Bodouakro: érase una vez... Idea guardada 1 veces
La valoración media de 4 personas es: Muy buena

Hoy charlamos con... Abla Pokou



Hoy hemos decidido coger prestado el Delorean de Doc (sí, el de Regreso al futuro), y previa autorización suya, viajar al siglo XVIII para charlar con la reina Abla Pokou.

Me cita a orillas del río Comoé, frontera natural entre Ghana y Costa de Marfil. Al llegar me ofrece una infusión de hojas de mandioca que acepto encantada. Junto a ella se halla una preciosa niña de ojos negros, Akissi me dice que se llama, a la que le da la mano y que, me cuenta, ha venido con ella porque la niña quería comprobar que existen personas de raza blanca. Ahora que se marcha, no puedo evitar sonreír al comprobar la curiosidad de esa niña.

Río Comoé

Abla Pokou está exhausta; su rostro delata dolor, miedo. Ha tenido que dejar atrás su vida y su ciudad, Koumassi, capital del reino Ashanti de Ghana, al que pertenece, para no ser una víctima más de las guerras de sucesión al trono que han acabado con la vida de su hermano, Dakon. En su huida hacia el Noroeste, no la han dejado sola; con ella van sus soldados, su familia y sus más fieles partidarios, que han decidido apoyarla incondicionalmente en el éxodo hacia otras tierras y que saben que seguirían el mismo camino que Dakon si se quedasen en Koumassi. Mientras me empieza a relatar su historia pienso que tiene muchas similitudes con la situación que están viviendo hoy en día muchos refugiados.

Creo que la belleza de este paraje, así como la infusión de mandioca, están produciendo un efecto relajante en ella, y poco a poco consigo que se abra más a mí; ante mi más absoluta perplejidad me cuenta el sacrificio que ha tenido que hacer para salvar a su pueblo: al tirar a su único hijo, Kouakou, al río y gritar las palabras «Bâ-wouli» (el niño está muerto), las aguas del río se calman y pueden acceder a la orilla por el lado de Costa de Marfil, dejando atrás a sus perseguidores.


He entendido que tenía que sacrificar a mi hijo si quería que mi tribu sobreviviese; antes que mujer o madre, una reina es ante todo reina y se debe a su pueblo, me dice. Atónita ante sus palabras, me doy cuenta de que a pesar de su sacrificio está orgullosa de haber podido salvar a su tribu, aunque sea a través de un exilio forzado; y que esto le sirve como bálsamo para dejar atrás sus penas y mirar hacia adelante.

Las palabras «Bâ-wouli» no hacen más que resonar en mi cabeza y me resultan muy familiares…..¡Albricias ! Acabo de descubrir por qué : «Bâ-wouli» es el origen de la palabra Baoulé, nombre de una de las etnias de Costa de Marfil, y la etnia principal de nuestros niños de Bodouakro.

Y, como por arte de magia, el puzzle me empieza a encajar. François, nuestro «cartero de Bodouakro», le había comentado a Aidén hace tiempo que había un personaje al que los marfileños consideraban como un héroe porque era el que había dado origen al pueblo Baoulé…. ¡Madre mía ! ¡La tengo delante de mí! ¡Es todo un honor!

Me doy cuenta de que no puedo desaprovechar esta oportunidad y de que no existe mejor persona que ella para transmitir la sabiduría de su tribu a pequeños y mayores. Pero por desgracia mi viaje es de ida y vuelta y no voy a poder estar aquí mucho tiempo más; debo buscar la forma de que esto no se quede en agua de borrajas. Mientras ando ensimismada en estos pensamientos, no me he dado cuenta de que Akissi ha estado escuchando nuestra conversación muy atentamente; le hago una señal e invito a que venga a sentarse a nuestro lado. Le propongo a Abla Pokou que, como si de un cuentacuentos se tratase, vaya transmitiendo sus conocimientos a Akissi para que el legado de su pueblo no se pierda nunca. Ella asiente y en un gesto de complicidad le guiña un ojo. Sin saberlo, esa niña de mirada penetrante, ojos negros como el carbón va a ser la responsable de que el legado de Abla Pokou llegue allende los mares….

Me tengo que marchar y mientras me alejo del lugar y observo como el sol se va poniendo, llego a la conclusión de que, del mismo modo que el velero de Bodouakro va sumando marineros a su causa cada vez que atraca en un puerto, la mirada de Akissiservirá para que conozcamos un poco más de cerca ese país tan desconocido y tan cercano a la vez para nosotros. ¡Nos vemos en la próxima entrega!

Fuente: este post proviene de Bodouakro: érase una vez..., donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Bodouakro madrina niños ...

