comunidades

Cómo limpiar el horno sin tóxicos

Los productos limpiadores de horno suelen estar llenos de tóxicos que luego nos comemos, por no hablar de los vapores que provocan y el olor que impregna nuestra casa durante su uso.

Es por esto que luego de probar varias alternativas amigables con el medio ambiente y la salud hoy les traigo esta opción para limpiar toda esa grasa y suciedad sin tóxicos peligrosos.

Lo haremos en dos pasos: en primer lugar vamos a limpiar el propio horno y luego la ventana de la puerta.

Quitar todo la grasa incrustada en las paredes del mismo es un proceso necesario y que conviene hacer al menos una vez al año por temas de higiene y salud, no olvidemos que allí cocinamos nuestros alimentos.

oven-e1420066645441


Elementos para la limpieza del horno:


Agua

Botella de spray

Bicarbonato de sodio

Un trapo

Vinagre

Un pequeño cuenco

Procedimiento de limpieza

El horno


Quitamos las rejillas o bastidores del horno.

Mezclamos unas cuantas cucharadas de bicarbonato de sodio con un poco de agua en un recipiente. El objetivo es mezclar los ingredientes hasta obtener una pasta que se pueda untar fácilmente en las superficies que necesitan limpieza.

Untamos con la pasta hecha anteriormente todo el interior del horno. El bicarbonato de sodio se pondrá de color marrón.

Dejamos reposar durante toda la noche. El bicarbonato de sodio necesita por lo menos 12 horas para hacer su magia.

Al otro día tomamos un trapo húmedo y quitamos la mayor cantidad de bicarbonato de sodio que podamos de las paredes del horno.

Ponemos un poco de vinagre en una botella de spray y luego rociamos todas las superficies de esta forma si todavía hay restos de bicarbonato reaccionaron con el vinagre creando algo de efervescencia y ayudando a desincrustar la suciedad. (sino tenemos vinagre podemos usar limón)

Limpiamos con un trapo húmedo.

Enjuagamos los trapos usados, colocamos nuevamente las rejillas del horno y sobre estas dejamos los trapos ya limpios sobre las mismas, de esta forma se secaran en el siguiente paso (este paso es opcional sino nos confiamos no es necesario dejar los trapos en el horno).

Encendemos el horno a una temperatura baja 150 grados por ejemplo durante 15 a 20 minutos para que se seque.
ugnen2


La ventana


Comenzamos nuevamente con el bicarbonato de sodio al que agregamos un poco de agua para obtener una pasta espesa.

Aplicamos la pasta en la ventana con movimiento circulares.

Luego dejamos reposar durante 30 minutos.

Por ultimo utilizamos un trapo para limpiar la ventana.
El resultado es realmente alucinante. Un horno limpio y sin envenenar a nadie. El que no se lo crea solo tiene que probarlo en casa y así comprobarlo empíricamente.

Este método sirve para todo tipo de horno ya sea a gas, eléctrico o de otro tipo.

Este post es autoría de Ecocosas puedes ver la entrada original en

Fuente: este post proviene de Blog de ecocosas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos