Ecología

La Vida Uve Idea guardada 3 veces
La valoración media de 14 personas es: Excelente

Eco Rebolición: El Problema de los Bolígrafos



Cada año generamos individualmente unos 500 kilos de basura, la cual se compone aproximadamente de un 25% de plásticos. Este número va en aumento con el paso de los meses y, aunque las iniciativas contra las bolsas de plástico se han popularizado, todavía hay residuos que parecemos no saber evitar.

Un ejemplo es el bolígrafo desechable. Ya sabes, el clásico boli de plástico de un solo uso que nos regalan en cualquier evento o reunión, que acumulamos por docenas en los cajones de nuestro escritorio, y que perdemos y volvemos a obtener a un ritmo casi vertiginoso.

Aunque la gran mayoría de campañas se centran en buscar solución a las bolsas y a las botellas de plástico, la verdad es que los bolígrafos desechables tampoco son un problema pequeño, que digamos.

Según un estudio de la EPA, cada año se tiran solo en América 1.6 billones de bolis. Si añadimos la resta del planeta y lo multiplicamos por las décadas que hemos utilizado este producto para escribir, podremos comprender en parte las islas de basura del tamaño de Texas que se encuentran en el océano.


Cada vez que tiras un bolígrafo desechable, este contamina el medio ambiente.

Es fácil comprender la popularidad de los bolis desechables: son de bajo coste, de cómoda utilización y pueden encontrarse en todas partes. Sin embargo, no dejan de ser productos con fecha de caducidad. Un bolígrafo puede durar entre 1 y 5 meses, depende del uso que se le dé. Además, su composición de plástico no biodegradable es muy difícil de reciclar, por lo que contribuye a la acumulación de tóxicos en el medio ambiente.

El pasado junio decidí hacer un experimento y comprobar cuantos bolis tenía en mi despacho. A pesar de no haber sido nunca una compradora compulsiva de material de escritorio, me llevé la sorpresa de tener más de 40 bolígrafos en mis cajones. ¿De dónde los había sacado?

Me di cuenta de que muchos de ellos eran objetos publicitarios de marcas y eventos, que otros muchos eran de una calidad pésima y que unos cuantos otros no habían visto jamás la luz del sol. No sabía ni que los tenía, vamos. En ese mismo momento decidí no comprar ni aceptar un solo bolígrafo más hasta terminar los que había acumulado a lo largo de los años.

Ya llevo más de 6 meses usando mi arsenal, y me queda más de la mitad. A pesar de todo, siendo consciente del impacto medioambiental que tienen estos objetos, cada vez que gastaba uno y lo desechaba seguía sintiéndome culpable al generar ese residuo. ¿Acaso existía alguna alternativa sostenible al bolígrafo desechable?


Las plumas estilográficas son reutilizables, recargables y duraderas.

La verdad es que, ante la problemática situación de los bolígrafos desechables, han surgido varias alternativas. Algunas tan básicas como bolígrafos de plástico reciclado (que no son una solución real al problema), y otras tan originales como bolis hechos de papel con semillas interiores que pueden ser plantadas una vez termines la tinta.

Mi alternativa preferida, no obstante, y la que he acogido desde Noviembre por funcionalidad y comodidad, es la de la pluma estilográfica. Esta herramienta, considerada como una de las mejores para escribir, son más caras que los bolígrafos, pero solo necesitan comprarse una vez. Ya nuestros padres y abuelos las utilizaban en su día a día, y tan solo tenía que rellenar la tinta a medida que se fuera gastando –tinta que puede ser ecológica y puede comprarse en botes de vidrio.

¡Voilà! Un sistema con sentido, cómodo y sostenible. Al fin y al cabo, lo que realmente necesitamos es tinta. Cuando se nos acaba la gasolina, no tiramos nuestro coche entero, dice Lin King, encargado de los servicios de reciclaje de una universidad americana, así que, ¿por qué íbamos a tirar todo el bolígrafo cuando se nos acaba la tinta?.


Desde que compré mi pluma estilográfica, mi escritura es más sostenible... ¡y más elegante!

Realizar el cambio a una herramienta de escribir reutilizable es sencillo y efectivo, y puede ayudar enormemente al planeta. Además, las plumas, que requieren de menor presión manual, permiten sesiones de escritura más cómodas y más largas, y ofrecen una mayor variedad en cuanto a surtido de colores para las tintas.

Si tus sesiones de escritura son menores a causa de la tecnología, ¿no tiene más sentido invertir en un solo bolígrafo o pluma? ¡Pásate a la eco re-boli-ción!

Fuente: este post proviene de La Vida Uve, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

La vida secreta de los cerdos

Si de algo se están haciendo eco las redes sociales, es del episodio de Salvados en el que Jordi Évole revelaba la realidad de las granjas industriales. En él, se podía ver el maltrato animal (y human ...

Es hora de hablar de las bananas fairtrade

Es hora de hablar de plátanos, y no precisamente de plátanos normales y corrientes. Después de ver como varios países invertían en más y más productos de comercio justo, normalizando así este sistema ...

3 webs que te ayudarán a reducir residuos

Cada vez son más las personas conscientes de la enorme cantidad de plásticos que utilizamos en nuestro día a día, y que quieren hacer algo para cambiar esa situación. A veces, no obstante, es difícil ...

Recomendamos

Relacionado

El hombre-basura

¿Sabías que cada uno de nosotros genera más de 500 kilos de basura al año? Reducir, reusar y reciclar debería ser el objetivo de todos, como lo es ya de un buen número de ciudadanos y de activistas como Rob Greenfield, que se pasea por las calles de Nueva York vestido con un traje hecho de basura. Sí, sí, de desperdicios. Su objetivo: llamar la atención de neoyorquinos y turistas sobre la inmensa ...

alimentación saludable reciclaje minimalismo ...

Eco-Productos para el Almuerzo Zero Waste

Si leíste este artículo tendrás una mejor idea de lo que es el Zero Waste. Pero si quiere el resumen, el Zero Waste se refiere a un estilo de vida en la que el consumidor procura no generar basura. Un Zero-Waster es consciente de los materiales de los productos que consume y el volumen de la basura que genera. Es por eso que los materiales más usuales son vidrio, acero inoxidable, madera, bambú, e ...

ecologia plastico

Mejor sin plásticos

¡Hola! En Esturirafi llevamos tiempo preocupadas por el exceso de plástico en los océanos. Este problema cada vez es más visible, pero no sólo es un problema estético que afecta nuestras playas, estos plásticos viajan por los océanos, se degradan y acaban siendo confundidos por comida por peces, aves y otros animales marinos. Aprovechando la nueva campaña de Greenpeace "Mejor sin plásticos&qu ...

residuo cero una vida simple vida eco ...

Los productos eco que seguiría utilizando aunque no me importara el planeta (II)

Hoy retomo mi top ten de productos ecológicos que empecé la semana pasada para hablarte de esos artículos sostenibles que ya no faltarán jamás en mi casa. Aunque me de un golpe muy fuerte en la cabeza y me olvide de que algún día fui ecologista. Incluso así. Pero antes de ir al lío, te recuerdo que este blog no tiene publicidad y que ninguna de las marcas que menciono ha pagado por aparecer aquí. ...

problemas ambientales

Crecimiento poblacional

El Problema del Crecimiento Demográfico o Sobrepoblación Impacto Ambiental del Crecimiento Urbano de la Población Durante muchos tiempos atrás los seres humanos siempre han impactado sobre su medio ambiente, por la explotación irracional e insostenible de todos los recursos naturales y con el nacimiento de la revolución industrial, originado el problema de la contaminación ambiental que en la actu ...

Consumo responsable basura consumo responsable ...

Hacia una vida con menos basura

Hace algunos años que la gestión de nuestros residuos pasó de ser un tema del que solo se preocupaban unos pocos a convertirse en un problema global. Cada español generamos de media 466 kilos de residuos al año. Perdemos de vista nuestra basura cuando la depositamos en los contenedores urbanos pero ¿qué pasa después?. Sólo un 10% se destina a la fabricación de compost, otro 10% se incinera y el 20 ...

pañales desechables contaminación ...

Los pañales desechables

Los pañales desechables son una comodidad para los padres de familia, pero existen estudios en donde alertan que para la fabricación de éstos se utilizan componentes químicos como el poliacrilato de sodio, dioxina que según estudios médicos pudiera estar asociada con sustancias cancerígenas, así como de tributil-estaño, todos siendo contaminantes toxico y que además de todo provienen del petróleo, ...

¿QUÉ ES EL RECICLAR?

* Separar el papel, aluminio, plástico, vidrio y materia orgánica para ser reutilizado. * Ahorrar recursos. * Disminuir la contaminación. * Alargar la vida de los materiales aunque sea con diferentes usos. * Reducir el 80% del espacio que ocupan los desperdicios al convertirse en basura. * Tratar de no producir los 90 millones de toneladas de basura que cada uno de nosotros acumula en su vida y he ...

reciclaje bolsas plástico ...

El problema de las bolsas de plástico

Las bolsas de plástico son un invento práctico, pero también una fuente importante de desperdicio y contaminación en nuestro planeta. El plástico es frecuente en nuestras vidas. Llena nuestros refrigeradores que almacenan comida en contenedores individuales, enmarca nuestras pantallas brillantes de computadora y acomoda nuestros DVD… Desafortunadamente, el plástico tiene un lado más oscuro. ...

Por qué los productos biodegradables y compostables no son la solución

¿Te has fijado en que cada vez más plásticos dicen ser biodegradables o compostables? Da la sensación de que todos los problemas están resueltos al cambiar el plástico convencional por el biodegradable o compostable. Ya podemos vivir tranquilos y seguir usando y tirando cosas como si no hubiera un mañana. Nada más lejos de la realidad. No hemos solucionado una mierda con esto y sigues leyendo te c ...