Little Big Actions Idea guardada 7 veces
La valoración media de 11 personas es: Excelente

Cómo hacer yogur vegano de almendras

No puedo creer que me haya tardado tanto en compartir esta receta de yogur vegano de almendras, pero ¡mejor tarde que nunca! Este yogur vegano es cremocito, de sabor suave y ligeramente agrio. Ideal para quienes no nos gusta el sabor muy fuerte a yogur.

Para este receta necesitamos almendras, idealmente sin piel para que nos quede un yogur de textura sedosa. Para que podamos aligerar costos, te enseño cómo quitar la piel a las almendras. Es súper fácil y toma solo 5 minutos.

El procedimiento para hacer este yogur de almendras es muy sencillo, con ingredientes simples y sin máquina yogurtera.

A mí me encanta merendar con yogur, el snack perfecto: yogur + fruta fresca + frutos secos = ¡delicia instantánea!



Ingredientes:

1 taza de almendras al natural
3 tazas de agua (700 ml)
2 cdtas de agave o miel
2 cdtas de fécula o maizena (para espesar)
1 CDA de otro yogur vegetal ó 1/8 cdta de polvo iniciador y el procedimiento es el mismo.

***

Acá te dejo el vídeo explicativo  con el contenido nutricional, e incluso el coste.



Instrucciones:

1. Hierve las almendra durante un minuto. Luego escurre enjuaga con agua fresca.
2. Presiona ligeramente las almendras para que salga la piel.
3. Pasa las almendras sin piel a un recipiente limpio, cubre con agua y déjalas reposar por 8-12 horas.
4. Pasado ese tiempo verás que está más gorditas y suaves.


5. Drena el agua del remojo y enjuaga nuevamente.
6. Pon las almendras en la licuadora y procesa junto con la mitad del agua.
7. Agrega el agave y el resto del agua. Vuelve a procesar hasta que ya no quede una consistencia fina y sin grumitos.

El proceso es prácticamente como hacer una leche vegetal, pero  ¡no cueles la pulpa!


8. Coloca tu leche vegetal en una sartén y agrega la fécula. Debes mezclar constantemente para evitar que se formen grumos o que la fécula se pegue al fondo de la sartén.
9. Una vez que comienza a hervir, retira del fuego y espera a que enfríe. Si tienes un termómetro de cocina ¡mucho mejor! la idea es que nuestra mezcla baje a un temperatura de 40-42ºC y en ese momento, es que podemos incorporar el yogur o en su defecto, el iniciador. Es importante mezclar bien.

¡Ten cuidado! que si está más caliente matarás las bacterias del yogur.



10. Transfiere a un recipiente bien limpio, tápalo y guárdalo en un lugar donde se mantenga calentito para el proceso de fermentación. Para eso yo me valgo del horno; cubro el recipiente con un paño y enciendo la luz del horno. Siempre vigilo la temperatura con un termómetro, debería estar a unos 41-43ºC y si veo que hace falta, encéndo el horno a 50ºC por un ratito para que se caliente.

¡No te saltes este paso!

La fermentación es vital, es lo que da el saborcito agrio característico del yogur.


Tras 8 horas notarás que el yogur está bastante líquido ¡no temas! Guárdalo en la nevera por al menos un par de horas (preferiblemente toda la noche) y pasado ese tiempo, verás como tu yogur ya está espeso y cremosito.



Además, si guardas un par de cucharadas de este yogur casero, puedes usarlo como iniciador para el próximo. Déjame saber si pruebas esta receta

Fuente: este post proviene de Little Big Actions, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cómo hacer chucrut con piña

El chucrut es uno de mis alimentos fermentados favoritos, es muy fácil de hacer, tiene larga vida útil y el sabor está ¡espectacular! Todo eso sin olvidar todos sus beneficios nutricionales que ya men ...

Boquerones Veganos (en vinagre)

Veganizar un plato, nunca había sido tan fácil. Y es que esta receta de boquerones veganos no tiene ninguna complicación. Se hace con ingredientes simples y económicos y el resultado final ¡está de vi ...

Recomendamos