This is Goood Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Me pido un nuevo año de buena calidad

Fotografía de elCarito en Unsplash
El año pasado me crucé con al menos con 500 personas que llevaban un café en un vaso de plástico en la mano. Caminaban con cierta prisa y, sin detenerse, daban pequeños sorbos a través de los tres agujeros de plástico. Imagino que, de pie, mientras sostenían en una mano el bolso y en los dientes el palo de plástico para remover, con la otra mano vaciaban el azucarillo mientras sostenían a duras penas la tapa de plástico. Los primeros residuos acabaron, con suerte, en una papelera de basura indiferenciada.

También me crucé con personas que iban comiendo fruta cortada varias horas o días atrás en unos recipientes de plástico de usar y tirar con tenedores de plástico de usar y tirar. De pie, caminando y con los tenedores de plástico se les hacía bastante difícil pincharla y esto a su vez dificultaba bastante la conversación. De la basura prefiero ni hacer comentarios.

En el metro, muchas personas con cara y gestos cansados cargaban con varias bolsas llenas de prendas de baja calidad que no necesitaban y probablemente nunca se iban a poner compradas en tiendas de moda rápida. A su lado, el resto del vagón mirábamos el móvil con los cascos puestos para ver las últimas publicaciones del instagram, consultar el correo por enésima vez o comprar algo que no necesitamos.

Así que yo lo que le pido al año que viene lo tengo claro. Le pido que todos los cafés se tomen sentados tranquilamente en la barra o en la mesa de un bar, con taza y cuchara de las de lavar y usar hasta que se rompan. Le pido fruta fresca y de proximidad y un cuchillo para pelarla yo misma, tranquilamente, sentada. Le pido comprar muchísimo menos y nunca por impulso, sino porque lo necesito y creo en el proyecto que estoy financiando con mi dinero. Le pido desconectar, aprender a no hacer nada, mirar a las personas que tengo a mi alrededor y estar más donde realmente estoy.

Un año de buena calidad, como todos los objetos de buena calidad, tendrá efectos positivos en los siguientes años, más espacio para vivir experiencias de esas que nos dan felicidad, una substanciosa reducción de residuos y una considerable conexión con el planeta de esas que sientan de maravilla :)

¡Feliz 2019!

Fuente: este post proviene de This is Goood, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Reparar siempre vale la pena

Reparar es reducir residuos alargando la vida de los productos, aprender a valorar realmente los objetos (por su calidad y funcionalidad) y huir del consumismo comprando menos y mejor. Reparar es buen ...

Las ciudades del futuro que queremos

Este es mi sitio favorito de Berlín, lo he descubierto en el último viaje que hice a la ciudad. La foto la tomé yo misma con el móvil. Lo que ves es real. Ahí estaba yo, comiendo encantada y feliz un ...

La gente valiente

La gente valiente se encuentra demasiado a menudo muy lejos de las grandes portadas, arrinconada en columnas, noticias secundarias y pequeñas notas al final. Pero, por suerte, no hay nada que pare a l ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

Mi pensamiento sostenible tras un año de blog

  ¿Te detienes a reflexionar cada cierto tiempo? Me refiero a cualquier tipo de reflexión sobre algún aspecto de tu vida. Yo me detengo a pensar sobre mis cambios y progresos de vez en cuando. Cada tres meses reviso mis objetivos y cada año hago una reflexión profunda (o no tanto) sobre donde estaba y donde estoy ahora. Eso es lo que quiero hacer con este post, porque llevo un año escribiendo en e ...