Musa Frugal Idea guardada 6 veces
La valoración media de 7 personas es: Muy buena

Tener un bebé de forma minimalista y frugal

Bebe minimalista frugal


Ante todo, quiero disculparme por el prolongado hiato que nos hemos tomado en el blog. Hay una buena razón para ello, y es algo que nos hace muy felices anunciar: ¡hemos tenido nuestro primer bebé! Estamos extáticos de felicidad, agotados por la falta de sueño y enamorados de la carita de nuestro pequeñín. Esta experiencia, en el corto recorrido que llevamos, nos ha enseñado muchas cosas y hoy quiero compartir algunas con vosotros.



La familia crece

Para empezar, he aprendido que mantener mi blog al día puede ser un reto cuando se está súper embarazada. Y también cuando se está cuidando de un recién nacido De todos modos, a los que todavía seguís aquí leyendo de vez en cuando y haciéndonos compañía en Facebook o a través de cálidos mensajes personales, os mandamos un gran abrazo y nuestro más profundo agradecimiento! Saber que hay alguien al otro lado me llena de motivación

¡Y no temáis! El blog no se convertirá de pronto en un blog de maternidad. Lo prometo. Pero esta es otra etapa de la vida en la que las finanzas familiares se ponen a prueba, y entran en juego tentaciones, dilemas y decisiones generados por la industria del consumo, y por eso debemos incluirla.

“Ahora que serás mamá dejarás todo eso de la frugalidad, ¿no?”

Cuando me quedé embarazada con frecuencia me lo decían. Aún hoy hay gente que me ve arriba y abajo con mi mochila para pañales y me lo comenta. Y mi respuesta siempre es la misma: precisamente ahora que soy mamá es más importante que nunca “todo eso de la frugalidad” y el minimalismo. ¿Por qué?:

Dar ejemplo: Naturalmente, es importante educar a las nuevas generaciones en las mejores prácticas: la frugalidad, el consumo sostenible y responsable, el minimalismo, la consideración por el medioambiente, etc. Y la mejor forma de hacerlo es predicar con el ejemplo.

Evitar el síndrome de Diógenes: No es raro ver a personas aparentemente normales convertidas en auténticos Diógenes una vez empiezan a acumular cosas para bebés. Y como hay TANTAS cosas para bebés en el inmenso mercado del consumo… tu Diógenes interior puede soltarse la melena si te lo propones.

Mantener la economía familiar a raya: Uno de los mitos más extendidos del consumo es que “tener hijos es muy caro” o que “los bebés necesitan un montón de cosas”, pero todas esas creencias son falsas.

Enseñarle a nuestros hijos que la vida uno puede diseñársela a su medida y que no hay porqué aceptar el patrón establecido por la sociedad.
Tener un bebé es muy caro… ¡O no tanto!

Es uno de los mitos que la industria del consumo nos ha inculcado (junto con “las bodas te dejan sin blanca” o “para vuestro aniversario debes hacerle un regalo caro”). Hay incluso estudios que dicen cosas como “criar a un hijo hasta la mayoría de edad cuesta una media de 500.000 euros”. ¡Brrr! Espeluznante. ¿Quién no se asustaría ante afirmaciones como esta? Sin embargo, las palabras clave son “una media“, es decir: ¡no seas como la media de personas! Nadie te obliga a estandarizar la crianza de tus hijos según ninguna estadística. En este blog, hemos hablado mucho de cómo ser frugal sin sacrificar tu calidad de vida. Pues lo mismo aplica a los niños. Y a los embarazos,

Tener niños no tiene que costarte una fortuna: Las únicas cosas que realmente necesita tu bebé son las mismas que necesitas tú:  comida, ropa, cobijo y atención médica. Lo demás es totalmente opcional. Puedes gastar un poco de dinero en esos extras, o puedes gastarte una fortuna, depende de ti. Pero no es una necesidad.

Incluso dentro de esas necesidades básicas, tú eliges cuánto dinero gastar. Por ejemplo:

Comida: Dar el pecho es gratis (para aquellas mujeres que puedan, claro, ya que no siempre es una opción) mientras que la fórmula no suele ser barata. Más adelante, puedes elegir hacer en casa la comida para tu bebé, o comprarla preparada.

