comunidades

Ecologismo por necesidad. Cómo poner tu granito de arena y no hacer un Trump

Más de una habréis sonreído al ver el título de este artículo. ¡Vaya otra más que se ha dejado arrastrar por la moda del ecologismo! No me extraña, quizá yo hubiese pensado lo mismo hace unos meses. Como en tantas ocasiones, esta es otra de esas decisiones exclusivamente personal. Sólo puedo hablaros de mi experiencia, de como he querido ser consecuente con lo que creo que está en mi mano hacer. Pequeños cambios en mi vida que son fáciles de aplicar en nuestra vida diaria.

Hay mucha confusión con esto de ser ecologista. Lo mío no va de una cruzada contra nada. Sigo con el mismo trabajo, bastante relacionado con la tecnología. Vivo en mi piso de siempre en una población grande. Tengo coche y no me he hecho vegetariana. Aun así, disfruto del nuevo enfoque que he dado a mi vida. ¡Os cuento!

Respeto y equilibrio, las claves del ecologismo

Ecologismo por necesidad


Me topé con un artículo sobre alguien explicando por qué era ecologista. Al principio me dio pereza, supuse que se trataba otra vez de alabar las excelencias de volver casi a los tiempos de la Prehistoria. La verdad, para una mujer occidental de clase media, renunciar a las comodidades y hábitos de nuestra forma de vida no era el paradigma de la felicidad. Aun así, seguí con la lectura.

Algo hizo clic en mi cabeza cuando llegué a esta frase “ecologismo es la ideología del respeto, el equilibrio y el cuidado”. Un estilo de vida que busca otra relación con la Naturaleza, no solo para “salvarla”, sino por concebir otra forma de relación entre los seres humanos. Esto se iba poniendo interesante. No se trataba de romper radicalmente con mi vida, sino de replantearme cómo hacerla más compatible con el resto del planeta.

Cambio climático. Una realidad inabarcable

Es imposible mantenerse ajena a las preocupantes noticias sobre el cambio climático: la extinción de especies de fauna y flora, los desastres contaminantes, la penosa situación de mares y ríos… Los amigos de Greenpeace hacen una gran labor y te recomiendo que si puedes, les apoyes.

Por mi parte, por múltiples razones, no me veo atándome a un buque ballenero o con una pancarta a una central nuclear, aunque a veces sea más que necesario para llamar la atención sobre los problemas graves del planeta. Sin embargo, a nivel personal, esta nueva conciencia medioambiental ahora es imposible acallarla. ¿Qué esta en mis modestas manos?.

Mi excusa para mantenerme en el inmovilismo era que de nada servía lo que una insignificante persona hiciese, que para arreglar esto se tenía que tomar decisiones importantes al más alto nivel. Vale, eso es cierto. Pero, como aparte de intentar votar a partidos y organizaciones con programas comprometidos con la ecología, ahí no había mucho que hacer…  Mejor fijar mi foco de atención en aspectos más a mi alcance. Y, he descubierto dos importantes cosas:

-ni mucho menos estás sola en esta batalla

-hay montones de pequeñas decisiones esperando que las tomase

Un cambio de mentalidad requiere un compromiso escrito. Aunque podéis considerar que esto es barrer para casa, que lo es. Un buen comienzo de cambio es hacerte un recordatorio y grabar alguna de las siguientes frases en una pulsera personalizada o colgante de acero, es un modo de acentuar el compromiso con esta nueva visión: Mahatma Gandhi dijo: “Tú debes ser el cambio que deseas ver en el mundo”.

Otras también son realmente instructivas, son: “No queremos medio ambiente, lo queremos entero”, “Cambiamos de conducta o cambiamos de planeta” o “Sin ambiente no hay futuro”.



Ecologismo de las cosas sencillas

Pero, dejándome ya de teorías y con mi pulsera personalizada recordándome el objetivo, hice una primera lista de compromisos ecologistas que podía poner en práctica inmediatamente en mi casa y con mi familia. Os resumo los principales:

-Prioridad absoluta: cuidado con el consumo de agua. No hay bien más escaso y más necesario. Así que, a ahorrar, a usarla con sentido común. Para las que no lo sepáis, el agua en España es muy barata y somos de los mayores derrochadores. En mi casa se acabaron los grifos abiertos chorreando sin sentido. Me he convertido en experta en aprovechamiento: si me sobra agua en los vasos de beber, va para regar las plantas, para que os hagáis una idea. Ante todo consumo responsable.

-Por extensión, control del consumo en general. Sentido común y no veáis como lo agradece mi cartera. Cuando compro ya no se hace con el “por si” de antes. Calculo lo que realmente necesitamos, congelo todo lo que se puede y organizo los menús de la semana. ¿Te parece complicado o mucho más trabajo? Ya te digo que no, las primeras veces te lías un poco, pero luego… te sale solo. Esto incluye el gasto energético. No pasa nada si en invierno estás en casa con una chaquetita. Cada grado de más significa un consumo innecesario. Y el aire acondicionado también con cabeza, nada de 22 de temperatura, sólo refrescar para no morir de calor.

Aportar lo posible. La positividad de lo esencial

-Divertirse reciclando. Más allá de la idea de separar la basura, algo que también hacemos, nuestro nuevo concepto de reciclar consiste en encontrarle nuevos usos a las cosas. Hemos redecorado la casa con tarros de conservas, telas de ropa que no utilizábamos o contenedores de distintos materiales. Hay montones de tutoriales de estos temas en internet que te pueden ayudar. ¡Un lujo para la imaginación! También me he hecho asidua de mercadillos y tiendas de ropa ecologistas. Tan divertido o más que las tardes de compras en tiendas tradicionales.

-El coche sólo para lo imprescindible. Camino mucho más que antes, mi salud me lo agradece y también mi bolsillo. Me he borrado de ese gimnasio al que nunca iba y con mis traslados a pie y subidas de escaleras, te garantizo que estarás en forma. Y los paseos en bici, que no se me olviden.

Como veis, no se trata de gestos que pasarán a la historia de la humanidad. Sin embargo, nos vamos poniendo más retos cada día. Ahora estamos planificando un pequeño huertecillo básico en la terraza. De verdad, hemos descubierto un mundo de posibilidades, totalmente alejado de nuestra idea inicial del ecologismo como sinónimo de privaciones y renuncias. ¡Pruébalo y ya me contarás!

.

Fuente: este post proviene de Hechizodeplata, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Animales abandono animal con mi perro siempre es mejor ...

Vacaciones y mascotas

Empiezan las vacaciones de verano, y aunque suele ser sinónimo de alegría y diversión, no todos corren con la misma suerte, me refiero a los miles de animales abandonados, y es que entre mayo y agosto es el momento del año en que las cifras se disparan por las vacaciones. Supongo que mucha gente piensa ¿y ahora qué hago con esto? sentirán que los animales son un estorbo, una piedra en el zapato. L ...

vida sostenible calendario descargable ...

Mis placeres inconfesables y un secreto

Hoy es 29 de noviembre, y mañana se acaba el mes. Como toca tema libre, estaba pensando en hacer una lista de las 50 cosas que me gustan, pero cuando estaba empezando a escribir, pensé que era una lista un poco "maquillada", es decir, en esas listas nos describimos tal y como nos gustaría que nos viesen los demás, no? Todo es muy bonito, muy cool, muy eco, muy sostenible. Pero ¿es real? ...

Blog de moda sostenible Empezando tu Marca Moda ...

Nichos de emprendimiento en moda sostenible

Estamos en el momento de crear proyectos emprendedores en Moda Sostenible que realmente cubran necesidades del mercado. Por Gema Gómez. Directora de Slow Fashion Next. Me pasa a menudo que cuando un alumno o alumna se apunta a nuestro curso de “Emprende en Siete Pasos” y quiere emprender, la primera idea que se les viene a la cabeza es hacer camisetas. Cuando emprendemos, no digo que n ...

solidaridad obrasocial mascotas

Axla, amigos por los animales #fundacionfacilisimo

Soy Viviana y trabajo en facilisimo.com desde hace casi 15 años y os quiero contar mi historia con Axla. Cuando desde dirección nos propusieron ser "Embajadores" de facilisimo para ayudar en obras sociales fue motivo de alegría y sobre todo de agradecimiento por la oportunidad. Teníamos que elegir una causa y yo sin dudarlo elegí Axla y ahora os contaré porque. Mi historia con Axla. Hace ...

consumo responsable

La tecnologia Terminator

Para iniciar el tema de hoy, en primer lugar, hemos de saber en qué consiste un alimento transgénico. Siempre hemos dicho que la Naturaleza es sabia y deberiamos aprender de ella, pero como el hombre es muy sabio, especialmente las multinacionales químicas y farmacéuticas, quiere jugar a ser Dios y crear alimentos con características al antojo de ciertas multinacionales. ¿Por qué casi nadie conoc ...

Agroecología alcachofa de jerusalén cultivar ...

Cómo cultivar Topinambur (topinambo, patacas, alcachofas de jerusalén)

Hoy vamos hablar de este alimento poco conocido pero con buenas cualidades nutricionales y de fácil cultivo. Es una planta de gran porte y hermosas flores, que además de servir para alimentar humanos y animales, alimenta muy bien a las abejas. Surge en la primavera y muere entrado el otoño casi invierno, lo que vamos a buscar son unos grandes tubérculos que deja bajo tierra, similares a una patata ...

vida sostenible casa facturas ...

El bono social

¿Qué es el bono social?  Es una tarifa con un descuento fijado por el gobierno sobre el Precio Voluntario Pequeño Consumidor (PVPC), la nueva denominación de la Tarifa Último Recurso, que pretende proteger a los hogares con menos posibilidades económicas. ¿Quién puede beneficiarse? El Bono Social se aplica automáticamente a todos aquellos hogares habituales con una potencia contratada inferior a t ...

Trabajo Social

¿Qué se entiende por “problema social”?

La expresión “problema social” se utiliza mucho en nuestra sociedad. Nos referimos con esto a los problemas que surgen a nivel social más que individual. ¿Qué situaciones entendemos como “problema social”? Pongamos aquí unos ejemplos: Una familia con uno de los progenitores alcohólico Personas con comportamientos delictivos El hambre El paro El SIDA Incluso el caso de una f ...

solidaridad sin categoría ayuda ...

Embajadores Aladina

¡Hola a todos! Si me seguís por Instagram o por Facebook, ya sabréis que me he hecho "Embajadora Aladina". Hoy os quiero hablar sobre esta iniciativa organizada por la Fundación Aladina, que, por si no la conocéis, también os presentaré en este mismo post. ¿Qué es la Fundación Aladina? Se trata de una entidad privada, sin ánimo de lucro, que se creó en el año 2005 con el objetivo de ayud ...