comunidades

¿De dónde viene mi comida?

Hasta hace no mucho, la mayoría de los alimentos consumidos por cada persona eran cultivados y producidos localmente, consumir alimentos importados era todo un lujo reservado únicamente a las fiestas u ocasiones especiales, a mi me criaron así.

Pero de la noche a la mañana eso cambió, ahora en muchos países tenemos disponible comida de alrededor del mundo los 365 días del año, ya no es un lujo sino una costumbre.

¿Globalización? sí, podría decirse, pero ¿qué tan favorable es? depende. Si hablamos de satisfacer nuestro placer culinario púes sin duda hay que decir que es ¡lo máximo! poder comer cocos en pleno invierno no está nada mal (o al menos eso creeríamos). La verdad es que aunque no lo queramos ver, sigue siendo un lujo, un lujo que no podemos ni deberíamos costear.

Estamos mal acostumbrados a simplemente pagar por lo que queremos sin ver más allá, sin preguntarnos:

1. ¿De dónde viene mi comida? si viene desde muy lejos eso implica una mayor huella de carbono.
2. ¿Quién la cultiva? es importante no apoyar una industria que utilice niños o que explote a sus trabajadores.
3. ¿Qué esfuerzos, recursos y procesos requiere para llegar a mi? algunos alimentos requieren más cantidad de agua para ser producidos, si son más propensos a plagas ¿utilizan métodos permitidos en la agricultura ecológica? la energía que utilizan ¿es energía limpia? ¿utilizan combustibles fósiles?

Y en general, ¿es sostenible? cambia bastante la perspectiva ¿no?

Uno de los motivos para tener un huerto urbano, es justamente el involucrarse en el proceso y cambiar la forma en que vemos la comida, ver que las frutas y verduras no salen simplemente de una máquina, que requieren agua, abono, control de plagas y una serie de cuidados específicos que de una u otra forma nos ayudan a comprender los ciclos, y a tener un mayor contacto con nuestros alimentos y así aprender a apreciarlos mucho más.

de mi huerto a mi plato


Cuando conoces de dónde vienen tus alimentos, empiezas a elegir con conocimiento, entiendes su valor (más allá del dinero) y te das cuenta de que una verdura amorfa o de forma perfecta, no será más o menos nutritiva.

Los alimentos lejanos
Un alimento que viaja medio mundo para llegar a ti no puede llegar en óptimas condiciones en su estado natural, por eso son tratados de forma química (se les añaden sulfitos por ejemplo) o se cosechan cuando aún están verdes. Un alimento cosechado antes de tiempo o sometido a procesos químicos va a perder propiedades, tendrá menor sabor y será menos saludable.

Tu dinero es un voto
Siempre lo digo y no me canso de repetirlo, cuando compramos algo no solo pagamos por el producto sino que financiamos un proyecto, una idea, una empresa. Con nuestro dinero, reafirmamos que los apoyamos y que queremos  más, por eso no tiene sentido comprar productos de una marca que se sabe que explota a sus trabajadores o que experimenta en animales o que deforesta (por dar algunos ejemplos).

Tirar los alimentos
Esa frase ni siquiera debería existir, pero lamentablemente es una realidad. Yo considero que en gran parte por la industria alimentaria, que aunque muchas cosas han ido cambiando en los últimos años con la creación de leyes a favor de evitar el despilfarro, supermercados de alimentos expirados, organizaciones que promueven la recuperación de alimentos, etc…creo que aún hay mucho por hacer y ya sabemos que ¡el cambio empieza por uno mismo!
antes de tirar


¿Qué puedes hacer?

1. Prefiere las compras a granel, la idea es comprar solo las cantidades que necesites.
2. Evita las compras impulsivas.
3. Revísa tus alimentos, las fechas (de vencimiento, caducidad o expiración) son un poco la forma que las empresas tienen de cuidarse las espaldas, pero eso no necesariamente significa que el producto esté malo: huélelo, pruébalo, quítale las partes que se hayan dañado… pero siempre que sea posible, ¡aprovecha lo que aún esté bueno!
4. Utiliza envases de vidrio, ayudan a conservar los alimentos en buen estado por más tiempo.
5. Aprovecha el congelador, si ves que no vas a consumir algo pronto, ¡congélalo! así evitarás que se dañe y podrás tenerlo como comida de reserva.
6. Prepara y sirve las porciones adecuadas, esto ayuda a evitar sobras y futuros desperdicios.
7. Utiliza las sobras, mientras las hayas almacenado correctamente puedes volver a disfrutar de ellas.

Yo creo que todos deberíamos estar informados de la procedencia de nuestros alimentos, sobretodo enseñarle a los niños sobre el tema y que aprendan a no tomar la comida por sentado. Y aunque para algunos pueda parecer exagerado, me parece que ayudaría mucho si se crearan no solo leyes sino impuestos contra el desperdicio de alimentos, si hay algo que le duele a los ciudadanos y a las empresas es ¡el bolsillo! Creo que ya se han venido implementando medidas de este tipo en algunos países, hay que ver qué tal funcionan.

Por lo pronto, yo te invito a que trates de ser consciente y no desperdicies alimentos, que aunque para nosotros parezcan tan fáciles de conseguir, no solo le cuestan recursos al planeta, sino que muchas personas no pueden obtener los alimentos necesarios para subsistir y con el calentamiento global, es un problema que promete empeorar rápidamente.

¿Qué opinas?  ¡Hablémos!


La imagen principal la saqué de aquí (imagen by Siamak Djamei)  /  La imagen de las bananas pertenece a Ingeniería Sin Fronteras.

Fuente: este post proviene de Little Big Actions, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hacer tofu en casa es super fácil, y solo necesitas 3 ingredientes que seguramente ya tienes: leche de soja, agua y limón. Para preparar tu tofu necesitas leche de soja casera, las comerciales suelen ...

Recomendamos

Relacionado

Consumo responsable activismo alimentación ...

Esta semana tenemos una invitada al mando: Lorena Salgado, autora del blog Hay Eco, quien se ha colado en La Ecocosmopolita para hablarnos de comida lenta o slow food. Te invito a visitar su blog y, sobre todo, las historias de su reto contra el consumismo. ¡Ahora mismo lleva diez meses “sin comprar”! ¿Y cómo se vive sin comprar (casi nada más que comida)? Mejor que te lo explique ella ...

consumo responsable certificado cruelty free certificado ecocert

Buenas tardes a tod@s! En esta entrada puedes obtener información acerca de los diferentes certificados que aparecen en los envases. Siempre que pueda actualizaré esta entrada. CERTIFICADO ECOCERTEcocert es una organización con sede en Francia y tiene las delegaciones en varios países, entre ellos se encuentra España. Ecocert certifica cosméticos "naturales" y "naturales y ecológic ...

ahorro energetico medio ambiente gas natural ...

El verano ya casi está aquí, y para muchas personas, eso significa que es hora de encender la parrilla del patio trasero. Eso puede ser un alivio, ya que puede significar menos desorden en su cocina (¡y también menos calor en su casa!), Y es una manera rápida de servir una comida deliciosa a un grupo más grande de personas si está entretenido. Además, sean cuales sean sus preferencias alimenticias ...

Hay algo que haces todos los días y que tiene un impacto brutal en el medio ambiente: comer. Y es que en Europa, el consumo de comida y bebida es responsable de un 15 % de las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas del consumo nacional. Un impacto importante, pero además hay que contar con la deforestación, el consumo de agua, la amenaza que supone a la biodiversidad, etc… Comemos much ...

Arte y cultura Filosofía Hombres ...

El individuo no es entonces más que una pantalla sobre la que se proyectan los deseos, las necesidades, los mundos imaginarios fabricados por las nuevas industrias de la comunicación. Alain Touraine Tribus urbanas Debido a las múltiples actividades especializadas de la organización económica, de la institución de las relaciones laborales y de las interacciones sociales propias de las urbes conte ...

sartenes sartenes ecológicas de cerámica sartenes ecológicas jata ...

¿Estás listo para convertir tu cocina en una que use sartenes ecológicas? Entonces este artículo es para ti. Si estás intentando vivir un estilo de vida libre de químicos y disminuir tu huella de carbono en el mundo, probablemente estás concentrando en comer alimentos orgánicos o eliminar de tu hogar los productos de limpieza tóxicos. Pero sabias que también debes considerar a la hora de vivir eco ...

germinar semillas semillas ecológicas garbanzos ecológicos ...

¿Quieres fabricar tus propios alimentos ecológicos? Para conseguirlo, no necesitas grandes huertos, ni siquiera dedicar demasiado tiempo, si no que puedes utilizar las semillas ecológicas y germinarlas en tu hogar. Esta germinación hace además que la semilla se enriquezca puesto que el agua y los sustratos que adquiere la planta durante este proceso hacen que pueda multiplicar considerablemente su ...

alimentación ecológica

Hola a todos y todas!! Qué tal estáis! Espero que muy muy bien, ya que se acerca el veranito, hace más sol, los días son más grandes! He decidido escribir este post, un tanto diferente para concienciarnos con conceptos muy básicos nuestra relación con la alimentación. Hace un tiempo escribí un artículo en la revista digital El Magacín, en el que hablaba de la importancia de la alimentación ecológi ...

COVID-19

¿Quieres saber como puedes ayudar a familias de extrema pobreza o vulnerables cerca a tu casa? Muchas personas utilizan Google Maps para ubicar la farmacia mas cercana, el banco, los horarios, información que sirva para hacer sus cosas evitar las aglomeraciones. Esto con el objetivo de evitar el contagio del Covid-19. Sin embargo, un grupo de peruanos han desarrollado una plataforma ayudar a varia ...

alimentación ecológica alimentos saludables

Descubre la diferencia real entre los alimentos ecológicos y sus contrapartes cultivadas tradicionalmente cuando se trata de nutrición, seguridad y precio. Los alimentos ecológicos son ahora una característica habitual en la mayoría de los supermercados. Y eso ha creado un poco de un dilema en el pasillo de productos. Por un lado, tienes una manzana cultivada convencionalmente, por el otro lado, ...