Ropa: Puedes ir corriendo a Prenatal y comprar los conjuntos más adorables de la temporada, o puedes hablar con familiares, amigos o vecinos y reutilizar ropa que otros bebés ya han usado.

Cobijo: Puedes usar a tu nuevo bebé como excusa para mudarte a un piso o casa más grande (y más caro), o puedes quedarte donde estás. Incluso, puedes decidir mudarte a un sitio más económico.
Como ves, tú decides cuánto y hasta dónde. Muchas personas intentarán tomar esas decisiones por ti: otros papás, el marketing, familiares con las mejores intenciones… Pero realmente depende solo de ti el darle una buena vida a tus hijos mientras, a la vez, gestionas las finanzas familiares de forma responsable.

¡Pssst! ¡No necesitas tener todos los chismes para tu bebé que hay en el mercado!

Esterilizadores de tetinas, papeleras para pañales, soportes para biberones, cajas para chupetes, balancines con luz y sonido… la industria del consumo tiene DE TODO para tu bebé. Y, por supuesto, todo está envuelto en una fina culpabilidad, como quien no quiere la cosa: “Sin esto, tu bebé no está lo bastante estimulado”. “Sin esto, no está lo bastante seguro”. “Sin esto, no se desarrollará correctamente”.

Pero la verdad es que tu bebé no necesita tanto artilugio. Y si quieres que los tenga, esos artilugios no tienen porqué ser nuevos. Los niños crecen muy rápido y siempre hay personas desesperadas por deshacerse de las cosas que su niño ya es demasiado mayor para usar. Habla con la gente de tu entorno y encontrarás más cosas de las que crees. Además, les harás un favor quitándoselo de las manos. A nadie le gusta tener un trastero lleno de cosas que nunca más va a usar. Si nadie en tu entorno tiene lo que necesitas, busca en Wallapop, Craiglist, Buy Nothing, otros grupos de intercambio o visita tiendas de segunda mano. Reutiliza esas cosas y dónalas a otra mamá cuando ya no tengas uso para ellas. ¡Fomenta el ciclo del buen karma!

Usar cosas de segunda mano para tu bebé es más que razonable

Por alguna razón, hay personas que se sienten mal al usar cosas de segunda mano. Pero tu bebé ni se entera ni le importa cuánto dinero te has gastado en calcetines diminutos, ni si el pijama que lleva lo han llevado antes otros bebés. Algún día crecerán lo bastante como para saber que eso que acabas de darle o de ponerle no es nuevo y, cuando llegue ese día, será más importante que nunca seguir adquiriendo cosas usadas porque eso enseña una valiosa lección.

Nuestro angelito lo tiene todo de segunda mano (excepto por las cosas que nos regalaron). Es más, muchos de sus pijamitas ya van por el tercer o cuarto bebé… Y adivina: ¡a él le importa un comino! Además, sale precioso en todas las fotos porque las cosas de segunda mano están en perfectas condiciones y son tan útiles como las que acaban de salir de la tienda. No creáis que tener cosas de segunda mano significa llevar a mi hijo con manchurrones y cosas rotas, ¡al contrario! Los bebés crecen tan deprisa que solo pueden usar sus adorables ropitas nuevas 3 o 4 veces. Precisamente por eso no tiene lógica gastarse un montón de dinero en cosas nuevas.

¿Cómo hemos conseguido todas las cosas para nuestro bebé?

La ropa:

Exceptuando lo que nos han regalado, toda la ropa de nuestro bebé nos la dieron personas de nuestro entorno que ya no la necesitaban. Por ejemplo, mi mejor amiga tuvo a su hija un año antes que nosotros, así que nos dio toda la ropa que ya no usa (sorpresa: ¡resulta que a nuestro bebé no le importa si hay cosas de color rosa!). Otra amiga tuvo a su hijo solo dos meses antes que nosotros, pero su bebé pesó 5 kg al nacer (¡el nuestro solo 2.5 kg!), así que tenía mucha ropa que su hijo nunca pudo ponerse. Además, nos va dando todo lo que se le va quedando pequeño.

La sillita del coche (comaptible con el cochecito):

Nos hicimos con una sillita Graco Click and Connect compatible con el cochecito que compramos. Esta sillita nos la dio un compañero de trabajo que tuvo un hijo grandote y solo pudo usarla unos pocos meses antes de tener que comprar otra más grande. Insistimos en pagarle, pero no aceptó. Nos pidió que, una vez nuestro hijo ya no la necesitara más, se la devolvamos. Así que la tratamos con mucho cariño.

El cochecito:

Teniendo la sillita, queríamos un cochecito compatible. Buscamos en Wallapop y en otras plataformas de bienes usados, y terminamos comprando un cochecito Graco en una tienda de cosas usadas para bebés que hay en nuestra ciudad.

La mochila para pañales:

Las nuevas suelen ser muy caras (de 60 euros para arriba), así que compramos una usada en Wallapop de una marca que nos gusta (Skip Hop) por 10 euros. Está en muy buenas condiciones, solo tiene un par de distintivos de personalidad muy sutiles y es súper elegante, en negro y sin colorines.

La mochila porta bebés:

Queríamos una Boba o Manduca, pero no queríamos pagar el precio completo que vale en tiendas. Son buenos productos, pero tuvimos que ser flexibles. En Wallapop no logramos encontrar ninguna de estas marcas, pero nos hicimos con una Ergobaby estupenda por 30 euros. ¡Está prácticamente nueva!

L
a cuna:

Tenemos una de esas cunas todo terreno (se convierte en cama y tiene diferentes alturas para las diferentes fases de crecimiento del bebé) que tiene 7 años y la han usado dos niños antes que el nuestro. El color marrón oscuro de la madera no conjunta con NADA de nuestro piso, ¡y nos da igual! Teníamos dudas, pero resulta que a nuestro bebé tampoco le importa

 ¿Decoraciones?

Todo de fabricación casera. La guirnalda de mapas en forma de corazón nos la hizo una amiga para nuestra boda. Decidimos guardarla y fue una buena decisión. Los lienzos con animales también los hicimos nosotros (con animales de plástico comprados en cualquier “todo a 100”, pintura en spray y lienzos en blanco – si hay interés sobre este proyecto escribiré un post DIY). Nuestro bebé aún no puede apreciar estas cosas, pero preparar su rinconcito fue un proyecto emocionante durante el embarazo para nosotros.

decoraciones bebé - www.musafrugal.com


Lienzos DIY con animales de plástico pintados

Obviamente, tenemos muchas más cosas para nuestro bebé: balancín, alfombrita de colores y texturas, peluches, mantitas… Es difícil mantenerse estrictamente minimalista, pero eso no significa que haya que gastar dinero. Reutiliza, recicla, crea, toma prestado, alquila… La paternidad puede ser más satisfactoria si lo haces de forma sencilla y creativa

Por último, a todas aquellas personas que tienen miedo a dar el paso hacia la paternidad por temor a no tener suficiente dinero quiero enviarles un mensaje de tranquilidad: es totalmente posible, satisfactorio y recomendable hacerlo de forma creativa y frugal.

Y tú, ¿cómo te las has arreglado para resistir las tentaciones consumistas ante la llegada de un bebé?

Fuente: este post proviene de Musa Frugal, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hacer regalos: Cómo amar sin arruinarse

Durante estas fechas navideñas, hacer regalos puede ser una pesadilla. La obligación social, el gasto económico que conllevan, el tiempo que hay que destinar a ir de compras, el quebradero de cabeza & ...

Recomendamos

Relacionado

mujer creativa

Mujer empoderada y creativa

Al tomar el control de mi propia vida y de mi propia esencia me empodero y me dejo llevar más por la seguridad que me da el crear. Creo que estoy en plena metamorfosis en mi vida, de estar totalmente renuente a volver a crear a con mis manos a pasar a no dejar de pensar en el momento que voy a volver a sumergirme en mi poder de creación. Justo el día de hoy en una publicación alguien me dijo que e ...

Notas acabar con el mundo fin del mundo ...

Instrucciones para no perder la esperanza

Hace mucho tiempo que no publico nada aquí en el blog. Lo último que escribí (hace más de un mes) era sobre las cosas imperfectas y sobre por qué, una y otra vez, estoy dispuesta a creer en ellas. Ese texto lo escribí pensando en el plebiscito que definiría si quedaba o no aprobado el acuerdo de paz en Colombia. El resultado, como posiblemente ya sabes, fue que ganó el No por un margen mínimo y co ...

Bebés Familia Sustentabilidad ...

Adiós a los pañales… de tela

Foto: ethan john via Flickr (CC BY-NC-ND 2.0) Hace unos días le dijimos adiós a nuestra amada colección de pañales de tela. Mi pequeña, ya no tan pequeña, dejó de usar el pañal de día hace un año, y de noche hace como un mes. Con sentimientos encontrados -por saber que no tendré más bebés, y porque realmente me encantaban nuestros bellos pañales- los empaqué y los envié a un par de personas que le ...

Recomendaciones anticonsumismo charla motivacional ...

5 charlas TED Talk para inspirar una vida frugal y minimalista

La frugalidad y el minimalismo son filosofías de vida con el potencial de transformar la mismísima industria del consumo. Haciendo pequeños cambios en nuestros hábitos de consumo, en nuestra forma de tratar el dinero y el trabajo, podemos contribuir a crear un mundo mejor y, de paso, alcanzar nuestra libertad. Pero no siempre es fácil cambiar nuestro estilo de vida. Cuando necesito motivación o id ...

Consumo responsable ahorrar ahorrar dinero en muebles ...

Compra de segunda mano y salva el mundo

En el corazón de la frugalidad y de una vida minimalista se encuentra una actitud profundamente anticonsumista. En los países desarrollados, estamos rodeados de cosas y no es necesario pagar para fomentar la producción de más cosas nuevas. Vivimos en una cultura del exceso y el sistema está diseñado para que sientas un sinfín de necesidades materiales. Pero, si lo piensas bien, no necesitas ni la ...

Cómo ahorrar dinero Consumo responsable Trucos para el hogar ...

Lujos de una vida minimalista: el arte de optimizar

Nuestra vida frugal y minimalista está llena de lujos. Lujos responsables y estratégicos. La frugalidad no significa penuria y privación: significa gastar dinero únicamente en lo que verdaderamente te importa y te aporta felicidad. El objetivo de llevar una vida minimalista es diseñar una vida que nos encante vivir. No somos mártires del consumo, aunque nuestro estilo de vida se considere “e ...

salud

Esta joven practicante de yoga nos enseña que cuando se quiere se puede

Cada cuerpo es un cuerpo de yoga. Conoce a Valerie Sagun, una yogui de 28 años de edad, de San José, California. Sagun cuenta  ha estado practicando Hatha  yoga durante los últimos cuatro años. Hatha es un conjunto de ejercicios físicos, conocidos como asanas, que están diseñados para alinear la piel, los músculos y los huesos. Sagun comenzó  a publicar fotos de Yoga en su Instagram hace un año y ...

Eco Ideas casa minimalista

Pareja se construye una casa móvil minimalista

Muchos sueñan durante toda la vida, otros simplemente lo hacen. Esta pareja de norteamericanos decidió hacerlo, y para ello construyo una casa minimalista con la que poder viajar y acumular experiencias en vez de cosas. Jenna Spesard y Guillaume Dutih tenían el sueño de viajar y hoy lo pueden hacer gracias a esta casa minimalista, alimentada con paneles solares y con un sanitario seco. Hoy viajan, ...

crecer ESPACIOS PARA... algodón ecológico ...

MUEBLES SANOS Y ECOLÓGICOS PARA LA LLEGADA DEL BEBE

Con la llegada de un bebé a casa, a las madres nos entra en algún momento el síndrome del nido, que ya de por sí supone un auténtico quebradero de cabeza. Si además te preocupa la exposición de los bebés a los tóxicos, ni te cuento como acabas. Si ya lo sufriste me entenderás. Y si estás en pleno síndrome del nido ecológico, aquí tienes un kit básico que te va a ayudar crear un espacio sano y ecol ...

Casa Rural Patones

Celebra tu cumpleaños en nuestra casa rural en Patones

¿Quieres celebrar tu cumpleaños de forma distinta? ¿Estás buscando una casa para celebrar tu cumpleaños en la Sierra de Madrid? ¿Te gustaría celebrarlo en Patones? Os contamos la historia de Cristina y cómo preparó una fiesta ibicenca en plena Sierra de Madrid. Cristina cumplía cuarenta años y quería celebrar por todo lo grande con sus seres queridos. En su jardín podía preparar una barbacoa pero ...