comunidades

Cómo agregar chocolate en el jabón – Receta de jabón de avena y chocolate

¿Tienes la sensación de que con cada receta que te mostramos encuentras tu jabón ideal y sientes que seguro que es el mejor para ti? A nosotras desde luego sí que nos pasa y cada vez que preparamos uno decimos: “este es el mejor, me encanta”. Pues ahora con este de chocolate te lo pondremos aún más complicado, ¿y sabes por qué? porque el chocolate tiene mucho más poder nutritivo que la mayoría de los alimentos detallados y sobre todo es rico en flavonoides. Tiene más que incluso que el té negro, el vino tinto o los arándanos, los cuales son tan famosos por contener precisamente este compuesto, aunque es en el chocolate donde se encuentran en mayor proporción.

jabon de avena y chocolate
Los flavonoides son tan buenos para la salud por su efecto antioxidante y rejuvenecedor de la piel, por lo que los jabones de chocolate resultan ideales para las pieles maduras, secas o castigadas, ya que las regenera, hidrata y nutre en profundidad. Para que te hagas una idea, cada grano de cacao contiene el 55% de grasa, el 12,8% de proteínas, 6 aminoácidos esenciales para la salud, multitud de minerales como el fósforo, calcio, magnesio, cobre, potasio, hierro, sodio, yodo y manganeso, y vitaminas A, B, C, D, E, K, B1 y B2. Por lo tanto su uso en cosméticos y jabones es casi fundamental y por lo tanto esta receta no podía faltar.

Dosis y recomendación de uso

La dosis recomendada de chocolate es el 5% del peso total del jabón, si ponemos más el jabón correrá más riego de crear bacterias y hongos. Podemos usar chocolate negro para fundir (cuanto más puro mejor) o chocolate en polvo y se agrega en la traza. El color marrón chocolate resultante permanece estable en el tiempo, sin perder intensidad.

Receta de jabón de avena y chocolate

¿Qué necesitamos?

750 g de aceite de hueso de oliva.

100 g de aceite de coco.

293 g de leche de avena y miel.

114 g de hidróxido de sodio (sosa).

30 g de chocolate negro (cuanto más puro mejor).

1 cápsula de vitamina E.

40 gotas de Aceite esencial de menta. ¿Cómo se hace?

1. Primero hacemos la leche de avena y miel y la dejamos unos minutos en el congelador para que se enfríe bastante. Si no sabes cómo hacerlo lo puedes leer en el siguiente enlace: cómo hacer jabón de avena.

leche de avena
2. Cuando la leche de avena esté muy fría, nos dispondremos a preparar la lejía, por lo tanto nos ponemos los guantes, gafas y mascarillas.

3. Vertemos la sosa encima de la leche de avena y removemos poco a poco hasta que se diluya la sosa. Cómo la temperatura de la leche era muy baja, al contacto con la sosa subirá hasta unos 40ºC, por lo tanto templaremos los aceites hasta la misma temperatura para mezclarlos. Le añadimos la vitamina E.

4. Ya los tenemos a la misma temperatura los dos líquidos así que vertemos la lejía (leche+sosa) encima de los aceites y batimos con la batidora al mínimo y sin levantarla para que no salpique.

jabon en la traza
picar el chocolate
fundir chocolate
jabon con chocolate fundido
5. Cuando se haya formado una traza ligera paramos y dividimos la mezcla en dos.

6. Picamos finamente el chocolate y lo calentamos unos segundos en el microondas y se lo añadimos a uno de los dos recipientes.

7. Le vertemos el aceite esencial en ambos líquidos. La menta queda genial con el chocolate. Removemos para integrar y los vamos echando en el molde primero el de color crema en la base, luego el de chocolate en la línea central hasta que se vea aparecer, luego el blanco y repetimos otra vez con el chocolate.

como hacer jabon con chocolate y avena marmolado
como hacer firulillos en el jabon
jabon de chocolate en forma de espiga
8. Por último cogemos un palito de madera y le hacemos dibujos de firulillos. Este paso es un poco según la imaginación de cada uno, se puede hacer en forma de círculos, ochos, zig-zag, etc. Hay muchas formas y aquí podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación.

9. Cuando lo tengamos listo podemos pulverizar por encima un poco de alcohol (para evitar la ceniza), tapamos el molde, lo cubrimos para que no pierda calor y gelifique y lo dejamos reposar en su sitio cálido durante 1 día.

10. Al día siguiente ya podemos cortarlo en pastillas, que dejaremos secar durante 40 días para que adquieran el pH adecuado para su uso sobre nuestra piel.

jabon en barra de chocolate y avena
Estos que hemos elaborado nosotras estarán disponibles para su venta a partir del 2 de Marzo. ¡Resérvalos ya que se acaban!

Si te apetece puedes ver otra receta de jabón con chocolate en el siguiente enlace: jabón de chocolate con leche.

Fuente: este post proviene de Como hacer jabones, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos