Ecología

Blog de ecocosas Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Descalcificadores, qué son y que peligros tienen para la salud

Las descalcificadores son máquinas esenciales para el saneamiento del agua, pues son las que se encargan de limpiarlas completamente del calcio y el magnesio que se acumula en todas sus partículas.

Aunque no todas las personas conocen exactamente el uso y la definición de estas máquinas, es importante que tengan el conocimiento necesario para tratarlas u opinar acerca de sus funciones y características.

Por esta razón, te contaré todos los detalles que se escoden detrás de las descalcificadoras, pues tú también tienes que estar informado acerca de esta fantástica y eficiente máquina. ¡Lee con atención y disfruta la información!

¿Qué es un descalcificador?

Un descalcificador es una maquina muy eficaz para eliminar el exceso de sales de calcio y magnesio que se acumula en el agua. Seguramente has notado que, con algunas aguas, se debe agregar más jabón para lograr una buena espuma y una limpieza correcta de la ropa.

Esta particularidad se presenta por la existencia de magnesio y calcio que se acumula en el agua, cosa que dificulta que las demás sustancias se disuelvan correctamente; por si fuera poco, es normal que la abundancia de cal se sitúe tanto en la ropa como también en las tuberías.

descalcificador


También se puede ver en las ollas que quedan con un residuo blanquecino a este tipo de agua se le llama aguas duras.

En las ropas de color oscuro, es normal que la cal deje algunas manchas que sean difíciles de quitar. Si eres de las personas que adorna la ropa de cama blanca, tienes que tener en cuenta que el agua con cal suele oscurecer el tono de estos vestidos y les ofrece un aspecto avejentado a los tejidos.

La cal obstruye el paso de agua ya que se pega en las tuberías, aparte, ralentiza el calentamiento del agua, lo que hace que necesitemos gastar mas energía para obtener agua caliente sanitaria en nuestro hogar.

Cómo funciona el descalcificador.

La descalcificación del agua, consistn en un proceso en el que se intercambian diversos iones. Se utilizan algunas resinas y se capturan los iones de magnesio y calcio que quedan en el agua, eliminándolos de manera completa y eficientemente.

Generalmente la descalcificación posee tres procesos:

Intercambio iónico.

Descaclificación.

Regeneración.
En el proceso de intercambio iónico, el agua que está repleta de cal y magnesio atraviesa una resina que atrapa todos los iones desprendidos por el calcio y el sodio. El sodio es un elemento que se caracteriza por ser más soluble que el calcio, con él se pueden evitar algunos problemas de dureza en el agua y ciertas incrustaciones.

Ahora bien, en la descalcificación, el agua que ha pasado por la resina, regresa a la parte superior de la columna que contiene y un contador de agua descalcificada cuando se requiere una regeneración.

Por último, es preciso comentar que la regeneración es esencial porque la cantidad de iones de magnesio y calcio que la resina recoge, es limitada. En este sentido, cuando la resina se resiste a absorber más cationes, se debe lavar con una solución que se concentra en la sal común y, de esta manera, se resuelve el problema.

Aunque se considera un proceso simple, es importante acotar que los procesos de los descalcificadores arrojan como resultado, un agua ideal para aprovecharla al máximo en las actividades domésticas.

Peligros de la salud por el uso de descalcificadores.

Para poder contrarrestar los efectos producidos del agua dura, diversos propietarios escogen instalar un descalcificador para ablandar el agua que posee residuos de sodio. Con esta máquina, el agua se suaviza a través del intercambio de iones por minerales que la convierte en un elemento “duro”.

El magnesio y el calcio del agua suelen ser sustituidos con sodio u otros elementos químicos. En este punto reside uno de los mayores problemas: el uso de tratamientos químicos utilizados en los sistemas tradicionales de eliminación de cal.

Los descalcificadores que intercambian los iones, suelen eliminar los dos elementos minerales del agua, y no solo eso, sino que también pueden verter una cierta cantidad de sodio en el agua, cosa que es poco recomendable para nuestra salud y, en caso de que desees consumirla, tienes que tomar en cuenta un gasto adicional que seria instalar un equipo de ósmosis inversa por ejemplo para quitar ese exceso de sal.

En resumidas cuentas, los descalcificadores que trabajan a base de sal, acaban con agua que posee cloruro de sodio en exceso y pueden ocasionar dificultades en la salud; también en aquellas a las que les faltan minerales buenos, tales como magnesio y el calcio.

La sal que se utiliza pueden llegar a ser un poco corrosiva para la instalación y, finalmente, el agua puede quedar un poco salada.

Sin embargo, esto no es todo, por ejemplo si tenemos plantas en casa, al regarlas con el agua salada obtenida de estos sistemas, la sal termina acumulándose en el suelo y eliminando la vegetación.

Aparte, el agua que el sistema desperdicia, suele ser un agua residual y cargada con un gran nivel de sal tratada, pero usualmente termina depositada en el océano o incluso en aguas que se destinan a los regadíos, afectando un poco a la permeabilidad del suelo y causando inconvenientes de infiltración.

El exceso de sodio puede dar como resultado la disociación y dispersión del suelo.

Al consumir este tipo de agua, también pueden generarse efectos contrarios en la salud, puesto que las personas que mantienen dietas bajas en sodio, no necesitan un aporte extra de este elemento que termina siendo absorbido por la piel cuando se está en la ducha o cuando se toma agua potable.

Por estas razones, es importante que tengas suficiente conocimiento acerca de los procesos realizados por las descalcificadoras, puesto que terminarías muy afectado por los efectos secundarios causados por el agua tratada o por las que posee altos contenidos de sodio y magnesio.

Recuerda que siempre es importante mantener un conocimiento claro acerca de cualquier tipo de procedimiento o de cualquier tipo de maquina con la que vayamos a trabajar en momentos determinados.

Descalcificadores electrónicos y magnéticos.

Existen en el mercado una serie de descalcificadores electronicos, pero en verdad no descalcifican el agua sino que lo logran es que no se cristaliza, con lo cual no se incrusta en la tubería, por lo que en verdad son desincrustadores.



En cuanto a los que funcionan con magnetismo, directamente son un timo, no existe evidencia alguna de que funcionen en algun aspecto.

Pastillas Anti-cal.

Se trata de pastillas para por ejemplo añadir al lavado de ropa en zonas donde el agua es muy dura, funcionan correctamente pero no deben usarse en agua para consumo humano, ya que es deficil regular la cantidad de residuos que dejan en el agua.

Descalcificador sin Sal.

Actualmente han comenzado a aparecer en el mercado descalcificadores sin sal, que a diferencia de los con sal, no remuven el calclio y el magnesio que en si son necesarios para nuestra salud y lo que logran es mantenerlos en estado liquido y que no dañen nuestras tuberías o electrodomesticos, estos descalcificadores traen sistemas mecánicos, junto con barras de iones que hacen que obtengamos un agua mas blanda y apta para el consumo.

Fuente: este post proviene de Blog de ecocosas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Beneficos para la salud de la piña

Desde que Cristóbal Colón trasladó la piña a Europa, se considera que esta es originaria de dicho continente. Asimismo, se conoce en muchos lugares como un alimento extravagante y un poco exótico que ...

Cómo hacer cera casera para depilar

Afeitarse es una de las maneras más rápidas de eliminar el vello corporal, pero no es tan efectivo como la depilación con cera, además de doloroso. La depilación con cera arranca el cabello de la raíz ...

Etiquetas: Salud natural

Recomendamos