La ecocosmopolita Idea guardada 6 veces
La valoración media de 5 personas es: Muy buena

Vivir sin residuos es imposible (pero eso no es razón para dejar de intentarlo).

¿Te ha asombrado leer en La Ecocosmopolita que  vivir sin residuos es imposible? Déjame explicarte a qué se debe….

Cuando en 2013 escribí un post con 15 hábitos para reducir tu cuota de basura, no podía ni imaginarme que en menos de tres años estaría publicando otro sobre la vida residuo cero como “la última moda”, o que podría hacer un recopliatorio inmenso con los mejores consejos de ecobloggers para una vida zero waste. Mucho menos, que acabaría abriendo con mi amiga Tere Castillo una tienda zero waste llamada Usar y Reusar, especializada en productos que facilitan el camino quien ha decidido vivir sin residuos, porque veíamos claramente que había gente buscando estas alternativas.

La rápida expansión del movimiento residuo cero -o basura cero o zero waste, como prefieras llamarlo- nos demuestra que cada día hay mayor conciencia ambiental, y que las evidencias de que el plástico se ha convertido en un problema titánico, son ya innegables. Pero, en su faceta de tendencia en auge, esto del cero a veces se presta a muchos malentendidos.

Es más, voy a confesarte algo. Zero waste, residuo cero, basura cero, etc, son términos que realmente no me acaban de gustar, aunque ya me haya acostumbrado a usarlos porque se han impuesto con fuerza. Hablar de cero es hablar de la más absoluta nada. Algo que en la realidad es imposible (al menos hoy en día) y por eso puede ser un arma de doble filo.

Por un lado, son términos directos: sabemos hacia dónde van. Pero así como pueden representar todo un reto y entusiasmar a algunos (“si ellos pueden llegar a cero, yo puedo hacer mucho”), creo que también pueden ser desmotivadores para otras personas (“es demasiado, es para súper héroes”).

Por eso no me gusta tanto leer noticias como “Ella logró vivir sin residuos en Nueva York“, ni de los reportajes que muestran la prevención de residuos  en casa como una hazaña. Y por eso tampoco soy fan de los botes de vidrio de las zero wasters punteras, que no muestran el cuadro completo (molaría ver todos sus residuos y que contaran un poco más las imperfecciones de sus hábitos). Bueno, sí me gustan los botes de vidrio de Patri y Fer de Vivir sin Plástico, porque queda muy claro que sus botes tienen solo plástico.

Sin me encantó el proyecto Objectiu Rezero en el que cuatro hogares grabaron todo el proceso de reducción de residuos, siguiendo durante un mes consejos sencillos y asumibles. La foto de la cabecera muestra la basura producida por tres estudiantes en un mes normal, y la que viene a continuación, la basura que produjeron durante el mes de grabación. Un proyecto fascinante que es capaz de acercar el movimiento residuo cero a cualquiera. Te recomiendo que no dejes de ver los programas (en catalán).

Por eso también sí me gustó mucho este reportaje que publicó la Magazine de La Vanguardia hace algunos días, con el que tuve el placer de colaborar -y que también presentó el Objectiu Rezero-, porque me pareció que dio en el clavo al mostrar opciones sencillas, accesibles y sin misterio.

Vivir-sin-residuos - Objectiu rezero
La basura de un mes del piso de las estudiantes después de aplicar consejos residuo cero
La cuestión es que, por todo esto que te cuento, hace tiempo que me apetecía hacer algunas reflexiones:

Residuo cero no es vivir sin residuos

Producir residuos forma parte de nuestras funciones vitales. Los seres vivos excretamos aquellas substancias que no son útiles para nuestros organismos, y si no lo hacemos, nos intoxicamos.

Cuando morimos, nos convertimos en residuo, de arriba abajo.

Así que lo ahora llamamos “vida residuo cero“, no es una vida en la que no producimos residuos, sino una vida en la que no desaprovechamos los residuos que producimos.

Imitando a la naturaleza

El objetivo máximo del movimiento residuo cero es imitar el ciclo de la naturaleza, donde todo residuo es reinsertado en el ciclo mágico de la vida. Porque solo cuando hay intervención humana, hay basura. Es uno de nuestros “grandes inventos”.

Trasladado a la práctica, esto se traduce -por resumirlo mucho-, en producir la menor cantidad de residuos posible, lo menos tóxicos que se pueda. Además, desde luego, implica lograr que los residuos que generamos sean reciclados y compostados, según correspondan. La idea no es  vivir sin residuos, sino no enviar nada al vertedero ni a las incineradoras de residuos.

Una aclaración: estos residuos que acabarían directamente en el vertedero son los contenidos de los botes de vidrio que vemos en Zero Waste Home o en Trash is for Tossers, por ejemplo.

De modo que el famoso cero está en el horizonte, como la estrella que nos marca la ruta pero tal vez no lleguemos a tocar nunca. La gracia está, como en casi todo en la vida, en recorrer el camino. Aunque sepamos que no conseguiremos vivir sin residuos.

Vivir sin residuos. Objetivo residuo cero
La misma familia de cuatro y su basura de un mes, antes del residuo cero
Aun cuando no la vemos, producimos basura

Imaginemos que hemos logrado que en nuestras casas no se tirare un solo envase ni un solo papel. Compramos absolutamente todo a granel, comemos todo lo que compramos.

Aún así, seguiríamos produciendo basura, aunque no la viéramos jamás. Salvo que viviéramos en una enorme burbuja, claro.

Porque cada vez que comemos en un restaurante o en casa de amigos (a no ser que estén muy ganados a la causa), se producen residuos. Los que ellos han generado para preparar eso que nosotros hemos consumido. Y por lo tanto, forman parte de nuestra huella ambiental.

Y lo mismo pasa cuando tomamos un café en la cafetería de la esquina, aunque lo bebamos en taza de cerámica y sin azúcar, o cuando compramos pan con nuestra bolsa de tela. Incluso cuando compramos cereales o frutas a granel, y mucho más, cuando compramos un trozo de queso aunque nos lo llevemos en una flamante fiambrera de acero inoxidable. Porque para poder ofrecerte ese producto, se han producido residuos en distintos puntos de la cadena.

Ahora, eso no es una razón para tirar la toalla, sino para esforzarnos más, porque el problema es tan grande, que toca atacarlo por todos los ángulos. Hau mucho de donde restar, y nos toca restar donde se pueda.

Simplemente entiende bien la situación y concéntrate en lo que está al alcance de tu mano.

Vivir sin residuos. Objetivo residuo cero
La misma familia de cuatro, después del residuo cero.
Reciclar no te librará de colaborar con el vertedero

Bueno, no te librará del vertedero a menos que logres producir solo residuos orgánicos, cosa que creo que no es posible en nuestra realidad actual.

Lamentablemente, el reciclaje no es ni tan sencillo ni tan eficaz como nos quieren hacer pensar pensar.

Veamos el caso del plástico, que es el más grave.

Al reciclar una botella de plástico no se obtiene otra botella de plástico. De hecho, Coca-Cola se ha propuesto que para el 2030 sus botellas tengan un 50% de plástico reciclado, y es todo un reto. El resto seguirá siendo de materia prima nueva, porque al reciclar el plástico siempre se obtiene un material de calidad inferior. Se dice que el plástico, más que reciclarse, se puede “subciclar” (dei inglés subcycling). Por eso, además, es un material que solo puede reciclarse unas pocas veces. Como afirman en el libro Cradle to Cradle. Rediseñando la forma en que hacemos las cosas (que si te interesa todo este tema, no debes dejar de leer) al reciclar el plástico, sólo estamos retrasando su llegada al vertedero.

Así, a los países llamados desarrollados nos sobre basura plástica que -por surrealista que pueda sonar- se acaba exportando. Algo que explica titulares como el de hace un par de semanas: China ya no compra “basura extranjera” y colapsa de plástico los vertederos de España.

La decisión de China llega, entre otras razones, porque mucha de nuestra basura ” de exportación” acaba en vertederos chinos por no ser apta para el reciclaje. Seguramente parte de esos recursos desperdiciados venían originalmente de Asia. Hablamos de un despropósito de dimensiones astronómicas.

Lo cierto es que, por bien que tratemos de hacer las cosas en casa, incluso si separamos perfectamente todos nuestros residuos, una parte acaba quemada o enterrada. En España el 61% de los residuos va a parar al vertedero y el 10%, incinerado. Si vamos a los datos europeos, hablamos de un 33 y un 25% respectivamente.

Por cosas como esta insistimos tanto en que antes de reciclar, hay que reflexionar, rechazar, reducir, reparar, reutilizar, reciclar, reclamar y, desde luego, siempre respetar este maravilloso ecosistema del que formamos parte. Porque el reciclaje, por más que avance, siempre será solo una parte de la solución. El camino es intentar vivir sin residuos, ¡aunque sepamos que es imposible!

¡Salud!

Fuente: este post proviene de La ecocosmopolita, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Salvando olivares

Entre las infinitas cosas que agradezco de vivir en Barcelona desde hace ya casi 20 años, está tener acceso a aceite de oliva de primerísima calidad . Que es un lujo, pero uno que puedo permitirme y p ...

Recomendamos

Relacionado

vida sostenible ecofriendly residuos cero ...

Residuos cero. Menos es más

Izq. Bolsa de tela para la compra; Dcha. Botella de cristal BKR El otro día buceando por internet me encontré con el blog Zero Waste Home, en él Bea Johnson habla de cómo ha cambiado su vida desde que se ha adentrado junto a su familia en la filosofía Zero Waste o Residuos Cero. Me interesó el tema y decidí investigar un poco más. ¿Qué es la iniciativa Residuos Cero? Esta iniciativa busca reducir ...

