Ecología

Blog de ecocosas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

China está convirtiendo la selva tropical en muebles baratos para los EE.UU.

La segunda selva tropical más grande del mundo esta en la cuenca del Congo en África Central, pero está desapareciendo a un ritmo alarmante, a pesar de las leyes locales contra la deforestación.

Un nuevo estudio de la Universidad de California nombra a China y a los Estados Unidos como los principales culpables.

China duplicó con creces sus importaciones de madera de la cuenca del Congo entre 2001 y 2015, según el estudio, y la mayor parte fue para fabricar los muebles baratos que exportó hacia los Estados Unidos.

Los consumidores estadounidenses gustan de estos muebles baratos, pero muy pocos tiene idea del alto precio que todos estamos pagando por ello.

Informes recientes sobre los planes del nuevo presidente de Brasil de abrir la selva amazónica a la agricultura y la minería han preocupado al mundo sobre los efectos de la deforestación en el cambio climático mundial.

deforestación congo


El planeta entero depende de estos dos grandes bosques tropicales para mantener a raya a el dióxido de carbono y evitar que el calentamiento global se descontrole.

Además de la catástrofe climática potencial, la deforestación ilegal de China en la cuenca del Congo está privando a los africanos locales de recursos vitales para su supervivencia.

Y debido a que los madereros chinos sólo quieren troncos redondos (madera en bruto), ni siquiera están proporcionando ningún empleo local (a través de aserraderos o madereros) a aquellos cuyas tierras están siendo desbastadas.

Esto asegura que China maximice las ganancias mientras que los países locales siguen siendo pobres.

Un informe de la Agencia de Investigación Ambiental con sede en Londres reveló que las empresas estatales chinas desempeñan un papel importante en la industria maderera ilegal, una industria de aproximadamente 30.000 millones de dólares en todo el mundo.

“Más de la mitad de los suministros actuales de materia prima maderera de China provienen de países con un alto riesgo de tala ilegal y mala gobernanza forestal”, dijo la agencia.

Muchos países desarrollados, como Estados Unidos, Australia y la Unión Europea, están promulgando leyes para prohibir las importaciones ilegales de madera.

Por ejemplo, en 2013, la Unión Europea introdujo el Reglamento de la Madera de la UE. Este reglamento requiere una “diligencia debida” por parte de los importadores para verificar que la madera que se introduce en los mercados de la UE no ha sido talada ilegalmente.

Esto ralentizó las exportaciones de madera de la Cuenca del Congo a la UE, pero China se apresuró a explotar el vacío.

Mientras que algunos grupos ecologistas se centran en alentar a China a prohibir las importaciones ilegales de madera, otros dicen que es necesario que haya más conciencia en los países consumidores, como Estados Unidos, sobre la procedencia de sus muebles.

“Cuando el mundo quiere muebles baratos, China se los conseguirá, de una forma u otra”, dice la Alianza de Líderes en Investigación y Pensamiento Ambiental.

Enlace al estudio mencionado: https://rgs-ibg.onlinelibrary.wiley.com/doi/pdf/10.1111/area.12469

Fuente: este post proviene de Blog de ecocosas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Beneficos para la salud de la piña

Desde que Cristóbal Colón trasladó la piña a Europa, se considera que esta es originaria de dicho continente. Asimismo, se conoce en muchos lugares como un alimento extravagante y un poco exótico que ...

Cómo hacer cera casera para depilar

Afeitarse es una de las maneras más rápidas de eliminar el vello corporal, pero no es tan efectivo como la depilación con cera, además de doloroso. La depilación con cera arranca el cabello de la raíz ...

Etiquetas: cambio climático

Recomendamos

Relacionado

Mundo Ecológico Mundo Económico Mundo Medio Ambiente

La pérdida de tierras vírgenes pone en peligro el delicado equilibrio ecológico del Artico.

La insaciable demanda de energía ha impuesto la necesidad de explotar el gas y el petróleo de las regiones árticas, poniendo en peligro el delicado equilibrio ecológico de los ecosistemas de tundra y su vida silvestre. La pluvisilva y los bosques tropicales, sobre todo en el Sureste asiático y en la Amazonia, están siendo destruidos a un ritmo alarmante para obtener madera, despejar suelo para pas ...