Ecología

Musa Frugal Idea guardada 2 veces
La valoración media de 2 personas es: Excelente

Cómo ahorramos el 50% del sueldo

Como ahorramos la mitad del sueldo | www.musafrugal.com


Cambiando nuestros hábitos de consumo y adoptando una vida minimalista y frugal, ahorramos un 50% de nuestro sueldo durante 2016. Nuestro objetivo para el 2017 es ahorrar el 60%. No creáis que vivimos como cavernícolas alumbrándonos con una brasa. Al contrario, vivimos en abundancia y no nos falta de nada. Lograrlo requiere creatividad y confianza, y tú también puedes hacerlo. ¿Cómo lo hemos hecho? Aquí tienes nuestra estrategia en 10 pasos.

1. No compramos cosas innecesarias

No nos verás paseando por un centro comercial, mirando escaparates ni yendo de rebajas. Cuando tenemos que ir a un centro comercial por algo, vamos directos a lo que necesitamos y salimos. No pasamos el rato en tiendas, no salimos a inspirarnos para hacer regalos ni a comprarnos fruslerías de temporada.

En nuestras compras, buscamos calidad y durabilidad. No se trata de comprar siempre lo más barato. Investigamos las opciones disponibles y elegimos la alternativa más eficiente. Evitamos los productos que vienen rodeados de artificio mercantil: envoltorios llamativos, promesas de felicidad, etc. Buscamos la alternativa más simple y natural.

2. Cuando necesitamos algo, lo compramos de segunda mano

En nuestra casa, casi todo es de segunda mano. La compra y venta de productos usados es una práctica sostenible que nos gusta apoyar y fomentar. Plataformas como Wallapop o Craigslist son sitios ideales en los que puedes cubrir todas tus necesidades, desde amueblar tu casa hasta comprarte un coche.

Cuando se trata de compras grandes (una lavadora, una nevera, una tele, muebles), estas plataformas son el lugar ideal para hacerlas. Puedes obtener productos en perfectas condiciones por un cuarto de su precio en tiendas.

3. No tenemos coche

Viviendo en la ciudad, nuestras necesidades de desplazamiento se cubren con el transporte público, las bicicletas, los servicios de coche compartido y caminando. Cuando ocasionalmente queremos hacer una escapadita, alquilamos uno (Atrápalo tiene excelentes ofertas y muy bien servicio al cliente).

Al no haber tenido nunca coche, no arrastramos una deuda ni estamos atados a los pagos habituales de tener uno. Por la misma razón, nunca tenemos facturas sorpresa por emergencias relacionadas con el vehículo.

4. No comemos fuera ni pedimos comida a domicilio

Cocinamos en casa y planeamos el menú de la semana. Nos llevamos el almuerzo al trabajo. También un termo con café y algo de fruta, por si nos entra el gusanillo. Compramos productos frescos y de calidad. Llevamos una alimentación equilibrada y sana.

Solemos organizar cenas en casa con nuestros amigos y solo vamos a restaurantes en ocasiones muy contadas. Cuando nos apetece una velada romántica, nos la montamos en casa, ¡nos encanta experimentar en la cocina!

Para evitar la tentación de encargar comida cuando estamos cansados, siempre tenemos una pizza en el congelador (las de La Sirena son estupendas) para sacarnos del apuro.

5. Si podemos, lo hacemos nosotros – DIY

Gracias a tutoriales y vídeos de YouTube, hemos aprendido a hacer muchas cosas por las que ya no pagamos dinero. Desde cortarnos el pelo, hacernos las cortinas o cambiar las baldosas de la cocina. Cada vez que surge una necesidad, estudiamos la posibilidad de hacerlo nosotros mismos y así ahorramos mucho. La mayoría de las veces son habilidades totalmente accesibles, hasta para los más torpes.

Por supuesto, no lo hacemos TODO nosotros. No practicamos cirugías, ni tocamos cuadros eléctricos. Solo las cosas que entran dentro de las capacidades de cada uno. Y son muchas más de las que crees. La próxima vez que necesites algo, escribe en Google “cómo hacer [lo que sea que necesites]” e intenta aprenderlo. ¡Quizá te sorprendas!

6. No gastamos en ocio

Casi nunca pagamos dinero para entretenernos, o pagamos muy poco. Vamos mucho al teatro, pero normalmente son proyectos independientes que no cobran los precios de los teatros de élite, o son gratis. Vemos películas en casa, pero casi nunca vamos al cine. Solo en ocasiones muy específicas (el Sr. Frugal se empeñó en ver Star Wars en pantalla grande). El único servicio de ocio que pagamos mensualmente es Netflix.

Somos asiduos de la biblioteca de nuestro barrio. De allí sacamos nuestras lecturas, también películas y juegos. Los centros cívicos tienen mucha oferta cultural: música, baile, teatro, exposiciones. Los museos siempre tienen un día de visita gratuita y nos encanta aprovecharlo.

