Bodouakro: érase una vez... Idea guardada 1 veces
La valoración media de 1 personas es: Muy buena

El cartero que siempre llama más de dos veces. (o de tres, o de cuatro…)

Qué fácil resulta ponernos en contacto con quien deseamos, ¿verdad qué sí? Tenemos WhatsApp, Twitter, móvil… incluso el correo ordinario tan denostado últimamente sigue funcionando para aquellos que prefieren la palabra escrita.

Pues venga, ahora imaginaos una aldea en medio de la nada, sin agua corriente ni electricidad, con casas de adobe y donde el móvil es un lujazo y lo de las redes sociales mejor lo dejamos para otro día.

Sí, hablamos de Bodouakro, y os contaré qué hacemos para que esas cartas que escribís lleguen y lo que significa la correspondencia para los niños.

Primero, avisar a los padrinos y madrinas para que aquellos que lo deseen se pongan manos a la obra y escriban una bonita carta con fotos o dibujos incluidos a sus niños.
Y ya de entrada cuando aviso se produce el maremágnum. Primero, algunos la envían rápido. Segundo, los que lo dejan para el último momento y tercero, siempre siempre tengo algún despistado/a que cuando se han enviado pregunta por la fecha limite porque no la recuerda. Jajajajaja, ¡me encanta tanta diversidad! Supongo que otros lo odiarían, no es mi caso, veo la implicación.Traduzco, registro y envío por email todas ellas.

Lo segundo es dar orden al “cartero” para que se vaya preparando, esté pendiente de la llegada de las cartas y una vez recibidas… corriendo a entregarlas.

Foto vía Aidén Calvo de Miguel.

Y lo tercero, el tiempo. No hablo del tiempo que emplearemos en llevar a cabo la actividad para que la comunicación entre padrinos-ahijados sea fluida, hablo del tiempo meteorológico de Costa de Marfil. En época de lluvias… ocurre lo que veis. Este es el camino a Bodouakro, como bien suponéis, de asfalto nada de nada, tierra apisonada únicamente gracias al trasiego de gente y gracias. Lo que para nosotros supone un recorrido de media hora, se convierte en un viaje de casi tres allí. Os lo puedo asegurar porque lo he vivido, montada en la moto con mi compañero en viaje de vuelta a Daloa. No quiero recordar el dolor al bajarme ni los golpes de un casco demasiado grande para mi cabeza con los baches del camino… ¡me dolían hasta las pestañas!

Aprendí a valorar el trabajo de François y a dar gracias por tenerle ahí, dispuesto siempre a hacerlo lo mejor posible.

Foto vía Aidén Calvo de Miguel.
Cuando mi compañero aparece en Bodouakro los niños se dan cuenta enseguida que algo hay. Muchos padrinos me comentan que sus niños son muy serios, pero lo único que ocurre es que posan para las fotos. Esto es lo que sucede cuando “el cartero” François aparece de improviso.

Las cartas se reparten y los niños las leen y escriben las respuestas a sus padrinos. Naturalmente esto no ocurre el mismo día, siempre hay algún pequeñajo que por algún motivo no ha ido al cole, así que nos tocará volver dos o tres o más veces a por ella. Creo que François puede hacer el camino Daloa-Bodouakro, Bodouakro- Daloa con los ojos cerrados, en época de lluvia y sin meterse en un solo socavón.

Las cartas de los padrinos son una ventana al exterior para estos niños, les muestran otros mundos con ciudades que buscan en el mapa de la escuela, les ayudan a pensar que también ellos quieren seguir estudiando (algunos quieren estudiar la profesión de sus padrinos) y les fuerza a escribir y leer mejor.

Foto vía Aidén Calvo de Miguel.

Ojala dentro de poco todos ellos deban esforzarse, eso significaría que cada uno recibe una carta o pinta un dibujo porque hay una madrina o un padrino implicado en su educación. Aunque tuviéramos que comprarle una saca a nuestro cartero particular. Aunque tuviera que “llamar” más de 10 veces.
Significaría el pleno apadrinamiento en Bodouakro.

Aidén Calvo de Miguel
Apadrinamientoacalvo@globalhumanitaria.org

Fuente: este post proviene de Bodouakro: érase una vez..., donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Bodouakro Costa de Marfil Derechos Humanos ...

Juanra y Lidia "¿La mayor alegría? Ver que poco a poco la familia de padrinos se va incrementando"

Global Humanitaria recoge el testimonio de nuestro padrino Juanra como muestra de implicación, de cómo "todos sumamos más" y es posible. Estamos muy contentos por ello y aquí os lo traemos también, no podía ser de otra forma. "Juanra y Lidia "¿La mayor alegría? Ver que poco a poco la familia de padrinos se va incrementando" Juanra, madrileño y padre de tres hijas, es pad ...

Amadou Kourouma Bodouakro Costa de Marfil ...

Hoy charlamos con... François

Empezamos una serie de cervezas virtuales en las que me voy a dar el lujo de poder conversar con gente interesante relacionada con Bodouakro. De ellas estoy segura de que voy a aprender mucho, que es una de las cosas que más me gustan, arrimarme, escuchar y empaparme. Meteos en situación e imaginad una terraza, la que más os guste, porque allí estaré tomándome una birra acompañada. Sentaos, no hab ...

Blade Runner Bodouakro Nueva York ...

Hoy charlamos con… José Antonio

José Antonio. Salimos de ver Blade Runner, ¿Os acordáis? Sí, después del café con Fernando nos fuimos a ver Blade Runner. Pues al salir me topé con José Antonio, y no tenía ganas de irme a casa, (después de la lluvia se había quedado una noche estupenda) Fernando había quedado y José Antonio y yo decidimos irnos a tomar algo. te voy a llevar a una bar cerca de la Plaza de Santa Ana que te va a enc ...

Bodouakro padrinos madres ...

Gotas de agua

"A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería mucho menos si le faltara una gota." Madre Teresa de Calcuta Siempre es importante saber la opinión de los demás, pero para nosotros es algo básico. Aparte de estudiar sobre el terreno las necesidades más acuciantes de nuestros peques y sus familias, y de tener en cuenta (evidentemente) la opinión de l ...