Idea guardada 3 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Desodorante “el conejo feliz”



Hay varias buenas razones para dejar de usar desodorantes comerciales, y las que me convencieron a mí son estas:
Existen sospechas sobre la relación entre el uso de antitranspirantes (particularmente los que contienen aluminio) y el desarrollo de cáncer de mama.

Sudar es natural, es un proceso que el cuerpo necesita para termoregularse. Los desodorantes comerciales tienen propiedades antitranspirantes, lo que quiere decir que bloquean el proceso de transpiración. Que eso pase de vez en cuando es una cosa? pero quitarle al cuerpo el "derecho" a sudar ¡todos los días! debe tener al menos algunas consecuencias negativas.

El contacto frecuente con el aluminio también se ha relacionado con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer.

Los desodorantes comerciales de las marcas más populares (como muchísimos otros productos de aseo personal) son probados en animales. Conejos, conejillos de indias, monos, perros, gatos, ratones y otro montón de animales son sometidos a pruebas horrorosas, pasan sus cortas vidas encerrados en jaulas en un laboratorio, donde les aplican repetidamente los productos en los ojos o sobre heridas abiertas para analizar los posibles peores efectos que podrían tener en los seres humanos (unos seres humanos muy torpes, que se pondrían los productos en los ojos o en heridas abiertas).

La verdad es que sólo la última es suficiente motivación para mí, pero por si acaso te quedan dudas, las otras opciones son suficientemente motivantes para empezar a probar productos menos dañinos. ¿O no? El año pasado encontré una receta de desodorante natural en Pinterest y decidí probarla aprovechando que tenía todos los ingredientes en mi casa. Me gustó mucho como quedó y lo he estado usando desde hace varios meses con muy buenos resultados: huele rico (tiene un aroma súper suave a coco), me deja transpirar naturalmente y no deja que el sudor huela mal. Yo sé que eso de "me deja transpirar naturalmente" le va a sonar muy hippie a muchas personas, pero pienso que permitirle al cuerpo ser lo que es, debería ser la norma, y no al revés. En todo caso no soy TAN hippie, y en los días que sé que tendré rutinas más exigentes (viajes más largos en bicicleta, caminatas, jornadas largas de trabajo lejos de casa, etc.) uso desodorante con antitranspirante de una marca que no hace pruebas en animales. Los días tranquilos uso esta receta, que bauticé como "el conejo feliz" (ningún conejo y ningún animal sufrió en la fabricación de este producto, así que es conejo feliz = Mariana feliz). La receta es hiper-fácil. Aquí va:
¡Es realmente fácil! Y es posible que ya tengas los ingredientes en tu casa? receta ideal, ¿cierto? Para los que no conozcan el aceite de coco, aquí van un par de datos: es un aceite que se extrae del coco (obvio), muy usado en la industria de los cosméticos y también en la gastronomía del sudeste asiático. Es muy utilizado también en repostería vegana y en cocina saludable. Se dice que tiene propiedades antibacteriales y antivirales, así que es muy recomendable su consumo (moderado, como todo). Sabe muy rico y le da un toque de sabor tropical a todas las preparaciones que se te ocurran. Es uno de esos ingredientes polifacéticos que me encantan? yo lo uso como humectante para la cara (es maravilloso, se absorbe muy bien y no deja sensación grasosa, sobre todo si usas uno de buena calidad), acondicionador para el pelo, enjuague bucal (oil pulling, una técnica de la medicina ayurvédica), humectante para los labios y para las manos y por supuesto para preparar un montón de cosas ricas en la cocina. ¿Convencidos? ¡A conseguir un poquito de aceite de coco entonces! Que sirve para todo y te aleja de muchos de los productos que hacen pruebas en animales. Además, ¿qué puede ser más amigable para tu cuerpo que una cosa que te puedes comer? (¿y como si fuera poco sabe riquísimo?) Y ustedes, ¿tienen alguna receta de productos de limpieza naturales que hayan probado y que amen? ¡Me gustaría conocerlas! :)
Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Yo también

Cuando tenía como 8 años contesté el teléfono de mi casa. Era un tipo, la voz se me hacía familiar, pero no estaba segura. Me empezó a preguntar si estaba sola, qué estaba haciendo, qué tenía puesto. ...

¿Nos tomamos un tecito?

Hoy no vengo a dar tips sobre cómo vivir de manera más sostenible. Lo que quiero hacer hoy es contarte algunas cosas sobre mí, sobre el blog, y sobre lo que se viene en los próximos meses. Así, como s ...

Recomendamos