Alimentos ecológicos que el cuerpo nos pide en la temporada de invierno


Con la llegada de cada estación, el cuerpo se prepara para adaptarse a los cambios de temperatura, y la mejor manera para mantener las defensas altas es consumiendo los alimentos de temporada que están en su mayor punto de maduración y que contienen todos los nutrientes necesarios para que el organismo se mantenga activo y estable en todas sus funciones. De esta manera, la temporada de invierno es uno de los momentos en los que las temperaturas permanecen más bajas y el cuerpo está más expuesto a enfermedades infecciosas o gripes.

Además de consumir alimentos de temporada, es importante tener en cuenta que los productos locales son una forma más responsable de adquirir los alimentos, debido a que se evita acumular desperdicios cuando se traen de otras regiones y contribuimos a reducir las emisiones de CO2, con la economía local y recortar costes por transportarlos desde zonas lejanas.

Alimentos ecológicos para el invierno

Durante el invierno se cosechan diversidad de frutas y verduras que pueden ser provechosas para hacer distintos platillos y disfrutar en casa junto a la compañía de nuestra familia. Esto ayuda a reducir el uso de alimentos procesados y volver a la cocina tradicional, que es mucho más sana y nutritiva.

Los vegetales que más se dan en la época de invierno son las coles, lechugas, cebollas, puerros, zanahorias, brócoli, coliflor y apio, que son excelentes antioxidantes, antiinflamatorios y pueden ayudar a contrarrestar los síntomas de los resfriados comunes que se dan durante esta época fría.

En cuanto a las frutas, se recomiendan los cítricos como la naranja, la fresa y las frambuesas, que contienen vitamina C favorable en épocas de frío, así como vitaminas del grupo A y B. Además aportan potasio, hierro, calcio y ácido fólico que son excelentes para los huesos, los músculos y mantener el cuerpo activo.

Por otra parte, los pescados y los mariscos de temporada también son una fuente de nutrientes muy recomendables durante el invierno, ya que aporta minerales como fósforo, potasio, calcio, sodio, magnesio, yodo y cloro, así como vitaminas A, B y D.

Beneficios de consumir alimentos de temporada

El cultivo de estos alimentos requieren un esfuerzo por parte de los productores locales que es importante tener en cuenta. Adquirir este tipo de productos favorece el mantenimiento y cuidado de especies nativas. Todo esto contribuye a reducir la producción de alimentos procesados, que además tienen altos costos de envío, suponiendo más gastos y contaminación.

Powered by Gedésica
María Isabel Peña
| Redactora Especialista




 
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado: