Contaminación atmosférica: el mayor riesgo para la salud

Imagen 1


Esta semana la OMS  (Organización Mundial de la Salud) ha publicado los alarmantes datos que han recogido sobre la incidencia de la contaminación atmosférica en la salud, revelando que una de cada ocho muertes en el mundo en 2012, se han debido a ella. 

Durante años se ha hablado de cómo la contaminación atmosférica parecía estar directamente relacionada con el desarrollo de cardiopatías, accidentes cerebrovasculares, problemas del sistema respiratorio o el desarrollo de cánceres diversos. Aunque estudios exhaustivos actualmente han estimado la exposición humana a los contaminantes atmosféricos y a partir de una distribución geográfica más amplia, de esta forma ha podido determinar que esa relación es mucho más estrecha de lo que se pensaba. De este modo, se podrían salvar millones de vidas cada año de reducir la contaminación atmosférica.

Además, el informe hace énfasis que no sólo hay que hablar de la contaminación exterior, sino que gracias a la contaminación de aire de interiores se han producido muchas muertes. Esta se da, sobre todo, en países de bajos y medianos ingresos en los que se usan en el interior de las casas a diario estufas de carbón, leña y biomasa. Tal es la importancia de esta contaminación interna que en regiones de Asia Sudoriental y del Pacífico Occidental, las muertes por contaminación de aire interno estarían en torno a 3,3 millones, mientras que las relacionadas con la contaminación atmosférica son menores: 2,6 millones.

Imagen 0


Tras lo alarmante de estos datos, desde la OMS se busca crear una plataforma a nivel mundial sobre la calidad del aire y su estrecha relación con la salud, con el fin de obtener más datos y poder dar información y orientaciones a las ciudades y países más contaminantes para demostrarles que intervenciones para controlar esa contaminación atmosférica son cruciales para la salud.

Os invitamos a leer el comunicado de prensa de la OMS completo AQUÍ

¿Qué os han parecido estos datos? ¿Conocíais la existencia de esa contaminación externa e interna?

Imágenes: primera, Monica McGivwern/Flickr; segunda, mariachily/Flickr
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: