comunidades

Nerea, Sara, Marta, Ángela, Noelia y Carlota

Nerea, Sara, Marta, Ángela, Noelia y Carlota, seis nombres que dichos así no significan nada importante, ¿verdad? Pues estos seis nombres no los voy a olvidar nunca.


Cuando me llamaron de Global Humanitaria Barcelona para decirme que un grupo de chicas solicitaba una visita a la oficina de Madrid con el propósito de recabar información para un trabajo sobre la explotación laboral infantil mi primer pensamiento fue: “¿Otro? Van 5 grupos en 2 meses, ¡¡¡yaaaaaaaaaa!!!” Pero como siempre, pudieron más las ganas de dar información que el pensar en el trabajo que se te acumula en ese tiempo y que tendrás que hacer después. ¡Bendita decisión!

El día acordado se presentaron en la oficina. Después de charlar un buen rato, contestar a sus preguntas y crear incógnitas que deberían pensar y resolver; me sorprenden con que quieren colaborar en alguna iniciativa que tengamos como voluntarias. Así, sin más. A las bravas. Pensé solo un minuto. No tenía ninguna iniciativa solidaria en marcha, pero podíamos hacer una a que llevábamos tiempo algunas madrinas y yo dando vueltas. Un Mercadillo Solidario. Eso sí, les dejé claro desde el primer momento que si aceptaban no iba a ser fácil, tampoco divertidísimo y que debían trabajarlo desde abajo. Lo iban a crear ellas. El espacio, el material, la publicidad, los permisos todo (con algo de ayuda por mi parte, vale, pero poca). Y seguí sorprendiéndome, pues dijeron que sí, sin dudarlo.


El Mercadillo Solidario se celebró el 28 de noviembre en el hall de la Facultad de Profesorado de la UAM. Posters por todas partes del campus, ropa, bolsos, zapatosnuevos y de 2ª mano. ¡Hasta potros habían comprado para colgar la ropa! Y desde el minuto uno, atendiendo a las personas que se acercaban con una sonrisa y todas queriendo, en la medida de sus posibilidades, colaborar. 9 horas estuvimos allí, dando información y vendiendo.

726,43€ se recaudaron. Este importe ha sido destinado íntegramente a diferentes proyectos de Global Humanitaria para la infancia.

El ambienteinmejorable.


He de destacar la implicación de estas seis maravillosas chicas, y dar las gracias a su profesora de Educación en Valores, Igualdad y Ciudadanía, Tatiana García Vélez por crear conciencias.
Y también agradecer a Miguel Ángel la ayuda que nos prestó para desembalar, montar, volver a embalar, trasladar

Desconozco cuál será la nota del trabajo, pero chicas ¡¡¡ para mí, para Global Humanitaria y para Bodouakro, sois de 10!!!
Enhorabuena y no cambiéis jamás.
Aidén Calvo de Miguel

Técnica de apadrinamiento.

Fuente: este post proviene de Bodouakro: érase una vez..., donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos