Ecología

Mi vida sencilla Idea guardada 2 veces
La valoración media de 1 personas es: Excelente

Ecología ambiental y emocional

Ecologia ambiental y emocional


“Padecemos mayor contaminación emocional que atmosférica. El ecosistema emocional humano, al igual que el natural, necesita urgente desintoxicación y preservación.”

Así empieza un libro estupendo que acabo de comenzar a leer. Un libro que habla de ecología, pero desde un punto de vista un poco diferente. De ecología ambiental, pero sobre todo de ecología emocional. Un libro que -aunque no he terminado- me está enseñando muchísimo.

La importancia de la ecología emocional

Ya de entrada la primera frase hace pensar. ¿Padecemos mayor contaminación emocional que atmosférica? Pues no me extrañaría, la verdad. Nos queda mucho camino por recorrer si hablamos de Inteligencia Emocional y ese desconocimiento nos hace mal.

Viendo cómo está el panorama ecológico medioambiental, tal vez resulta complicado pensar que nos tratamos y nos cuidamos -a nivel mental- peor de lo que estamos tratando a nuestro medio. Pero realmente sólo con echar un ojo alrededor o poner las noticias, nos bastan unos minutos para ver que, efectivamente, tenemos mucho que mejorar en el plano emocional -además de en el ambiental, por supuesto-. ¿Cómo si no se explicaría la continua violencia que vivimos? ¿Cómo si no podríamos explicar el índice de fracaso escolar, el incremento de tasas de enfermedades como la ansiedad, la depresión o el estrés, el empobrecimiento de las relaciones sociales…? Yo sinceramente creo que nacen de una pobre gestión emocional.

El caso es que, tras estos meses de blog y de aprendizajes -tanto a nivel académico como informal- he llegado a la conclusión personal de que, la ecología no es una cuestión meramente ambiental, sino que nace y se sustenta desde dentro, en el plano emocional y personal.

Lo que quiero decir es que, si realmente queremos ser ecológicos -o sostenibles- tenemos que enfocarnos no sólo a nuestro medio, sino que debemos empezar por trabajar también en nuestra mente.

Por supuesto que si queremos cuidar y respetar nuestro entorno, debemos enfocarnos en él. Yo por ejemplo lo he hecho estableciéndome un compromiso personal y asumiendo unas prácticas que considero que son las que debo hacer para cumplir con lo que creo y quiero. Pero a lo que voy, es que además de eso debemos sentar las bases trabajando también nuestra ecología mental, emocional. Y esto es: tratarnos mejor a nosotros mismos, comprendernos, cuidarnos, respetarnos, hablarnos bien… Sólo así lograremos avanzar. Sólo empezando por cuidarnos a nosotros mismos, conseguiremos hacernos cargo de lo que hay afuera.

O al menos esa es mi opinión.

Durante este tiempo de experiencia personal, los días o semanas que he estado más calmada y equilibrada emocionalmente hablando, he sido -con diferencia- más responsable con mis decisiones y acciones con respecto al medio ambiente. Esos días me ha resultado más fácil y gratificante cumplir con mi compromiso personal y llevar a cabo las acciones que personalmente he decidido que quiero realizar, para aportar mi granito de arena a cuidar el mundo en el que vivimos. Sin embargo los días más tristes y grises, se me ha hecho más cuesta arriba y no he sido tan comprometida como me hubiese gustado.

Es normal, ¿no? Cuando uno no se siente bien, no tiene muchas ganas ni energía y mucho menos le apetece realizar esfuerzos.

Trabajando la ecología emocional y ambiental

No se trata ahora de empezar a hacer un montón de cosas para cuidarnos a nivel emocional. No va por ahí la idea. Porque obligarnos a hacer más cosas es sinónimo de más estrés, más obligaciones, más ansiedad… y ya de eso tenemos bastante.

Se trata más bien de empezar a querernos, a hablarnos bien, a dedicarnos un ratito al día a nosotros mismos, a relajarnos… ¿Soy yo la única, o tú también te sorprendes castigándote cuando te das cuenta de que has olvidado traer la bolsa de tela al ir a hacer la compra? ¿O tal vez te enfadas y te hablas mal a ti misma cuando, por algún motivo, no haces lo que tenías planeado?  ¿Quizás, como nos ha pasado a todos alguna vez, pasas el día con un estado general de enfado y no recuerdas muy bien cómo empezó, o eres consciente de que se inició con una pequeñez que no merecía tanta atención ni energía?

Es a eso a lo que me refiero. Si pretendemos ser ecológicos y respetuosos con lo de fuera pero tenemos esta contaminación y mala educación por dentro, difícilmente lograremos lo que queremos. Porque este diálogo y trato interior insanos no nos lo va a poner nada fácil, y con mucha probabilidad, terminaremos agotados y tiraremos la toalla. O peor aún, nos obligaremos a seguir haciéndolo, pero con un coste impagable en términos de salud. Y eso no es ser ecológicos.

Yo entiendo la ecología como cuidado y respeto, y creo eso tiene que empezar necesariamente por uno mismo.

Creo que puede ser ideal ir avanzando de manera paralela en las dos esferas: la medioambiental y la emocional. Podemos empezar, por ejemplo, tomando conciencia de cómo nos hablamos y mejorar nuestro diálogo interior. Si somos capaces de lograrlo, haremos un gran avance. Y por otro parte, podemos empezar por reducir nuestro uso y consumo de plástico. O por controlar el malgasto de agua. ¡Hay tantas cosas que se pueden hacer! Y todas ellas son importantes.

A medida que vayamos avanzando en nuestros pasos iniciales, iremos un poquito más allá. Sin prisas pero sin pausas, como suele decirse.

Si empezamos a tratarnos mejor en el plano emocional, haremos las cosas que nos hemos propuesto en el plano medioambiental con otra predisposición, más bonita. En vez de hacerlo por obligación y porque nos machacamos para ello, lo haremos por disfrute, por placer, respetando y valorando nuestros fallos y disfrutando más de nuestros avances.

No es cuestión de obligarnos a ser unos perfectos ecologistas emocionales -ni medioambientales- de la noche a la mañana y de llenar aún más nuestras apretadas agendas con cursos, lecturas, listas y actividades para aprender a serlo. Se trata más bien de tomar conciencia y empezar a implementar algunas cosas que nos ayuden a tomar más conciencia de nuestras emociones y nos permita cuidarnos más y mejor. Porque a la larga será más beneficioso para todos.

Cada uno sabe las energías, el tiempo y las ganas de las que dispone. Como en el plano medioambiental, la ecología emocional es cuestión de ganas y compromiso. Y cada quien que determine los ritmos que mejor le vengan. Pero con ganas e ilusión.

Mi propuesta es empezar poco a poco, en ambos planos. Haciendo pequeñas acciones. Pero con miras siempre a mejorar y avanzar. Retarnos, sí. Comprometernos a mejorar y esforzarnos para lograrlo, sí. Pero tratarnos mal, nunca.

¿Tú que opinas?

The post Ecología ambiental y emocional appeared first on Mi vida sencilla.

Fuente: este post proviene de Mi vida sencilla, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

un viaje por lo sencillo

Hace unos días compartía un post en el que hablaba de la importancia de dedicar tiempo a cuidarnos de verdad, a escucharnos, mimarnos, querernos y a aprender a estar con nosotros mismos, para tomar co ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

alimentación ecológica inteligencia emocional terapias

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

Hoy en día oímos hablar mucho sobre la inteligencia emocional, pero que és?? bueno para que lo tengáis un poquito más claro os comentaremos que la Inteligencia Emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos... Este término se hizo popular gracias a Daniel Goleman, con su célebre libro: Emotional Intelligence, publicado en 1995. Goleman estim ...

Ecoideas y ecotips ahorro huella ecológica ...

