vater

9 ideas encontradas en Ecología.


Buscar en todo facilisimo
Uncategorized cuidado cuerpo masajes ...

Hay un masaje para ti!! Descúbrelo

¿Te apetece un masaje? Seguro que sí, y puedo asegurarte que hay un masaje para ti!!! Cuando pronunciamos la palabra “masaje”, todos nos ponemos alertas y pensamos: yo quiero uno!! Lo importante es saber un poquito más sobre ellos, y ver cual se adaptará mejor a nuestras necesidades. Desde hace tiempo sabemos que diferentes civilizaciones antiguas han utilizado los masajes como medio para cura ...

Causas Cosmética Natural Residuo Cero ...

Biodegradable no significa que lo puedas tirar por el váter

OrganicusÚltimamente, no paro de leer noticias sobre depuradoras atascadas por el uso de toallitas húmedas. El Ayuntamiento de Badalona, por ejemplo, ha lanzado este verano una campaña que lleva por lema Stop WC: el váter no es una papelera, para concienciar a la ciudadanía sobre los problemas que estos objetos de higiene están causando en el alcantarillado público (1, 2). Sólo en la Comunidad de. ...

Blog de moda sostenible Marcas y Diseñadores Moda ...

Tintes naturales / Organic dyes Historia y aplicaciones

Por Nadege Seguin, CEO y Cofunder de Etikology, organic fashion by Nanou Couture coordinadora regional Fashion Revolution Day en Baleares.Los tintes naturales son pigmentos orgánicos que se extraen de plantas, insectos y minerales, que por sus características químicas tienen la virtud de teñir fibras naturales como algodón, yute, lana, cáñamo, seda, etc. Al contrario que los tintes sintéticos, sue ...

Medio ambiente

Residuo cero en casa: "es genial, aunque nadie vaya a saberlo".

Vive en Girona, prácticamente no produce basura y es la traductora del libro Zero Waste Home de Bea Johnson al catalán (Residu zero a casa) y al castellano (Residuo cero en casa, que será publicado en breve). Su nombre es Esther Peñarrubia, y no la encontrarás en Facebook ni en Instagram, aunque ya nos gustaría. Esta entrevista marca el fin de las vacaciones blogueras de La Ecocosmopolita ¡que ya ...