Blog de fiona Idea guardada 4 veces
La valoración media de 12 personas es: Muy buena

¡Mi comida, por un batido!

Sustituir una comida por una mezcla de unos polvos sintéticos fabricados en un laboratorio que al juntarlos con una específica cantidad de agua se convierte en un batido que satisface todas las necesidades nutricionales del día. Esta es la apuesta de la marca Joylent.

Imagen 0

(Imagen de Joey van Koningsbruggen vía Sprout)

Cada día son más los adeptos que recurren a esta empresa para sustituir una comida o la comida. Robert Rhinehard, un ingeniero informático, es el inventor y creador de la fórmula de los batidos Soylent que abiertamente publicó en Internet y triunfaron en los Estados Unidos. En su post Cómo dejé de comer, explica las ventajas de este tipo de alimentación como el ahorro económico pues pasó de gastarse unos 470 dólares a 50 dolares (unos 45€) en comida, reguló su dieta y las mejoras ecológicas como: no necesitar una nevera, lo fáicl que es transportarlo, no tiene conservantes, ni se utilizan pesticidas, tarda mucho en caducar y no se utilizan alimentos procedentes de animales. 

Viendo el éxito de Soylent en Estados Unidos, el holandés Joey van Koningsbruggen adaptó la fórmula para su propio consumo. Fórmula que comerció creando Joylentconsiguiendo que en solo un año llegasen a  vender 60.000 unidades mensuales. A pesar del triunfo de este tipo de alimentación como Joylent o Soylent, los expertos en nutrición no están seguros de su fórmula y aseguran que hay estudios que confirman que la ausencia de masticación puede afectar a un buen desarrollo cognitivo. No obstante, para conocer las consecuencias finales tendremos que esperar hasta dentro de 30 años para ver los efectos en los usuarios constantes.

Ahora el debate está en las redes. Por un lado hay gente que defiende las  ventajas de una buena alimentación, con una agradable conversación, unos alimentos exquisitos, dedicando un tiempo de nuestro día a nosotros mismo. Afirman que en caso de no poder comer en casa y tener que comer en el colegio o en la oficina siempre se pueden recurrir a los tuppers para comer adecuadamente fuera de casa. Por otro lado están los defensores de este tipo de batidos  que defiende el ahorro de energía, dinero, tiempo y residuos que hacen al alimentarse de esta forma no tradicional. Dicen que el sentarse a comer es algo sociológico y que no todo el mundo tiene tiempo para preparar tuppers que comer en la oficina y que esta es la mejor forma de alimentarse sin necesitad de perder horas en el supermercado y cocinando

Ahora te toca a ti darnos tu opinión; ¿eres más de plato, cuchillo y tenerdor o de baso y pajita?
 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos