comunidades

Cómo limpiar el suelo sin barrer y sin productos químicos


limpiar el suelo


Fregar el suelo puede resultar agotador, lo sé. Si además estamos buscando una manera de hacerlo sin fregasuelos ni productos químicos, por cuidar nuestra salud y no respirar según qué vapores, puede que pensemos que la solución que nos toca barrer a conciencia y frotar a mano con una mopa húmeda todo el suelo de la casa.
Tranquila, no saques todavía las rodilleras y los cepillos de fregar. Tanto si tu suelo es laminado como si es de baldosas, linóleo o corcho, existen formas sencillas y seguras de mantenerlo impecable y nuevo. Sigue estas pautas para conocer el limpiador sin químicos adecuado, las mejores herramientas y la técnica ideal para tu tipo de suelo. Con la base de cada habitación reluciente, toda tu casa tendrá un aspecto increíblemente limpio.

Cómo limpiar un suelo de madera

Los suelos de madera dura suelen tener uno de dos acabados: poliuretano o cera. ¿No estás seguro de lo que estás pisando? Frota tu dedo sobre la superficie, si aparece una mancha, es probable que el suelo esté encerado.

Los suelos de madera sellados suelen tener un revestimiento de uretano, poliuretano o poliacrílico. Esto los protege de las manchas y de los daños causados por el agua. Para limpiarlo, basta con mezclar un cuarto de taza de jabón suave o de pH neutro con agua en un cubo.

Cómo limpiar el suelo laminado


Tu laminado puede parecerse a los tablones de madera dura o a las baldosas de piedra natural, pero todavía tiene que cuidarlo como un laminado. La buena noticia: Muy pocas cosas pueden dañar un suelo laminado.

Al fin y al cabo, las planchas están construidas con capas resistentes al sol y a la luz para mantener un aspecto como nuevo durante años. Dicho esto, es importante evitar que el agua se introduzca debajo de las tablas. Lo ideal suele ser fregar o aspirar el suelo en seco, asegurándose de que la máquina está en modo baldosa (en lugar de alfombra) para que la barra de batido esté elevada.

Cómo limpiar un suelo de corcho


La misma cualidad que hace que este material natural sea tan hermoso -su porosidad- lo hace muy susceptible a los daños causados por el agua. Debido a que es tan absorbente, la mayoría de los suelos de corcho están sellados, pero aún así hay que proceder con precaución. 

Te sugiero omitir los productos de limpieza comerciales en favor de una solución de vinagre y agua jabonosa: Poner 1/4 de taza de vinagre en una botella de spray con una gota de jabón para platos y agua tibia. El vinagre, naturalmente ácido, trabaja con el jabón para descomponer la suciedad, cortar la acumulación y desinfectar. No agites la solución (para crear espuma), simplemente combina los ingredientes en una botella con pulverizador agitándola de un lado a otro. Rocíe el suelo por secciones y limpie con una mopa de microfibra húmeda.

Limpieza del suelo de bambú

El bambú es sostenible, hermoso y, en algunos casos, más suave y más propenso a los rasguños y arañazos que los pisos de madera. A no ser que tengas un suelo de bambú -el tipo más duro y duradero que existe- ten mucho cuidado de barrer regularmente la suciedad y los residuos. Especialmente con el precio del bambú, hay que tener mucho cuidado.,
La misma solución de limpieza para el bambú sirve para la madera dura: mezcla ¼ de taza de jabón suave o de pH neutro en un cubo de agua. Pasa una fregona apenas húmeda por el suelo y retira el exceso de humedad con un paño de microfibra seco.

Limpiar un suelo de linóleo

No estamos hablando de un suelo de vinilo casi indestructible. El verdadero linóleo está hecho de aceite de linaza, resina, piedra caliza, fibra de madera y polvo de corcho, y coloreado con pigmentos minerales. Trata este suelo natural y resistente como lo harías con el corcho. Prepara una botella de spray con unas pocas gotas de jabón para platos y agua caliente, luego rocía una sección del suelo a la vez y limpie con una mopa de microfibra húmeda. El suelo debería secarse al aire casi inmediatamente, pero si se siente ligeramente pegajoso al tacto, basta con pasar otra mopa o paño de microfibra limpio y húmedo.

La manera más cómoda de limpiar todo tipo de suelos sin productos químicos

¿Te ha parecido un poco complicado? A mi también. Por eso te voy a contar lo que hice yo para despreocuparme y ganar mucho tiempo libre: Me compré un robot aspirador fregasuelos. 
Así de sencillo. Estos aparatos además de ser muy cómodos, primero aspiran con fuerza toda la suciedad del suelo, y después lo limpian pasando una mopa húmeda, pero no empapada, que no daña la madera.
Para la limpieza del día a día si eliges una marca de calidad es más que suficiente. De vez en cuando, eso sí, te tocará fregar a la antigua usanza. Pero creeme que será muy de vez en cuando. 
Para elegir el mejor modelo lo tienes fácil en esta comparativa de robot aspirador friegasuelos tienes los mejores modelos según lo que busques: Barato, calidad-precio o el mejor de todos.
No sólo te ahorras fregar, también te ahorras barrer, que es otra tarea doméstica aburridisima.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas: hogarlimpieza

Recomendamos