comunidades

Maquina de café que aprovecha los restos para hacer crecer setas

Los restos del café tienen muchos usos aunque unos los tire normalmente a la basura, son entre otras cosas un fertilizante genial y también sirven en el lombricompost para acelerar el crecimiento de nuestras lombrices, puedes ver más ideas en: 20 formas de reutilizar el café. Buscando una forma de aprovechar las ventajas de este residuo para algunos, de manera inteligente y práctica, el diseñador Colombiano Adrián Pérez creó una maquina que produce café y setas.

Así la maquina de café pase de ser una generadora de residuos como lo son las Nesspreso, que nos deja unas capsulas de aluminio prácticamente imposibles de reciclar a ser algo que genera comida y compost para nuestras plantas.

maquina_cafe_setas


Bautizada como el HIFA, la máquina funciona de manera muy sencilla. Además del espacio para preparar café, donde se coloca el polvo, el café tiene dos compartimentos:en uno de ellos se colocan los restos del café luego de preparado y en el otro está alojado micelio que dará lugar a las setas. Los restos de café y el micelio están separados por un filtro, que permite que poco a poco los posos de café se conviertan en fertilizante y alimento para las setas.

maquina_cafe_setas_2
maquina_cafe_setas_3


Además de ser un fertilizante natural de alto valor nutritivo, el propio café es rico en humedad lo cual también contribuye al desarrollo de las setas, que, en pocas semanas comienzan a brotar de la ranura y pueden quitarse para el consumo humano.

El único mantenimiento requerido por el setas es aplicar pulverizaciones de agua en el micelio; al final del proceso los restos de café siguen siendo útiles como abono para nuestras plantas.

Fuente: este post proviene de Blog de ecocosas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cómo limpiar el horno sin tóxicos

Los productos limpiadores de horno suelen estar llenos de tóxicos que luego nos comemos, por no hablar de los vapores que provocan y el olor que impregna nuestra casa durante su uso. Es por esto que l ...

Recomendamos