El Mundo de Skizzo Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Las órbitas elípticas de Kepler, Newton y Aristóteles en el universo de Stephen Hawking.

Desde el punto de vista de Kepler, las órbitas elípticas constituían meramente una hipótesis ad hoc, y, de hecho, una hipótesis bastante desagradable, ya que las elipses eran claramente menos perfectas que los círculos. Kepler, al descubrir casi por accidente que las órbitas elípticas se ajustaban bien a las observaciones, no pudo reconciliarlas con su idea de que los planetas estaban concebidos para girar alrededor del Sol atraídos por fuerzas magnéticas. Una explicación coherente sólo fue proporcionada mucho más tarde, en 1687, cuando sir Isaac Newton publicó su Philosophiae Naturalis Principia Mathematica, probablemente la obra más importante publicada en las ciencias físicas en todos los tiempos.

En ella, Newton no sólo presentó una teoría de cómo se mueven los cuerpos en el espacio y en el tiempo, sino que también desarrolló las complicadas matemáticas necesarias para analizar esos movimientos.

Además, Newton postuló una ley de la gravitación universal, de acuerdo con la cual cada cuerpo en el universo era atraído por cualquier otro cuerpo con una fuerza que era tanto mayor cuanto más masivos fueran los cuerpos y cuanto más cerca estuvieran el uno del otro. Era esta misma fuerza la que hacía que los objetos cayeran al suelo. (La historia de que Newton fue inspirado por una manzana que cayó sobre su cabeza es casi seguro apócrifa. Todo lo que Newton mismo llegó a decir fue que la idea de la gravedad le vino cuando estaba sentado «en disposición contemplativa», de la que «únicamente le distrajo la caída de una manzana».) Newton pasó luego a mostrar que, de acuerdo con su ley, la gravedad es la causa de que la Luna se mueva en una órbita elíptica alrededor El modelo copernicano se despojó de las esferas celestiales de Ptolomeo y, con ellas, de la idea de que el universo tiene una frontera natural. Ya que las «estrellas fijas» no parecían cambiar sus posiciones, aparte de una rotación a través del cielo causada por el giro de la Tierra sobre su eje, llegó a ser natural suponer que las estrellas fijas eran objetos como nuestro Sol, pero mucho más lejanos.

Newton comprendió que, de acuerdo con su teoría de la gravedad, las estrellas deberían atraerse unas a otras, de forma que no parecía posible que pudieran permanecer esencialmente en reposo. ¿No llegaría un determinado momento en el que todas ellas se aglutinarían? En 1691, en una carta a Richard Bentley, otro destacado pensador de su época, Newton argumentaba que esto verdaderamente sucedería si sólo hubiera un número finito de estrellas distribuidas en una región finita del espacio. Pero razonaba que si, por el contrario, hubiera un número infinito de estrellas, distribuidas más o menos uniformemente sobre un espacio infinito, ello no sucedería, porque no habría ningún punto central donde aglutinarse.

Este argumento es un ejemplo del tipo de dificultad que uno puede encontrar cuando se discute acerca del infinito. En un universo infinito, cada punto puede ser considerado como el centro, ya que todo punto tiene un número infinito de estrellas a cada lado. La aproximación correcta, que sólo fue descubierta mucho más tarde, es considerar primero una situación finita, en la que las estrellas tenderían a aglutinarse, y preguntarse después cómo cambia la situación cuando uno añade más estrellas uniformemente distribuidas fuera de la región considerada. De acuerdo con la ley de Newton, las estrellas extra no producirían, en general, ningún cambio sobre las estrellas originales, que por lo tanto continuarían aglutinándose con la misma rapidez. Podemos añadir tantas estrellas como queramos, que a pesar de ello las estrellas originales seguirán juntándose indefinidamente. Esto nos asegura que es imposible tener un modelo estático e infinito del universo, en el que la gravedad sea siempre atractiva.

Un dato interesante sobre la corriente general del pensamiento anterior al siglo xx es que nadie hubiera sugerido que el universo se estuviera expandiendo o contrayendo. Era generalmente aceptado que el universo, o bien había existido por siempre en un estado inmóvil, o bien había sido creado, más o menos como lo observamos hoy, en un determinado tiempo pasado finito. En parte, esto puede deberse a la tendencia que tenemos las personas a creer en verdades eternas, tanto como al consuelo que nos proporciona la creencia de que, aunque podamos envejecer y morir, el universo permanece eterno e inmóvil.

Incluso aquellos que comprendieron que la teoría de la gravedad de Newton mostraba que el universo no podía ser estático, no pensaron en sugerir que podría estar expandiéndose. Por el contrario, intentaron modificar la teoría suponiendo que la fuerza gravitacional fuese repulsiva a distancias muy grandes. Ello no afectaba significativamente a sus predicciones sobre el movimiento de los planetas, pero permitía que una distribución infinita de estrellas pudiera permanecer en equilibrio, con las fuerzas atractivas entre estrellas cercanas equilibradas por las fuerzas repulsivas entre estrellas lejanas. Sin embargo, hoy en día creemos que tal equilibrio sería inestable: si las estrellas en alguna región se acercaran sólo ligeramente unas a otras, las fuerzas atractivas entre ellas se harían más fuertes y dominarían sobre las fuerzas repulsivas, de forma que las estrellas, una vez que empezaran a aglutinarse, lo seguirían haciendo por siempre. Por el contrario, si las estrellas empezaran a separarse un poco entre sí, las fuerzas repulsivas dominarían alejando indefinidamente a unas estrellas de otras.

Otra objeción a un universo estático infinito es normalmente atribuida al filósofo alemán Heinrich Olbers, quien escribió acerca de dicho modelo en 1823. En realidad, varios contemporáneos de Newton habían considerado ya el problema, y el artículo de Olbers no fue ni siquiera el primero en contener argumentos plausibles en contra del anterior modelo. Fue, sin embargo, el primero en ser ampliamente conocido. La dificultad a la que nos referíamos estriba en que, en un universo estático infinito, prácticamente cada línea de visión acabaría en la superficie de una estrella. Así, sería de esperar que todo el cielo fuera, incluso de noche, tan brillante como el Sol. El contraargumento de Olbers era que la luz de las estrellas lejanas estaría oscurecida por la absorción debida a la materia intermedia. Sin embargo, si eso sucediera, la materia intermedia se calentaría, con el tiempo, hasta que iluminara de forma tan brillante como las estrellas. La única manera de evitar la conclusión de que todo el cielo nocturno debería de ser tan brillante como la superficie del Sol sería suponer que las estrellas no han estado iluminando desde siempre, sino que se encendieron en un determinado instante pasado finito. En este caso, la materia absorbente podría no estar caliente todavía, o la luz de las estrellas distantes podría no habernos alcanzado aún. Y esto nos conduciría a la cuestión de qué podría haber causado el hecho de que las estrellas se hubieran encendido por primera vez.

El principio del universo había sido discutido, desde luego, mucho antes de esto. De acuerdo con distintas cosmologías primitivas y con la tradición judeo-cristianamusulmana, el universo comenzó en cierto tiempo pasado finito, y no muy distante. Un argumento en favor de un origen tal fue la sensación de que era necesario tener una «Causa Primera» para explicar la existencia del universo. (Dentro del universo, uno siempre explica un acontecimiento como causado por algún otro acontecimiento anterior, pero la existencia del universo en sí, sólo podría ser explicada de esta manera si tuviera un origen.) Otro argumento lo dio san Agustín en su libro La ciudad de Dios. Señalaba que la civilización está progresando y que podemos recordar quién realizó esta hazaña o desarrolló aquella técnica. Así, el hombre, y por lo tanto quizás también el universo, no podía haber existido desde mucho tiempo atrás. San Agustín, de acuerdo con el libro del Génesis, aceptaba una fecha de unos 5.000 años antes de Cristo para la creación del universo. (Es interesante comprobar que esta fecha no está muy lejos del final del último periodo glacial, sobre el 10.000 a.C., que es cuando los arqueólogos suponen que realmente empezó la civilización.)

Aristóteles, y la mayor parte del resto de los filósofos griegos, no era partidario, por el contrario, de la idea de la creación, porque sonaba demasiado a intervención divina. Ellos creían, por consiguiente, que la raza humana y el mundo que la rodea habían existido, y existirían, por siempre. Los antiguos ya habían considerado el argumento descrito arriba acerca del progreso, y lo habían resuelto diciendo que había habido inundaciones periódicas u otros desastres que repetidamente situaban a la raza humana en el principio de la civilización.

Fuente: este post proviene de El Mundo de Skizzo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Mundo Científico Mundo Literario

Stephen Hawking mostró como acercar la religión y la ciencia a la realidad del universo

Ironìas del destino: estoy terminando de leer el libro de Steven Hawking Breve historia del tiempo: del Big Bang a los agujeros negros por segunda vez cuando me enterè de su muerte. Tal vez haya sido el único libro de Hawking en el cual se despoja de su condición de científico para tratar de explicar al público (y de que éste entienda) los detalles de su teoría, en un tema tan complejo y apasionan ...

Medio ambiente calentamiento global medio ambiente ...

Stephen Hawking y su legado sobre el Medio Ambiente

Stephen Hawking y su legado sobre el Medio Ambiente Hoy ha muerto Stephen Hawking, una de las mentes más brillantes del siglo XX y el científico más conocido a nivel mundial. Su éxito se debe, quizás no tanto a sus investigaciones y teorías, como a su facilidad divulgativa, su virtud de saber explicar la física y el universo de una forma sencilla y accesible a la mayor parte de la gente. Aunque la ...

Ciencia y tecnología Cosmología Física ...

¿Vivimos en un multiuniverso?

*Daniel Martín Reina La extraña idea de un universo múltiple no lo es tanto en ciertas ramas de la física. Ahora mismo puede que alguien como tú también esté empezando a leer un artículo en su revista favorita. Esa persona tendría la misma familia y los mismos amigos que tú, compartiría tus mismas aficiones y viviría en la misma casa de la misma ciudad. La única diferencia es que este doble tuyo ...

Sociedad planeta

Tenemos responsabilidad hoy día con el medio ambiente

La responsabilidad es una cualidad que como seres humanos la hemos perdido o por lo menos la hemos olvidado. En todos los trabajos que realizamos: Se nos paga en pro a la responsabilidad que tenemos,ya que implica que nosotros tenemos un deber con la empresa o con la persona que nos comprometemos para realizar una tarea También por lógica deberíamos tener unas consecuencias si fallamos en esa misi ...

Descubre

7 lugares para disfrutar de la astronomía en Canarias que nadie más te dirá

Las islas son un destino astroturístico único, puesto que es uno de los mejores lugares del mundo para observar las estrellas en cualquier día del año, especialmente por su privilegiada ubicación geográfica y a la claridad de sus cielos protegidos. Descubre los mejores observatorios de Canarias y no te pierdas ningún detalle del firmamento. Da igual si es en uno de los más importantes observatorio ...

Arte y cultura Educación Historia ...

La naturaleza en aforismos

El tiempo no ha existido siempre. Nació con la emergencia de la realidad hace unos 13.700 millones de años. Durante una primera edad del universo todo lo que existe persiste con el permiso de las leyes fundamentales de la física. No hace falta más. Es la materia inerte. Por ejemplo: no existen estrellas cúbicas porque no son estables. Pero llega un día en el que aparece el primer ser vivo y la est ...

igualdad y derechos sociales guerrilleras de las farc farianas' ...

Las guerrilleras de las FARC visibilizan su lucha

A principios de este mes, las mujeres guerrilleras de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) presentaron su nueva página web 'Farianas'. El objetivo de 'Farianas' es mostrar el mundo de las mujeres rebeldes y visibilizar su lucha, así como reflejar lo que son, como viven y piensan. En la página web podemos encontrar pequeñas y grandes historias de compañeras y compa ...

naturaleza slow

El viejo truco de mirar las estrellas

El fotógrafo finlandés Mikko Lagerstedt disfruta capturando instantáneas donde la naturaleza muestra su esplendor con total sencillez, dándonos ganas de salir ahí y simplemente respirar, ponernos en el lugar de las estrellas y recordar que solo somos pequeñas partículas invisibles en medio de la inmensidad. Y, después de un rato, preguntarnos qué sucedería si todos pudiéramos vernos desde el espac ...

Desarrollo rural

EL CUENTO DE LAS CASAS TRISTES DEL PUEBLO

No hace muchos años todas las casas del pueblo estaban muy vivas y alegres, llenas de familias que las cuidaban y mimaban. En estas familias los adultos trabajan las tierras y los animales, los niños iban a la escuela, jugaban en las calles de tierra y también ayudaban en lo quehaceres cotidianos. Cuando llegaba el buen tiempo esas mismas familias salían de casa y en las mismas puertas formaban ...

Investigación Legislación Mundo ...

La gestión de las seguridades y el pensamiento cuántico

Concluyendo que son continuas las señales de alarma, las más que percepciones de inseguridad que están viniendo por todos los frentes: económicos, sociales, políticos y culturales y están provocando una sensación generalizada de múltiples problemas generalizados, hemos de realizar nuevos y revolucionarios planteamientos de la gestión de la seguridad, ahondando en el pensamiento cuántico. Estamos i ...