comunidades

La economía circular en búsqueda de la reducción del impacto del plástico

Desde el año 2015, la Comisión Europea identificó los plásticos como una prioridad estratégica para la conservación del medioambiente, es por ello que la economía circular en búsqueda de la reducción del impacto del plástico.

Esta estrategia aborda los desafíos planteados por los plásticos a lo largo de la cadena de valor y teniendo en cuenta todo su ciclo de vida.

Debido a esta situación en el año 2017, la Comisión se centró en la producción y el uso del plástico y trabajará junto a la economía circular para alcanzar el objetivo de garantizar que todos los envases de plástico sean reciclables para 2030.

En la actualidad existe una mejor postura con respecto a esta transición a plásticos del futuro, centrándose en el diseño, la producción y los productos que se deriven de ellos, respetando las necesidades de reutilización y reciclaje, en donde se desarrollen materiales más sostenibles y amigables con el medioambiente.

Esto supone un mayor valor y promoverá la innovación de productos en toda Europa, convirtiéndose en un referente para el mundo, deteniendo la contaminación por el uso de este material y disminuyendo notoriamente los impactos negativos tanto en el ser humano como en la naturaleza.

El plástico reciclado se convertirá en una fuente de materia prima más importante y valiosa dentro de la industria, esto repercutirá en la forma como se recolectan y separan estos desechos, aumentando la inversión e innovación, habilidades y las capacidades para la exportación de estos.

Sin duda alguna, es el valor añadido que proporcionará Europa al mundo otorgándole una industria de plásticos inteligente, innovadora y sostenible, donde el diseño y la producción respetan plenamente las necesidades de reutilización, reparación y reciclaje, lo que ayudará definitivamente en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia insostenible de combustibles fósiles.

El 2030 es la fecha límite para obtener los resultados de la economía circular

Se estima que para el 2030, la totalidad de los envases de plástico que están en el mercado de la Unión Europea deben ser reutilizables, y por consiguiente, se podrán reciclar de una mejor manera que sea económicamente más rentable.

En este sentido, debe de existir cambio en la producción y el diseño, lo que permitirá manejar mayores tasas de reciclaje de este material en casi todas las aplicaciones.

Esto promoverá que más de la mitad de los residuos de plástico generados en Europa se deberá poder reciclar.

En este punto se observará como la recolección separada de desechos alcanzará niveles nunca antes vistos y, por ende, el reciclaje de estos envases de plásticos tendrá la misma tendencia.

Según cifras de la Comisión Europea, se prevé que la capacidad de reciclaje de plásticos de la Unión Europea se ampliará y modernizará significativamente para 2030, la clasificación y reciclaje debe haberse cuadruplicado desde 2015, lo que ha conlleva la creación estimada de 200.000 nuevos puestos de trabajo, distribuidos por toda la UE.

Por lo que la cadena de valor del plástico será mucho más integrada; la industria química tendrá mayor participación con los recicladores de plásticos, facilitándoles la ayuda necesaria para encontrar aplicaciones más amplias y de mayor valor para su producción.

Fuente: este post proviene de Gedésica, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: ECOLOGÍA

Recomendamos