Vivir con menos residuos de forma fácil

Photo by freestocks.org on Unsplash Has oído hablar sobre el zero waste, desperdicio cero o residuo cero, segurísimo, pero, ¿realmente significa vivir sin ninguna basura? ¿Se puede no generar ningún residuo? El zero waste es en realidad un término industrial que se refiere a una economía de base circular en la que todos los procesos de diseño, fabricación, consumo, eliminación y recuperación están ...

inspiración residuo cero carnaval ...

Un disfraz de carnaval sin residuos

Puede que todavía no te hayas dado cuenta pero ya tienes tu disfraz de carnaval. Es gratis, residuo cero y único. ¿Te ayudo a encontrarlo? Cuando era niña me encantaba subir las escaleras del desván y abrir el armario de los disfraces de carnaval viejos y de la ropa de hace 20 años o, mejor aún, el armario de los abuelos. Imaginar, probármelo todo de mil formas y tratar de adivinar qué resultados ...

Medio ambiente

Residuo cero en casa: "es genial, aunque nadie vaya a saberlo".

Vive en Girona, prácticamente no produce basura y es la traductora del libro Zero Waste Home de Bea Johnson al catalán (Residu zero a casa) y al castellano (Residuo cero en casa, que será publicado en breve). Su nombre es Esther Peñarrubia, y no la encontrarás en Facebook ni en Instagram, aunque ya nos gustaría. Esta entrevista marca el fin de las vacaciones blogueras de La Ecocosmopolita ¡que ya ...

consejos cosmética natural tratamientos cosméticos cosmética ecológica ...

¿Qué es la cosmética sólida?

Post original de naturaonline.es Al hablar de cosmética “residuo cero” nos referimos a productos que podemos usar y re-usar muchas veces, con el fin de generar menos basura o de generar alternativas biodegradables, que pueden volver a ser absorbidas por la naturaleza con un menor impacto ambiental. Esta cosmética minimiza la producción de residuos en el baño, es el ¡Zero Waste! Los productos de hi ...

Eventos LifeStyle fiesta sin residuos ...

Cómo organizar una fiesta sin residuos o ZERO WASTE

Seguramente te sonará este concepto o quizás no tengas ni idea pero la filosofía Zero Waste va ganando auge en las vidas de la gente tanto que ha llegado a convertirse en todo un movimiento y es algo que me alegra enormemente. Si ya sabes de que va esta filosofía quédate porque te voy a enseñar como organizar tu propia fiesta Zero Waste y sino tenías ni idea que mejor aprenderlo hoy mismo y empeza ...

Destacado basura basura cero ...

Basura —casi— cero. Lo que hemos hecho, y lo que nos falta por hacer

El domingo compartí una foto que despertó mucho interés. Era una foto de la basura que R (mi chico) y yo hemos generado en los últimos dos meses y medio, envuelta en papel periódico reutilizado; saqué la foto justo antes de poner nuestro "paquete" en el contenedor de basura del edificio. Quise compartir la foto porque es la primera vez que usamos papel periódico para envolver la basura ( ...

salud natural #entretodospodemos consumo responsable ...

#zerowaste o el Vivir sin Generar Basura!!!

Nuevo #MartesVerde y ya sabéis que cada último martes de mes damos rienda suelta a ese alma verde y corazón verde que nos puede, y que nos guía por este camino que es la vida. En esta ocasión quiero presentaros a alguien muy especial que está revolucionando el mundo del #zerowaste, o lo que es lo mismo, vivir sin generar basura: Lauren Singer. Imágenes extraídas de su cuenta en IG Hace bastante ...

Charlas Sostenibles

Charlas Sostenibles #3: Cómo conseguir una vida sin plástico. Patri y Fer de Vivir sin Plástico

¿Te parece una tarea imposible vivir sin plástico? Si te has parado a reflexionar sobre el tema, te habrás dado cuenta de que vivimos rodeados de plástico por todas partes. Muchos de ellos, sino la gran mayoría, son plásticos de un solo uso, que terminarán en la basura más rápido de lo que yo he escrito esto. El plástico se ha convertido en un problema ambiental en todo el mundo en general, y en l ...

Proyectos que me inspiran

Go Zero Waste App, porque juntos, es más fácil

A cuatro días de acabarse el plazo, el crowdfunding que financiará la primera versión de Go Zero Waste App alcanzó su mínimo y hoy, cuando ya se encuentra en el sprint final, te quiero presentar esta aplicación móvil, aun en proyecto, que llega para sumarse a la avalancha de iniciativas que le damos cada vez más fuerza al movimiento Residuo Cero. Por eso conversamos con Oriol Sagarra, uno de los i ...