10 cosas que hemos aprendido este año sobre circularidad textil (o cómo vestir a la moda sin cargarnos el planeta)

El 2023 ha sido, claramente, un año de inflexión para el sector de la moda. Por un parte, Europa está a punto de aprobar una serie de directivas que obligarán a marcas y fabricantes a maximizar la calidad, la durabilidad y la circularidad de las prendas que ponen a la venta. Y de hecho, ya hemos visto cómo muchas marcas están llevando a cabo acciones para cumplir con estos requerimientos. Por otra parte, las encuestas evidencian que la ciudadanía tiene muchas ganas de comprar y relacionarse de una manera más ética y responsable con la moda. Pero para ello, además de buena voluntad, necesita disponer del conocimiento necesario para elegir con criterio. 

Por ello, en So Good So Cute, y gracias a la complicidad de Girbau LAB, el espacio de innovación colaborativa de Girbau, hemos dedicado gran parte de este año a entrevistar a algunos y algunas de las protagonistas de la industria textil para que nos cuenten cómo seguir disfrutando de la moda pero teniendo en cuenta que solo tenemos un planeta y los recursos que hay en él son limitados. 

Tras meses de conversaciones, en este último artículo del año recogemos los principales aprendizajes. Esperamos que este recopilatorio te sirva para encarar el 2024 cuidando tu estilo pero también al planeta. Y, si quieres profundizar en el tema, te invitamos a recuperar el ciclo de conversaciones completo desde aquí. 

1. La moda será circular 

El objetivo de la industria textil y del sector de la moda para los próximos años es incrementar la circularidad de sus productos. Esto quiere decir pensar, antes siquiera de producirlos, qué va a pasar con ellos cuando ya nadie los quiera, con el objetivo de que puedan ser fácilmente reciclados para que la materia prima se pueda utilizar de nuevo y que todo el proceso perjudique lo menos posible al planeta. A esto se le llama moda circular y es un concepto que te vas a cansar de oír en los próximos años.

2. El punto de partida es el ecodiseño 

Para incrementar la circularidad de una prenda, es clave el trabajo del diseñador o diseñadora, ya que deberá saber escoger los materiales que generen los menos residuos y contaminación posibles, pensar en qué y cuántos usos se le podrá dar a todos esos recursos y al propio producto e intentar conseguir que todos estos procesos no solo no impacten de manera negativa en el planeta, si no que lo mejoren. A esto se le llama diseño circular o ecodiseño. 

Elodie Rousselot

“El diseño circular es una explosión de competencias para la persona que diseña.” (Elodie Rousselot, ‘Circular Design For Fashion’ Ellen MacArthur Foundation)

3. El dato es la clave

Pero para que la diseñadora y diseñador pueda trabajar bajo las premisas del ecodiseño, será imprescindible que cuente con la información relativa al impacto ambiental y social de todo el proceso de producción de la prenda. Datos que tienen que ver, por ejemplo, con el consumo de agua de las materias primas, los kilómetros que recorre el tejido, los consumos energéticos de las fábricas, etc. Pero la cadena de valor de la industria textil es tan larga y a veces tan opaca (¿de dónde viene el algodón de nuestra camiseta?, ¿cómo y dónde se ha tintado?, etc) que son datos hasta difíciles de obtener. Afortunadamente, en este ciclo de entrevistas, hemos visto cómo cada vez hay más empresas y recursos destinados a este fin. 

4. Calidad y reparabilidad

La circularidad de la prenda, además, debe ir acompañada de un plan por parte de las marcas para que alarguen al máximo la vida útil de éstas. Por ello, la Unión Europea obligará a que la ropa sea de mayor calidad y a que las empresas ofrezcan opciones al consumidor para que pueda repararla cuando sea necesario, ofreciéndo acceso a talleres de confianza que cuenten con recambios como puede ser botones de la marca, etiquetas, etc. 

clara-guasch-girbau-circular-sogoodsocute

“No es colectivamente inteligente usar una prenda diez veces y enviarla a reciclar. Debería poder usarse mucho más antes de su fin de vida.” (Clara Guasch, directora de Girbau LAB)

5. Segunda mano y alquiler

Moda circular también significa abrir la mente y pensar más allá de la compra-venta de ropa nueva. En este sentido, se espera que en los próximos años aparezcan nuevos modelos de negocio que permitirán disfrutar de la ropa sin necesidad de adquirir nuevas prendas continuamente. De esta manera, debemos ir preparándonos y habituándonos, de la misma manera que ya lo estamos haciendo con los apartamentos, los coches e incluso las herramientas, a alquilar la ropa y también a la compra de segunda mano. Y a lo que vendrá y que todavía ni imaginamos. 

6. La sostenibilidad depende del uso 

Un aprendizaje muy interesante que se ha ido repitiendo a lo largo de las entrevistas ha sido la importancia que tiene pensar, antes de adquirirla, en el uso que le vamos a dar a la prenda. En función de ello, podremos decidir si es mejor comprarla de primera o segunda mano o, incluso, alquilarla o pedirla prestada si solo vamos a hacer un uso esporádico. También en este sentido seremos capaces de relajarnos si adquirimos un producto realizado totalmente con plástico si ello es necesario para que cumpla mejor la función para la cual fue fabricado, como puede ser protegernos de la lluvia o evitar el planchado o el manchado.  

anna-alba-bcome-sogoodsocute

“Lo más importante al comprar ropa es tener presente qué uso le vamos a dar.” (Anna Cañadell y Alba Garcia, co-fundadoras de BCome)

7. El etiquetado de la prenda y el Pasaporte Digital de Producto 

Una vez la prenda llega al hogar, el usuario o usuaria pasa a jugar un papel clave en la sostenibilidad y circularidad de ésta. De hecho, entre el 14 y el 34% del impacto ambiental que genera una prenda depende de cómo la usemos y tratemos. Para maximizar su durabilidad y minimizar el impacto ambiental, solo tenemos que mirar la etiqueta, ya que ésta nos da las claves de la forma más óptima de lavarla, secarla y cuidarla. Además, en los próximos años a estos datos se incorporará el Pasaporte Digital de Producto, otro de los requerimientos de la Unión Europea y que nos permitirá tener mucha más información de la prenda. Al principio seguramente solo nos ofrecerá información ambiental y social, pero es un espacio muy interesante que las marcas pueden aprovechar para contarnos cómo maximizar el uso de la prenda, creando outfits con prendas que ya tenemos en el armario o dándonos tips para repararlas en casa. 

alejandro-laquidain-sogoodsocute

“La tecnología nos permitirá mejorar muchos procesos y comportamientos en el cuidado de la prenda.” (Alejandro Laquidain, vicepresidente de GINETEX)

8. Los microplásticos 

Otro tema que también ha aparecido de manera recurrente en distintas de las conversaciones ha sido el de los microplásticos, las partículas de plástico diminutas que desprenden las prendas de ropa fabricadas con materiales procedentes del petróleo y que a través de las lavadoras llegan al mar y a nuestro organismo. En este sentido se está trabajando intensamente en maquinaria y filtros que minimicen este impacto e incluso en cómo recuperarlos para realizar nuevos materiales. Además, como veíamos en el punto seis de este decálogo, es clave tener claro si es necesario, para el uso que le vamos a dar, que la prenda incluya o no este tipo de material y, en el caso que sí, cuán necesario es lavarla de manera recurrente y en qué tipo de lavadora hacerlo.

9. Upcycling

La moda no debería ser consumismo. La moda es cultura, es arte, es una forma de expresión y de relacionarnos. En este sentido, la moda circular nos invita a reconectar con estos conceptos y a jugar con lo que ya existe en nuestro armario y con lo que otros ya no quieren, para customizarlo y convertirlo en una prenda diferente y única. En los próximos años probablemente también veremos un auge de los talleres de costura y experimentación textil.  A esta tendencia se le llama upcycling. 

fermin-gilles-sogoodsocute

“Es importantísimo educar y sensibilizar a la ciudadanía respecto a la segunda mano y la reutilización.” (Gilles Saint Martin y Fermín Serret, estilistas)

10. Educación y sensibilización

Y por último, pero seguramente uno de los elementos más importantes en todo este proceso, es la necesidad de invertir en educación y sensibilización ciudadana. En otros ámbitos, como por ejemplo el de la alimentación, tenemos bastante clara la composición de un producto, los beneficios y riesgos asociados, el origen, la importancia de alargar su vida útil o dónde desecharlo cuando llega a su fin. En base a ello, somos capaces de consumir con criterio y conocimiento. Cuando hablamos de ropa, en cambio, todos estos aprendizajes y comportamientos no están tan claros ni interiorizados. En este sentido, la formación y la sensibilización de la ciudadanía será imprescindible para avanzar hacia una moda más circular. 

Desde So Good So Cute, y con el apoyo de Girbau Lab, tenemos muchas ganas de seguir divulgando este 2024. ¿Nos acompañas? Aquí te esperamos. 


Este artículo forma parte de un espacio de debate impulsado por Girbau LAB y So Good So Cute que persigue generar reflexión y aportar luz a aspectos esenciales de la circularidad en la industria textil.

Girbau LAB es un espacio de innovación colaborativa creado para generar valor a través de la innovación. Girbau LAB identifica y trabaja con los entornos más avanzados e innovadores a nivel global para recoger y desarrollar todas aquellas iniciativas, ideas, soluciones y tecnologías de interés que pueden contribuir a transformar la industria y aportar valor a la sociedad. + info. 

Fuente: este post proviene de soGOODsoCUTE, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Parece que la humanidad se va definitivamente a la mierda. Y no solo por el comportamiento humano a nivel macro (guerras, maltrato al planeta, avaricia empresarial, etc), si no, y quizás sobre todo, p ...

Recomendamos

Relacionado

MODA SOSTENIBLE slow fashion upcycling

Circularidad, sostenibilidad, durabilidad, reciclaje No, no estamos hablando de un foro sobre ecología, estamos hablando de la 32ª edición de la 080 Barcelona Fashion, la semana de la moda de la ciudad Condal.  Y es que el evento más importante e internacional de moda de Barcelona ha mostrado una gran valentía y responsabilidad social subiendo a la pasarela estos conceptos, con el objetivo de sens ...

moda sostenible pro comunicación sostenible ...

Conversamos con Anna Cañadell y Alba Garcia, co-fundadoras de BCome, para profundizar en los impactos que una prenda tiene en su fase de uso. Un elemento clave cuando hablamos de circularidad en la industria textil es conocer el impacto ambiental que tiene una prenda de ropa desde que se obtiene la materia prima con la que se realizará hasta que ésta llega a su fin de vida. Solo de esta manera po ...

FASHION PRO ecodiseño ...

La industria de la moda es la responsable de entre el 8 y 10% de emisiones de Co2 en el mundo y una de las principales consumidoras de agua (The environmental price of fast fashion) y, obviamente, una de las etapas más críticas es la de producción de la prenda.  ¿Pero sabías que la fase de uso de la ropa también tiene un gran peso en estas cifras? De hecho, un estudio reciente de la OCU asegura qu ...

Blog Moda Sostenibilidad y Negocio ...

El papel de los grandes nombres de la moda en el camino hacia la circularidad. Por Alice B. Schuch, colaboradora de Slow Fashion Next y profesora de nuestro curso online “Economía Circular y Nuevos Negocios de Moda“. Imagen de portada: Pocket II (Fuente: Pixabay). #ModaCircular es un término reciente, introducido en 2014, y unifica las prácticas sostenibles con el concepto de Economía ...

BUENA PRÁCTICA MODA SOSTENIBLE economia circular ...

Si tienes secadora te habrás dado cuenta de la cantidad de pelusa que se acumula en los filtros tras cada lavado. Pues imagínate este residuo en una secadora de una lavandería industrial. Y ahora, multiplícalo por todas las secadoras industriales que deben haber en tu ciudad, país o en el mundo. ¿Qué podemos hacer con toda esta pelusa? Sobre este tema han estado trabajando un grupo de alumnos y al ...

FASHION LIBROS PRO ...

Se habla muchísimo de circularidad en la industria de la moda y parece que está clarísimo que éste es el futuro del sector. Pero, ¿sabes qué implica realmente aplicar la mentalidad circular a la moda? ¿qué materiales son los más adecuados?, ¿qué cambios es interesante realizar en los procesos de producción, de comercialización y de marketing?  Sobre todo ello y muchos más, como por ejemplo el uso ...

FASHION PRO ecodiseño ...

El sector del textil es uno de los mayores consumidores de recursos del mundo, con un enorme impacto ambiental y climático: si bien se venden 100.000 millones de prendas cada año en el mundo, se reciclan menos del 1% de los residuos textiles. En el Estado español, se estima que cada año acaban en el vertedero 990.000 toneladas de textil  y solo se realiza la recogida selectiva de entre el 10 y el ...

MODA SOSTENIBLE PRO slow fashion ...

La ONG británica WRAP ha publicado una guía para ayudar a las marcas y minoristas de moda a incorporar modelos de negocio circulares a su estrategia empresarial. Esto quiere decir ayudarlas a encontrar fórmulas rentables que permitan incrementar el número de veces que se usan sus prenda y mantener la ropa en circulación durante el mayor tiempo posible con el objetivo de reducir la necesidad de pro ...

Blog de moda sostenible Moda Sostenibilidad y Negocio ...

Caminos controvertibles rumbo a la circularidad de la moda. Por Alice B. Schuch, colaboradora de Slow Fashion Next y profesora de nuestro curso online “Economía Circular y Nuevos Negocios de Moda“. Imagen de portada: Pared de madera by Pixabay. Muchas veces he escuchado la frase: “la prenda más sostenible que hay es la que ya existe”. ¿Será? La frase la he oído principalmente en presen ...

FASHION slow fashion tejidos ecológicos

Si preguntas a tu abuela, te dirá que el nailon (también conocido como la poliamida) fue un invento revolucionario por lo que respecta a la moda, que democratizó el uso de las medias y además alargó su vida, ya que hasta entonces eran de seda y se rompían con solo mirarlas. Además, no necesita plancharse, es elástico, resistente y muy ligero, lo que le convierte en el tejido perfecto para muchas p ...