20 tips para una empresa sostenible. Ecología también en el trabajo

El post de hoy va sobre cómo ser una empresa sostenible y precisamente coincide con un día especial para la empresa en pañales de La Ecocosmopolita, Usar y Reusar. Resulta que he escrito un artículo para el  blog Alterconsumismo, mi blog preferido de Planeta Futuro, El País, titulado El futuro no es desechable. ¡Espero que te guste! Y en lo que toca al blog de La Ecocosmopolita, el artículo de hoy ...

vida interior vida emocional salud emocional ...

Día Mundial de la Salud: cuidemos también de la Salud emocional o mental

En el canal de padres de facilisimo, como sabéis, canal de modero desde hace años, estoy acostumbrada a proponer temas relacionados con el bienestar emocional de los niños, prácticamente desde que éstos son unos bebés. Por eso, hoy se me ha ocurrido lanzar algunas preguntas al aire. Preguntas que os hago de adulto a adultos, honestas y directas, que podéis o no contestar.... Primero de todo, quisi ...

Notas acuerdo de paz colombia ...

Voto por las cosas imperfectas

El fin de semana ocurrirá un evento que marcará la historia de Colombia: se definirá, a través de un plebiscito, si los colombianos estamos o no de acuerdo con el recién firmado acuerdo de paz. (Todo esto, aunque no lo parezca, tiene mucho que ver con lo que suelo compartir en el blog. Más abajo vas a ver por qué). Las redes sociales han estado inundadas de imágenes que promueven el Sí o el No, y ...

Economía Social Medioambiente Noticias ...

Triodos Bank el banco que debes utilizar pues financia proyectos medio ambientales

Triodos Bank es un banco distinto a los puramente capitalistas, es un banco específico para financiar proyectos medio ambientales y de economía social. Te proponemos que cambies del banco de toda la vida por un banco mas humano ya que se necesita mas capital para financiar proyectos de este tipo En la actualidad, el Grupo Triodos, formado por Triodos Bank y los fondos de inversión, gestiona un bal ...

#InfoLenteja

Tu huella ecológica

La huella ecología es una especie de “medida” que se ha elaborado para conocer el impacto que el ser humano genera en el planeta tierra, trata de dimensional sus necesidades y dar a conocer cuánto de este mundo se necesita para satisfacer sus necesidades; está formulado en forma de cuestionario en el que se van llenando diferentes preguntas sobre nuestro vida diaria y dividido en categ ...

ciencia opinión

Cambio climático: ¿realidad o mentira?

Corría el año de 2006 y aunque ya se hablaba del impacto de la contaminación ambiental, del efecto invernadero, fue hasta el estreno y difusión del documental Una verdad incómoda que el cambio climático se volvió tema de dominio público y plática de sobremesa, cumpliéndose así con el propósito de la campaña de Al Gore, exvicepresidente de Estados Unidos, para “educar a los ciudadanos” sobre el cal ...

Veganismo

Vegano por el planeta

Hay múltiples razones para adoptar un estilo de vida vegano, pero hacerlo por el planeta es uno de los motivos de más peso. Cuando las Naciones Unidas publicó en 2007 su estudio medioambiental, muchos se sorprendieron al averiguar que la industria ganadera era responsable de más contaminación por gases de efecto invernadero que las emisiones de todos los vehículos y medios de transporte del mundo. ...

Blog Empezando tu Marca branding con emoción ...

Como poner el precio correcto a mi producto

Por Cristina Bosque. Creativa y propietaria de  Cris B. Saber poner el precio correcto a nuestros diseños es un tema complicado. Debemos valorar el coste real y el emocional. Un difícil equilibrio sobre todo cuando es nuestro bebé el que sale al mercado. Imagen portada: Imprescindible hacer muchos números antes de empezar tu proyecto. Fotografía Alfredo Bravo para Cris B. Después de meses de pensa ...

América Biotecnología Bioética ...

Ciudades inteligentes

*Guillermo Cárdenas Guzmán ¿Es posible transformar el entorno caótico de las urbes para lograr su crecimiento sostenible y planificado? Con las herramientas de la era digital y el conocimiento científico se busca concretar esta utopía del siglo XXI. En su libro El zoológico humano, el famoso etólogo inglés Desmond Morris argumenta que las ciudades modernas no deben considerarse junglas de asfal ...