comunidades

Reciclando lápices que se han quedado pequeños

Los lápices se gastan con mucha facilidad, cuando se utilizan van disminuyendo su tamaño, por lo tanto, se hace incómodo y difícil su uso. Por lo que se recomienda ir guardando los lápices pequeños, ya utilizados, preferiblemente en pares y unirlos por las puntas de las gomas, con cinta tipo tirro, de manera que inmediatamente aumenta su tamaño, es más manejable su uso y sirven las dos puntas, de manera que usas una punta y queda la otra mientras trabajas, tienes dos lápices en uno y ahorras dinero.

Materiales necesarios:
Lápices de grafito de diversos tamaños
Tirro de pegar, cinta plástica u otra cinta tipo con pegamento.
Envase para guardar los lápices

Procedimiento:
Una vez seleccionados los lápices por color, textura, u otra clasificación, se procede a unirlos para verificar como quedaran una vez unidos con la cinta con pegamento. Se deben unir por las puntas donde se ubican las gomas en los lápices de grafito, envolver con la cinta y darle varias vueltas hasta asegurarlos que no se muevan y podrán ser cómodos y amigables para la escritura o el dibujo.Una vez unidos asegurarse que están firmes en la unión, y, se debe probar escribiendo o dibujando, para comprobar que tienen el tamaño requerido para su uso de manera cómoda. En caso de tener lapices de varios tamaños, pueden ser útiles para los niños en la casa, debido a que ellos no requieren tamaños grandes como vienen los nuevos y por el contrario será más seguros para evitar accidentes.






 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?
Etiquetas: reciclaraprovechar

Recomendamos