comunidades

Plantan flores para disminuir el uso de pesticidas

Sabemos que el uso de pesticidas en las plantaciones, además de ser perjudicial para nuestra salud, también perjudica el medio ambiente. En base a esto, algunos investigadores y algunas pocas empresas conscientes de este mal buscan alternativas naturales y efectivas para reducir e incluso eliminar los pesticidas de la agricultura.

Una de estas alternativas es cultivar una franja de flores silvestres alrededor de las plantaciones, para que las flores puedan atraer a los depredadores naturales de las plagas que las destruyen.

Inglaterra y Suiza fueron los primeros países en probar esta alternativa. En Inglaterra, se plantaron 15 tiras de flores silvestres, una en cada granja. Entre las especies de flores cultivadas en estas bandas se utilizaron la caléndula, el trébol rojo, la centaurea negra y la zanahoria silvestre. En Suiza, las flores utilizadas fueron el aciano, el cilantro, el trigo sarraceno, la amapola y el eneldo.

Se plantaron bandas de flores silvestres alrededor de los campos para que las moscas de las flores, las avispas parásitas y los escarabajos terrestres (depredadores naturales) no pudieran llegar al centro de las grandes granjas. Estas franjas se encuentran a una distancia de 100 metros entre sí, lo que permite a los depredadores naturales atacar a los áfidos y otras plagas que pueden amenazar las plantaciones centrales.



El ancho de estas tiras es de 6 metros y ocupan sólo el 2% del área de campo y son monitoreadas a lo largo de un ciclo completo de rotación desde el invierno hasta la primavera. La idea de los autores de este estudio es que los depredadores controlan las plagas de año en año, para que no haya más brotes y por lo tanto ya no sea necesario rociar los campos con pesticidas.

Esta necesidad se debe a que la cantidad de plaguicidas utilizados en la agricultura ha aumentado absurdamente para satisfacer la demanda de la población. Sin embargo, esta práctica, además de peligrosa, es un poco errónea, porque según Bill Parker, director de investigación de la Junta de Desarrollo Agrícola y Hortofrutícola, los plaguicidas se utilizan incluso cuando no hay plagas identificadas. (Artículo en The Guardian)

Por esta razón, un cambio cultural en la agricultura es esencial, no sólo por parte de los agricultores, sino principalmente por parte de las empresas que sólo buscan obtener beneficios de la venta de plaguicidas y, lo que es peor, niegan sistemáticamente que sus productos causen daños al medio ambiente y a la salud.

La propia ONU ya ha demostrado el daño que causan estos productos, así como varios investigadores y científicos que están luchando contra esta práctica.

Concluyeron que el cinturón floral ofrece una alternativa viable a los insecticidas porque pone de relieve el alto potencial de los programas agroambientales adaptados, contribuye a la intensificación ecológica y anima a más agricultores a adoptar estas nuevas prácticas. (Estudio en Inglaterra del uso de flores como barrera natural)

Después de todo, las flores son siempre bienvenidas, ¿no? Especialmente si pueden ayudarnos a mejorar nuestra salud y salvar el medio ambiente!

Compartamos esta idea y apliquemos la misma si podemos!!

Fuente: este post proviene de Blog de ecocosas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Agroecología

Recomendamos