Cómo tratar el malestar digestivo con alimentos biológicos


La digestión es un proceso fisiológico, por el cual diversas enzimas convierten los alimentos en moléculas sencillas para que vuestro intestino las pueda absorber. Esto permitirá usar los alimentos que consumáis como energía.

El proceso digestivo puede verse afectado por componentes antinutritivos que se encuentran en alimentos ultra procesados, dando lugar a dos malestares digestivos típicos, como el estreñimiento y la diarrea, ya que nuestro organismo no está diseñado para metabolizar ciertos nutrientes y sustancias químicas.

Los alimentos biológicos permitirán que mantengamos un sistema digestivo sano que nos permitirá aprovechar todos los nutrientes de forma óptima y segura.

¿Cuáles síntomas se pueden  presentar en los problemas digestivos?

El cuerpo da señales cuando la digestión y absorción no están ocurriendo adecuadamente. Entre estas señales están los cólicos, la inflamación abdominal y los gases. Podéis prevenir estos malestares si evitáis consumir alimentos ultra procesados. Os invito a conocer mejor dos típicos problemas digestivos y recomendaciones que le permitirán tratarlos.

La dieta va a depender del tipo de malestar digestivo que sufráis. El estreñimiento es un síntoma de problemas digestivos, caracterizado por deposiciones dificultosas o infrecuentes. Consiste en un trastorno del hábito intestinal definido en términos simples como una disminución en la frecuencia evacuatoria (menor a 3 veces por semana) de heces demasiado duras o difíciles de expulsar.

A menudo a las personas que sufren de estreñimiento, les molesta más el malestar físico del sobreesfuerzo, las heces duras y las evacuaciones incompletas, que la escasa frecuencia de las deposiciones.

¿Cuáles son las causas del estreñimiento?

1) Reprimir el deseo consciente de la defecación de forma frecuente o continua, («negligencia a la llamada») acaba por alterar los mecanismos intestinales causando estreñimiento crónico.
2) Una dieta inadecuada (fibra insuficiente, menos de 4 vasos de agua al día).
3) Falta de actividad física.
4) Sobrepeso, obesidad: limitan la capacidad de movimiento.
5) Medicamentos: antiácidos, antidepresivos, antihipertensivos, medicamentos para el resfriado, analgésicos.
6) Enfermedades como anorexia nerviosa, diabetes mellitus, hipotiroidismo, hipoparatiroidismo, insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal crónica, cáncer de colon, etc.
7) Trastornos neuromusculares.

Recomendaciones dietéticas

El tratamiento nutricional básico en personas sin otros problemas de salud, consiste en el consumo de cantidades adecuadas de fibra, tanto soluble como insoluble.

La fibra soluble atrae el agua y se convierte en gel durante la digestión, esto facilita el proceso digestivo. Este tipo de fibra se encuentra en el salvado, hojuelas de avena,  cebada, nueces, semillas, frijoles, lentejas, algunas frutas enteras, guisantes, toronja, zanahoria, limón y naranja.

La fibra insoluble se encuentra en alimentos como el salvado de trigo, las verduras y los granos integrales. Este tipo de fibra le aporta volumen a las heces y ayuda a que los alimentos pasen más rápidamente a través del estómago y los intestinos.

¿Cómo tratar la diarrea?

La diarrea resulta ser un problema digestivo, contrario al estreñimiento. En este malestar las deposiciones son frecuentes y de textura anormal, para tratar este malestar os recomiendo:

- Evitar la fibra vegetal, ya que aumenta el volumen intraintestinal, estimulando los movimientos intestinales y ocasionando cólicos.
- Procurar comidas poco abundantes.
- Evitar la leche, por su contenido en lactosa y por ser de digestión prolongada.
- No consumir guisos, fritos, embutidos y salados, éstos irritarían la mucosa digestiva.
- Limitar grasas de origen animal (carnes), por ser de digestión prolongada.
- Evitar cafeína,  zumos de naranja azucarados dado que son estimulantes del reflejo gastrocólico.

Una vez que logréis superar vuestros malestar digestivo, os recomiendo que mantengáis una dieta basada en alimentos ecológicos. La recuperación de la salud digestiva, debe ser sostenida con un menú en el que predominen los vegetales, las frutas y los granos enteros. De igual forma, lo ideal será acudir a un nutricionista, que planifique vuestra dieta en función a las necesidades de energía y nutrientes que necesitáis.


Powered by Gedésica
Luisa Flores


 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
Etiquetas: comida