La Felicidad de ser Madrina en Bodouakro

La solidaridad y el compartir la suerte que tienes con personas que no son tan afortunadas como tú, en especial cuando son niños, es algo que, sin duda, les beneficia a ellos, pero, no nos engañemos, también y mucho a nosotros. Te preguntarás cómo puede ser tan gratificante. Pues voy a intentar explicarte mis sensaciones, que creo que compartimos todos los que estamos en este maravilloso proyecto ...

apadrinamiento Bodouakro Cristina Saavedra ...

Cómo un vestido de neopreno y "una noche en El Prado" me llevaron a Bodouakro

Mi experiencia con Bodouakro es muy reciente. Los Derechos Humanos siempre me han llamado la atención. Con diecinueve era voluntaria y trabajaba con niños. África, la descubrí cuando vi por primera vez “Memorias de África”, con siete. Esto puede resultar muy romántico y no lo es para nada porque ese descubrimiento me provocó un respeto enorme por el continente. África siempre estuvo ahí pero la mi ...

Gagui Dezenon: aprendiendo a leer

Se llama Gagui Dezenon y es la presidenta de la Cooperativa Agrícola de Dema,en Costa de Marfil. Tiene 61 años y 4 hijos. Cuando no está trabajando en la cooperativa, lo hace en casa o vendiendo en el mercado. "Y a menudo, en el campo comunitario", añade . Ella es una de las mujeres que se apuntaron a nuestros cursos de alfabetización en los que también se imparten nociones básicas de cá ...

Planetarium Sostenible

Usando ceniza para restaurar bosques

Es por todos conocido que los bosques y selvas del planeta son necesarios para sobrevivir y garantizar cierta calidad de vida. Previenen las erosiones del suelo, evitan sequías, nos ofrecen alimentos y materias primas, mantienen el ciclo del agua y ayudan a estabilizar los efectos del cambio climático. Cada año somos testigos de varios incendios forestales, de los cuales el 96% tiene como responsa ...

Bodouakro trabajo Global Humanitaria ...

¡Larga vida a Bodouakro!

Awa tiene una mirada profunda, unos ojos perfectamente enmarcados por unos párpados achinados. Awa me mira con intensidad, con la intensidad de la vida en África, cada mañana al lado del ordenador desde el que escribo. Llego, abro el mail, me pongo un café y, en silencio, le doy los buenos días. Y esos ojos profundos me responden, incisivos, hablándome también en silencio de justicia social. Ent ...

Galicia arde por culpa de todos

Hoy ha llovido un poco en Ourense y ha limpiado algo el aire del humo y de las cenizas que ayer nos hacían imposible respirar. Todavía huele a quemado para que no se nos olvide lo ocurrido. Esta vez no se nos olvidará. Galicia en llamas. Imagen compartida en un grupo de Facebook Hoy estamos con resaca de tragedia. Tristes y enfadados. Nos preguntamos cómo hemos llegado a semejante situación. ¿Cómo ...

Bodouakro padrinos ahijados ...

La solidaridad y las personas, protagonistas de la X Comida de Padrinos de Bodouakro

Teníamos muchas, pero que muchas ganas. Por fin, se celebró la Décima Comida de Padrinos de Bodouakro y se notó que hacía casi un año de la última. Daba gusto saludar a tanta gente solidaria que, a estas alturas, ya se han convertido en amigos. Esta vez el lugar elegido fue el restaurante El Coto del Casar, en la calle Corazón de María, 30, de Madrid. Hemos de agradecer a Andrés y a todo su equipo ...

padrinos mosquiteras contribuir ...

Mosquiteras que salvan vidas

Para nosotros, un mosquito es un animal molesto, que nos provoca una picadurita y que, si podemos, eliminamos de un manotazo. Pero en otros países un mosquito supone mucho más. Tanto como una vida. En África los mosquitos son portadores de un montón de enfermedades letales. ¿Soluciones? Por supuesto, las vacunas y medicamentos ayudan, pero algo tan básico como la prevención es un artículo de lujo ...

entrevistas historias animales ...

Khristina Santos, escritora y aventurera

Cuando era muy pequeña le preguntaron qué quería ser y ella respondió: Escritora y aventurera. Desde entonces Khristina Santos ha creado un blog sobre literatura, otro sobre viajes y La Vida Uve, donde recoge los resultados de sus investigaciones para llevar una vida más sostenible. También colabora en diversos medios que hablan sobre sostenibilidad, estudia periodismo y se apunta a todos los curs ...

igualdad y derechos sociales solidaridad bodouakro ...

Bodouakro, en Costa de Marfil. Todo empieza por educar

La verdad es que creo que todos estamos de acuerdo en que una de las mejores maneras de acabar con las desigualdades (de todo tipo) pasa por mejorar la educación de los individuos. Partiendo de esta premisa, en un pequeño poblado llamado Bodouakro (Costa de Marfil), hay gente luchando por dar esa educación, especialmente a los niños y a las mujeres. Desde España Aidén Calvo y Cristina Saavedra hac ...