleres de inserción social de Barcelona, demostrando que la economía circular es ya una realidad.

Calcetines Calzefratelli


CALZEFRATELLI

Después de años dedicándose a la innovación tecnológica, Antonio Caparrelli decidió embarcarse en un proyecto absolutamente personal: crear los calcetines que a él le gustaría encontrar en el mercado.

Le costó años de investigación,
pruebas y viajes, pero lo consiguió.

Calzefratelli es la primera marca de calcetines clásicos 100% algodón que tienen un pequeño diseño que ayuda a juntar el par.

Se fabrican de forma ética en Barcelona.

Nuevemí. The goood shop




NUEVEMI

Noemí de mayor quería ser Nuevemí y, como sus abuelas, inventarse y coser diseños únicos con estampados preciosos. De ellas aprendió unos cuantos secretos y que hasta el último centímetro de tejido es valioso si se tiene un poco de imaginación y mucho sentido común.

Y, como a tenaz y a creativa no la gana nadie, lo ha conseguido. En su pequeño taller de Barcelona, diseña y confecciona prendas y diademas únicas a partir de telas y pequeños retales que guarda como tesoros.
.

Art and seams. The goood shop


ART AND SEAMS

Nuria tenía cuatro pasiones: el arte, la moda, la naturaleza y los proyectos con vocación de cambio social.

Un día se dio cuenta de que combinaban muy bien entre sí y decidió crear Art and Seams, una marca de moda ecológica, vegana y bonita confeccionada artesanalmente en Barcelona.

En sus prendas destaca el diseño, original y atemporal, la suavidad de los tejidos y, sobre todo, los pequeños detalles, como los botones de los pantalones, que son de madera de rosal, elaborados a mano por su padre.

Espero que la historia de Carmela y sus buenos proyectos te guste tanto como a mí y que pases a visitarla en las cuentas de Instagram de The Good Shop y de This is Goood

Fuente: este post proviene de La ecocosmopolita, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Salvando olivares

Entre las infinitas cosas que agradezco de vivir en Barcelona desde hace ya casi 20 años, está tener acceso a aceite de oliva de primerísima calidad . Que es un lujo, pero uno que puedo permitirme y p ...

Recomendamos

Relacionado

Uncategorized

Soy una emprendedora

De repente, hace tan solo unos días, The Goood Shop cumplió su primer año online. Y, como en una de esas películas de viajes al pasado, entre flashazos, destellos y una combinación de imágenes a cámara rápida y a cámara lenta, volví a ese primer momento. El de la idea difusa apuntada en un papel. El de no me lo acabo de creer pero nunca había tenido algo tan claro. ¿Cómo sucedió todo? Yo soy Carme ...

historias the goood shop

Una historia sobre The Goood Shop

Hace 3 años no era tan fácil comprar moda sostenible, al menos para mí. Más allá de la segunda mano, me costaba encontrar alternativas cuyo diseño me gustara y que me pudiera permitir (más adelante entendí que lo que había que reducir era el ritmo de consumo y que no estaba bien que las cosas costaran tan poco, pero ese es otro post). El caso es que entraba en las tiendas que conocía, miraba las e ...

moda sostenibilidad the goood shop

BEFF 2017: lo que sabía y lo que descubrí

Esta no ha sido mi primera vez en el Barcelona Ethical Fashion Fest, sin embargo, sí ha sido mi primera vez detrás de un stand, el de The Goood Shop, y solo por eso, nunca olvidaré el BEFF 2017. Sabía que el BEFF 2017 sería un lugar genial para recordar que sí, también hay una gran cantidad de personas que están trabajando muy duro para que el futuro sea sostenible, para volver a darnos cuenta del ...

makers the goood shop 2017 ...

The Goood Shop en 2017. [Alerta Spoiler]

Mientras paseo bajo las luces de Navidad de mi barrio, pienso en lo rápido que ha pasado. 2016, el año de lo impredecible, de las nuevas aventuras, de los saltos al vacío. Un buen año. Definitivamente. Sin embargo, ya solo quedan dos semanas para que llegue el brillante, el nuevo, el nunca visto… ¡2017! Un número tan irreal y futurista que solo puede dar nombre a un año mágico. ¿Ya sabes qué vas a ...

entrevistas makers

Las dos historias de los bolsos de Rakel Archer

Los bolsos de Rakel Archer cuentan, al menos, dos historias. Para su confección utiliza telas que estaban destinadas a toldos, sombrillas, trajes horteras, cortinas o sofás, pero que un color, un tamaño equivocado o un súbito cambio de idea las había relegado al olvido en el fondo de un almacén. Ahora que lo piensa, Raquel siempre quiso ser diseñadora. Sin embargo, como tantas otras, necesitó hace ...

inspiración sostenibilidad

El buen diseño y la sostenibilidad: los 10 principios de Dieter Rams

Top reversible de Nuevemí para The Goood Shop. Hay una verdad incuestionable que se encuentran todas las personas que se preocupan por llevar una vida más sostenible y respetuosa con el planeta: hay productos que no deberían existir. Me refiero a los productos prescindibles que provocan un gran impacto ambiental tanto al ser fabricados como eliminados. Productos que, desde luego, no cumplen los 10 ...

sostenibilidad the goood shop

Fashion Revolution 2018

El 24 de abril de 2013, durante la hora punta de la mañana, se produjo el derrumbamiento del edificio Rana Plaza en Daca, la capital de Bangladesh. 1.127 personas murieron y otras 2.437 resultaron heridas. La mayor parte del edificio estaba dedicado a fábricas de ropa que producían para gigantes de la moda europeos. Fue uno más de los accidentes relacionados con la precariedad y la des localizació ...

moda sostenibilidad

VIII Jornadas de Moda Fashion Frame

El próximo sábado 14 de abril estaremos en las VIII Jornadas de Moda Sostenible Fashion Frame, participando en la mesa redonda La revolución de los tejidos: innovación y sostenibilidad junto a Joan Prous, de Blaugap; a Gemma Barbany i Arimany, de Iaios; y a Santi Mallorquí, de Organic Cotton Colours. Estas jornadas, organizadas por la Fundación Pineda, son para nosotros un acontecimiento muy espec ...

entrevistas makers the goood shop

Pithy y sus joyas de madera de cuento

Pithy es la chica que lleva ese carrito de madera tan bonito, lleno de joyas también de madera, de mercadillo en mercadillo. Pithy es Rita, una chica sonriente, amable, con un castellano casi perfecto, pese a llevar menos de un año en Barcelona. Rita nació y creció en Bérgamo, en un pueblo de campagna. Tranquilo, lleno de paisajes muy bonitos. La calle era su jardín particular. Allí jugaba libre t ...

vida sostenible sorteo niños ...

Biobuu. Tienda online de moda infantil sostenible. Sorteo

Estoy haciendo memoria y creo que en Esturirafi nunca hemos hablado de niños... Será porque es un tema que se nos escapa o nos pilla lejos... Aunque cada día estamos más rodeadas de bebés y hemos recibido más de una petición para escribir sobre ello en el blog... Está claro, el tema niños os interesa. Así que ¡esta semana se la dedicamos a los niños! Empezamos con una colaboración, hoy os present ...