comunidades

IMÁGENES QUE MUEVEN CONCIENCIAS.- (Vivencia) .-

Me encontraba leyendo en el salón mientras la televisión ronroneaba a lo lejos, mezclando su sonido con los comentarios de mis hijos. La hora de las noticias acababa de comenzar, y estas se desgranaban entre grandes titulares que repetía la presentadora con voz monótona. Entre las líneas de mi novela se coló una colección de fotografías, hechas hacía unos cuantos meses por diversos corresponsales de agencias informativas, destellando con tal fuerza que hicieron que apartara los ojos del libro y me quedara contemplando, sin pestañear, aquellos retazos de tragedias, congelados, que amenazaban con escapar de la pantalla y caerse en el parqué de la estancia. La mayoría de las imágenes exhibía escenas de guerras: bombardeos, soldados luchando, muertos abandonados en el suelo, ciudades arrasadas e, incluso, niños con armas. La locutora las iba comentando rápidamente, una tras otra, hasta que llegó a una instantánea de un campo de refugiados. Hizo especial hincapié en esta, detallando con palabras aquello que me entró por los ojos igual que una saeta.

En dos segundos se me congeló el alma al contemplar el retrato de la desesperación más absoluta: una mujer de edad indefinida, ─porque el hambre había desfigurado sus facciones hasta tal punto que era imposible saber si era joven o anciana─,  miraba más allá de este mundo. Era el suyo un rostro anónimo y oscuro que ocupaba toda la imagen: de cara descarnada, en la que nadaban unos ojos inmensos, con mirada ausente de esperanza y vida. Vestía de harapos, piel y huesos y en su pecho hundido surgía una manita pequeña, esquelética, implorante, que no parecía de este mundo, que trepaba sin fuerzas hasta su boca pidiendo comida, consuelo y no sufrir más.

niño hambre1


Las noticias siguieron su curso mientras rompía a llorar con una pena honda que aunque recién nacida, ya tenía profundas raíces en la imagen que seguía en mis pupilas, indeleble, taladrando mi memoria como si fuera de mantequilla. Aquella madre que no podía dar ni una migaja a su hijo moribundo me partía el corazón en mil pedazos. Seguí vertiendo lágrimas a raudales, de impotencia, recordando aquella manita suplicante. Me abrazaron por turnos mi marido y mis hijos intentando serenarme hasta que lo consiguieron, momento en el que tomé una decisión.

Imaginaba que esos dos seres ya habrían dejado de existir hacía tiempo; su sufrimiento habría acabado. En ese instante dejaron de ser anónimos porque los adopté inmediatamente en mi corazón, y para que no se sintieran solos los coloqué entre mi padre y mi madre, mis insignes guardianes. Ahora esa madre y su bebé están vivos, ven a través de mis ojos, perciben mis sentimientos, van a donde yo voy. No volverán a estar solos y nunca morirán porque yo los recordaré eternamente.

María Teresa Echeverría Sánchez.



Fuente: este post proviene de Blog de Gorila-58, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Reciclando cosas de casa

PERCHERO Cabecero reciclado en perchero En lugar de tirar el cabecero a la basura, porque hacía tiempo que estaba almacenado sin usarse, decidí convertirlo en algo útil: un perchero. Con pintura a la ...

El viajero

El viajero Se ajustó la piel. Resultaba más beneficioso para su descanso alisar los pequeños pliegues y dejar que el oxígeno fluyera convenientemente. Con un tentáculo de acero se sujetó con firmeza a ...

OCURRIÓ EN CARNAVAL.-

Fue el colmo de las peleas. Esta vez el jarrón chino, sobreviviente a los últimos altercados, se hizo añicos en el suelo: la onda Ming, formada de minúsculos trozos de porcelana, se incrustó en la fre ...

Recomendamos

Relacionado

¡mi comida por un batido alimentarse a base de batido ...

¡Mi comida, por un batido!

Sustituir una comida por una mezcla de unos polvos sintéticos fabricados en un laboratorio que al juntarlos con una específica cantidad de agua se convierte en un batido que satisface todas las necesidades nutricionales del día. Esta es la apuesta de la marca Joylent. (Imagen de Joey van Koningsbruggen vía Sprout) Cada día son más los adeptos que recurren a esta empresa para sustituir una comida o ...

salud natural ingredientes en cosmética

Mi rutina diaria de higiene y acicalamiento y una reflexión...

Me gustaría deciros que los productos de cosmética que tengo por casa me cabrían en una parte del armario de 1 metro cuadrado pero no es así... Y es que trabajando en este sector es imposible resistirse a probar productos nuevos... Voy al lío. Empiezo con los potinguillos que me pongo todos los días. 7 de la mañana, suena el despertador... (no es bien bien así pero podría serlo), después de haber ...

Cabello COSMÉTICA

Champú sólido Secrets de Provence

¿Es una rosquila? Noooo! es mi champú en pastilla! Cada vez que pululaba por alguna web de cosmética natural, siempre me interesaban estos champús, pero después, a la hora de pagar, los retiraba del carrito y no lo acababa comprando… Lo que me llevó a comprar este champú fue que lo empezaron a vender en la tienda ecológica en la que compro mis cosillas habituales de alimentación, tienen al ...

igualdad y derechos sociales cine mujer ...

Te doy mis ojos

Muchos son los apoyos para concienciar a la sociedad de la violencia de género, esa lacra que cada vez afecta a más mujeres de todo el mundo. Los medios de comunicación, libros, películas, teatro, etc sirven muchas veces para transmitir a la sociedad el problema en el que se ven inmersas muchas mujeres... por eso hoy os voy a hablar de la película Te doy mis ojos. Esta película, cuya directora es ...

noticias reciclaje de cartón cajas de cartón ...

Ciudad Cartón vs Ciudad Plástico

Otro de nuestros cuentos de cajas de cartón por Josep Maria Serra Valeria se levanta muy contenta. Se restriega sus grandes ojos que parecen permanentemente sorprendidos por lo mucho que los abre. Es domingo y ha convencido a sus padres para que la lleven a la vecina Ciudad Cartón. En las colonias que organizó su colegio las últimas vacaciones conoció una niña que vive allí y se hicieron muy amiga ...

Tributo a los que se fueron al cerro y no regresaron

De vez en cuando la naturaleza me hace pagar tributo involuntario por todo lo que me da al vivir en un lugar como el que vivo. Resulta que como cualquier animal no humano, las gallinas siguen su instinto primigenio de aves rascadoras de la selva y gustan de ir a buscar comida más allá de la barda que limita mi casa con una loma y pues como es de esperarse no todas llegan a casa a la hora de dormir ...

tops

10 formas de reutilizar y reciclar el plástico: Cuidemos el medioambiente

Hoy en día, el reciclaje de los productos fabricados con plástico se ha convertido en vox populi entre todas las personas, pero quizás más entre los que practicamos deportes al aire libre. Cada vez hay más plásticos que acaban vertidos en el mar y es un problema a la hora de salir a surfear en muchos lugares del mundo. Nos invaden noticias de islas de plástico de decenas de kilómetros, que se sitú ...

igualdad y derechos sociales mujer historia ...

Mujeres que han hecho historia: Oumou Sangaré

Oumou Sangaré, cantante y compositora, también conocida como la reina de África, nació en Bamako en 1968. Heredó la voz de su madre, cantante en bodas y bautizos en su pueblo y ambas fueron abandonadas por su padre que huyó a Costa de Marfil con su segunda esposa. Esta poligamia dejó marcada la infancia de Sangaré. Desde pequeña el sueño de Sangaré era ser cantante y en 1986 fue invitada a unirse ...

La impactante foto que desmiente que en las caravanas sólo hay delincuentes

Esta foto de lo que se vive en la frontera entre EUA y México le dio la vuelta al mundo por el fuerte impacto que provoca a la vista: una mujer con sus dos hijas (una descalza y la otra en chanclitas), ambas sin prenda inferior y una de ellas en pañal, corren para huir de las bombas de gas lacrimógeno y las balas de goma disparadas por la Policía Fronteriza de EUA, integrada por militares que está ...

Bioética Ciencia y tecnología Historia ...

Por qué recordamos lo que recordamos y olvidamos lo que olvidamos

Fabricio Ballarini recuerda que la capacidad de almacenamiento de la memoria humana es insignificante. “Poco más que un pendrive de los pequeños”, dice. Y sin embargo, esa capacidad nos permite gestionar grandes cantidades de conocimiento y construir una identidad compleja. “Lo bueno es que necesitamos pocas memorias para entender un proceso”, explica. El investigador argentino, que trabaja en el ...