Ecología

Blog de fiona Idea guardada 8 veces
La valoración media de 24 personas es: Excelente

¡Nos quedamos sin saltamontes y sin grillos!

No sé vosotros, pero yo no puedo imaginar una noche de verano sin el canto de los grillos de fondo. Y tengo malas noticias: ¡podemos quedarnos sin este irreconocible sonido en el futuro!

Aunque resulte difícil creerlo, la intensificación del empleo de las tierras agrícolas y el desmesurado uso de plaguicidas, herbicidas y fertilizantes está acabando velozmente con los grillos y saltamontes. Dos insectos que no sólo amenizan nuestras charlas veraniegas sino que también son una de las principales fuentes de alimentación de las aves y los reptiles. Así lo muestra un exhaustivo informe de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) en el que se analiza el estado de conservación de unas 1.082 especies en Europa.

Fuente: RoosRojas


La situación es para alarmarse: gran número de especies de ortópteros europeos, orden al que pertenecen grillos y saltamontes, son las más amenazadas en nuestro continente. Este hecho se traduce en que un total de 231 especies exclusivas de Europa, entre las 739 existentes, están amenazadas... Y eso sin conocer todos los datos, pues estos animales se estudian mucho menos que grupos que te sonarán más como las aves y los mamíferos.

Te preguntarás por qué son tan importantes los grillos y los saltamontes. Es muy sencillo: tal y como te contaba al principio del post, estos animales son una fuente muy importante de alimento para muchos otros animales por lo que su desaparición también afectaría a la cadena alimentaria de todas estas especies y, al final, al funcionamiento de ecosistemas enteros. Mas no sólo ahí se encuentra su valor, son importantes indicadores del estado de conservación de los hábitats naturales.

Y, ¿dónde se encuentra la solución? Los autores del informe de la IUCN proponen uso más comedido de insecticidas, herbicidas y fertilizantes, el apoyo de la Política Agrícola Común (PAC) en usos tradicionales de la tierra, la recuperación del pastoreo y un mayor seguimiento, y estudio, de estos insectos. Es vital conocer el pasado de la especie, para entender su presente y, de este modo, poder asegurar su futuro.

Esperemos que así sea, y que futuras generaciones puedan disfrutar de estas especies por muchos años, ¿te imaginas una noche de verano sin el canto del grillo? Porque desde comencé a escribir este post yo no lo he conseguido.

Fuente: Sponchia


Fuentes:

Muy Interesante
El Independiente
La Vanguardia
Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos

Relacionado

agricultura ecológica orgánica ...

Agricultura ecológica u orgánica

De acuerdo al organismo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, por siglos, la agricultura contribuyó de manera considerable a la diversidad de especies y de hábitats, sin embargo, durante los últimos cien años, la agricultura moderna intensiva, como consecuencia de los altos insumos de plaguicidas y fertilizantes sintéticos y de la especialización del mono ...