Tenemos varios juegos de mesa y podemos pasar horas enfrascados jugando, solos o con amigos. Ocasionalmente, hacemos senderismo en la montaña. También nos encanta hacer excursiones urbanas por nuestra ciudad y descubrir nuevos rincones. Siempre tenemos alguna botella de licor y cervezas en la nevera, para las visitas más festivas.

No creas que por ser minimalistas y ahorradores estamos más solos que la una. Tenemos muchos amigos y estamos orgullosos de pasar tiempo de calidad con ellos. Casi nunca vamos a restaurantes, pero, cuando lo hacemos, te aseguro que no nos pasamos la velada con la nariz pegada a las pantallas de nuestros móviles.

7. Mantenemos a raya nuestras facturas

Tenemos aire acondicionado y calefacción, y los usamos con mucha cautela. Si podemos estar a gusto abriendo una ventana o poniéndonos más ropa, no los encendemos. Cuando los encendemos, los ponemos a una temperatura razonable.

No dejamos la luz encendida si no estamos en la habitación. Por la noche, apagamos los electrodomésticos. Usamos el agua con moderación. Aunque tenemos una secadora para la ropa (ya estaba en el piso cuando lo alquilamos), solo la usamos para las sábanas y las cosas grandes. Lo demás, lo secamos colgándolo en una cuerda.

8. Planeamos la comida de forma saludable y eficiente

Las cosas frescas (frutas, verduras, carnes) lo compramos en el mercado. Normalmente, puedes obtener mejor precio comprando en grandes cantidades. Por eso, los ingredientes básicos los compramos a granel o al por mayor: legumbres, arroz, avena, harina, etc.

Todo lo demás lo compramos en el supermercado y nos guiamos por las ofertas del momento. Nos da igual qué marca compramos. En nuestras compras buscamos sencillez, calidad, envoltorios reciclables y ofertas. Muy a menudo, compramos marcas blancas.

9. No usamos las “ocasiones especiales” como excusas para gastar

No corremos a gastar dinero cada vez que ocurre algo bueno. Celebrar y gastar no deberían ser sinónimos. Aumentos, ascensos, ofertas de trabajo, graduaciones, bodas, cumpleaños, nacimientos… No son excusas para ir con la tarjeta de crédito por delante.

Nuestra boda fue totalmente low cost y de producción casera (próximamente escribiré un artículo sobre cómo lo hicimos). Cuando tenemos algo que celebrar, nuestro o de alguien cercano, lo celebramos a nuestra manera. Hacemos cenas en casa, paseamos, nos aprovechamos de la oferta de ocio gratuita en la ciudad o salimos a hacer una ruta de senderismo.

En cuanto a los regalos, muchas veces los hacemos caseros. Me encanta hacer galletas, mermeladas, conservas, pasteles y panes artesanales en casa. Preparo envoltorios bonitos y a la gente le encanta recibir un regalo tan personal. Cuando compramos regalos, solo buscamos cosas de calidad y valor. Sin embargo, con frecuencia también regalamos experiencias: ¡a mi madre le encantó el curso de Tai-Chi que le regalé por Navidad!

10. No tenemos deudas y ahorramos

Manejamos nuestras finanzas como si fueran las de un negocio. No tenemos ninguna deuda. Tratamos nuestros ahorros e inversiones como facturas: los pagamos a principios de mes y no nos los saltamos nunca. Nuestros ahorros están en una cuenta separada donde generan interés y no los tocamos.

Cuando podemos y se da la ocasión, nos sacamos un dinerillo extra. Ya sea vendiendo algo en Wallapop, dando clases particulares o haciendo trabajillos sueltos, hay muchas opciones para hacer cosas sueltas que nos ayudan a incrementar puntualmente nuestros ahorros.

Gracias a nuestro estilo de vida frugal y minimalista, ahorramos un 50% de nuestro sueldo sin que nos falta de nada. Para nosotros, la motivación de vivir de esta forma empezó como una vía para lograr nuestro sueño de ser independientes. Sin embargo, poco a poco se ha convertido en mucho más que eso: fomentar un mundo mejor, conectar con las personas, no vivir bajo el influjo de lo material, valorar el tiempo que tenemos… Cambiar tus hábitos de consumo puede traerte muchísimos beneficios, y no todos son económicos.

Esta es nuestra estrategia y tú también puedes seguirla.

.

Fuente: este post proviene de Musa Frugal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

me lo dijo yasmany mujer ama de casa ...

EL SUELDO DE UNA AMA DE CASA

Los Beauty Tips | Hola YasmanY | El trabajo del ama de casa no es considerado un trabajo y no se percibe paga como tal, pero realmente es un trabajo y requiere mucho esfuerzo y dedicación, tanto o más que cualquier otro, ¿o tú qué opinas? Sobre este tema, encontramos la historia de Steven Nelms, quien escribió un ensayo sobre cuánto debería ganar su esposa Glory por ser ama de casa y cuidar de su ...

ecosistema igualdad y derechos sociales cómo ahorrar dinero ...

