comunidades

¡Ya tenemos la Estrategia de Almacenamiento Energético!

Espacio para el almacenamiento de energía

Después de meses de consulta, ya tenemos una Estrategia de Almacenamiento Energético, el Consejo de Ministro considera que este avance será clave para garantizar la seguridad, calidad, sostenibilidad y economía del suministro de energía”.

Teresa Ribera Ministra para la Transición Ecológica señala que con la aprobación de esta estrategia se despliega un abanico de posibilidades en cuanto a las tecnologías de almacenamiento, en las que destacan centrales de bombeo, las baterías, las centrales termosolares y los súpercondensadores.

Los sistemas de almacenamiento son un punto clave para garantizar la transición a una economía neutra en emisiones y la efectiva integración de las energías renovables, donde se contempla disponer de una capacidad de almacenamiento de unos 20 GW para el 2030.

Esta estrategia contempla guardar energía en los momentos en que hay excedentes, siendo posible utilizarlas cuando el recurso renovable sea escaso y la demanda sea elevada.

En el documento están identificados y analizados los retos que presenta el almacenamiento de energía, se encuentran definidas las medidas para su efectiva ejecución en el territorio español, además de que evalúan las oportunidades y se cuantifican las necesidades de almacenamiento.

La aplicación de esta Estrategia es super importante ya que contribuye a la descarbonización del sistema energético, lo que va en consonancia con lo previsto en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, y con el objetivo de neutralidad climática antes del 2050.

Se tiene contemplado disponer de una capacidad total de 20 GW para el 2030, contando con los 8.3 GW de almacenamiento disponible a día de hoy, y de unos 30 GW de almacenamiento en 2050.

Ribera asegura que se tendrá que buscar el mejor modo de integrar esta capacidad en el sistema, tanto a nivel técnico como facilitando el despliegue, gracias a la regulación, de esta tecnología.

Además de abordar aspectos técnicos, el documento también se centra en aspectos relativos a nuevos modelos de negocio o el papel de la ciudadanía, tomando en cuenta las características medio ambientales y la situación de especial vulnerabilidad energética de las islas.

Es importante señalar que durante la elaboración del documento se tomaron en consideración los diferentes análisis sobre los retos a los que se enfrentarán y las oportunidades que plantea el desarrollo del plan, teniendo especial cuidado la cadena de valor que se estará trabajando.

Fueron identificadas diversas virtudes en cuanto al almacenamiento, resaltando que las tecnologías tendrán la capacidad de dotar al sistema de flexibilidad y estabilidad, para hacer frente a la variabilidad y a la parcial predictibilidad de las tecnologías renovables, evitando la pérdida de energía limpia.

En definitiva, el almacenamiento contribuirá a la gestión integral de las redes eléctricas, fomentando a través de ella la participación activa de la ciudadanía en el cambio de modelo energético, además de aumentar la competencia y la inclusión en el mercado eléctrico.

Sin dejar de lado a que será un impulsor en la generación de empleo, la recuperación de la economía tras la batalla con la pandemia de la covid-19, el fortalecimiento de la industria española, el desarrollo de la investigación (I+D+i) y en consecuencia a la mejora de las múltiples oportunidades en las zonas de Transición Justa.

Fuente: este post proviene de Gedésica, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: ENERGÍA RENOVABLE

Recomendamos