La forma más fácil de ahorrar: "Método del uno por ciento"

Cuando digo que en casa ahorramos más del 50% de nuestro sueldo, la gente nos mira como si fuéramos marcianos. Algunos dicen cosas como: “yo no podría” o “con mi sueldo, eso sería imposible”, pero no son más que clichés que nacen del miedo, el desconocimiento y la falta de motivación por hacer grandes cambios. Por supuesto, si tu nivel de ahorros actual es solo del 5%, ahor ...

Cómo ganar dinero ahorrar ahorrar dinero ...

Diversifica tu sueldo: porqué es importante y cómo empezar

Necesitamos dinero para hacer frente a nuestro alquiler o hipoteca, pagar las facturas, procurarnos medios de transporte, cubrir nuestras necesidades, comer… Sin embargo, ¿qué pasa cuando el 100% de nuestro dinero procede de una sola fuente de ingresos (normalmente, el sueldo de nuestro trabajo a jornada completa)? Somos esclavos de nuestro sueldo Si esa única fuente de ingresos se pierde, d ...

Cómo ahorrar dinero Consumo responsable ahorrar ...

Transforma tus hábitos de consumo en 6 pasos

Nuestros hábitos de consumo dictan cómo vivimos nuestra vida. Pagar facturas, comprar cosas, salir, viajar, vivir en casas más grandes, pagar por tener más comodidades… Son algunas de las razones por las que pasamos décadas trabajando a jornada completa, apenas llegando a fin de mes  y contando los días para las vacaciones. Llevar una vida frugal y minimalista consiste en reformular por comp ...

moda sostenible moda sostenible ropa ecologica ...

Cómo hacer más sostenible tu armario

¿Has pensado en hacer más sostenible tu armario y no sabes por donde empezar?. Te voy a dar algunos consejos que además te harán disfrutar a medida que los vayas adoptando.  No te obsesiones con la sostenibilidad El querer desde el primer momento tener todo el armario lleno de ropa ecológica sería impensable. Empieza poco a poco. Primero introduce una prenda que necesites y luego irán llegando las ...

consumo responsable consejos hogar ...

Trucos para NO planchar (o planchar menos)

¡¡¡Hola familia!!! Me confieso, odio planchar. Es una de las tareas que me tocan a mi en las reparticiones de tareas domésticas pero he de reconocer que NO ME GUSTA. Aunque bueno, yo creo que es algo generalizado, porque a poca gente que yo conozca les gusta planchar. Tanto es así que mi madre me ha dado unos truquitos (y otros los he sacado yo por mi misma ;-P ) para NO planchar, o planchar much ...

Consumo responsable Medio ambiente alimentación ...

Misión vegana: Reducir el consumo de productos animales en un 50% para 2040

No soy vegana. Tal vez llegue a serlo algún día, pero no quiero hacer promesas. Lo digo con la misma franqueza con que digo que mi basura de meses no cabe en un bote de vidrio, a lo Bea Johnson, por más que me gustaría que así fuera. Sin embargo, te cuento algo de lo que estoy modestamente orgullosa: desde el día 4 de noviembre (casi) no he comido carne. Comí una vez, aún en noviembre, porque me m ...

bioconstrucción solidaridad permacultura ...

Australianos producen alimentos para 50 familias en apenas 4000 metros cuadrados

Imagínense una propiedad con cuatro mil metros cuadrados, que sea capaz de producir varios tipos de alimentos en cantidad suficiente para suministrar a 50 familias. Parece imposible convertir un pequeño espacio en algo tan productivo. Pero eso es lo que Brett Cooper y su familia están haciendo en Australia. La estrategia utilizada para conseguir este rendimiento tan alto en el uso de la tierra es ...

Consumo responsable Eco complementos ...

Moda sostenible | 50 marcas de ropa ecológica

Foto de Valeria Boltneva Después de mucho tiempo buscando marcas de moda sostenible, os dejamos una selección de 50 marcas sostenibles y ecofriendly que nos encantan. Aumactivewear. Ropa para hacer yoga o simplemente ir cómodo por la vida :) Andrea martínez. La marca más original y divertida y encima sostenible. Super chic! Becky nut. Artista y diseñadora de moda, donde cada colección es una obra ...

Barrios El sobradillo La Gallega ...

50 millones para barrios. Si eres del Sobradillo y la Gallega necesitamos tu participación

Santa Cruz de Tenerife/ El candidato a la reelección se comprometió a destinar más inversión y promover más actuaciones en los barrios de Santa Cruz de Tenerife. ¿Que quieres que planteemos al ayuntamiento de Santa Cruz?. Tu participación es fundamental para mejorar tu calle y tu barrio. No dejes que se tomen decisiones por ti, luego no puedes protestar. Si quieres que tu propuesta sea considerada ...