Little Big Actions Idea guardada 1 veces
La valoración media de 3 personas es: Muy buena

la sostenibilidad tiene su lado malo

Si me lees desde hace un tiempo, seguramente ya habrás notado que he dejado de hablar de sostenibilidad. Y si me sigues muy de cerquita, sabrás también que me he estado enfocando mayormente en nutrición vegetal y recetas.

En un mundo que está pasando por esta crisis medioambiental quizás parezca un poco “egoísta” y poco coherente de mí parte, el haberme distanciado de ese enfoque. No estoy aquí para hablar del cambio climático ni de los problemas ecológicos a los que nos enfrentamos, lo que quiero es compartir mi punto de vista y mi nuevo enfoque.

Cuando recién comencé este blog -incluso desde antes, y hasta no hace mucho- mi principal punto de mira era la sostenibilidad, el bienestar del planeta, los animales y qué puedo hacer yo -como individuo- para aportar un cambio positivo y transformador ante la situación e incluso, inspirar a otros. De hecho, ese fue el motivo para crear este blog hace 4 años, cuando se llamaba Little Big Actions.

Por un largo período de mi vida me centré en esas pequeñas grandes acciones, pero llegué a un punto de saturación. No me malinterpretes, no porque me cansara o porque me aburriera del tema, ni porque lo viera pasado de moda. Para mí nunca fue una tendencia sino una triste realidad.

De hecho, durante un tiempo caí en desesperación y sentí que mis esfuerzos ya no tenían valor porque había mucha gente indiferente a mi mensaje de “las pequeñas grandes acciones sí cuentan”.  Me sentía encerrada en mi propia búrbuja del mundo perfecto y me di cuenta de que algo estaba mal: querer cambiar y mejorar las cosas ¡está bien! lo que no está bien es obsesionarse y frustrarse continuamente.

En serio ¡no exagero!

Llegué a un punto que no quería comprar NADA que viniera envasado, juzgaba a cualquier persona por comprar en plástico o por usar cubiertos desechables. Todas estas son situaciones normalizadas en nuestra sociedad actual -normal, no necesariamente significa que esté bien- y que sin embargo a mí hacían hervir la sangre.

Me estresaba haciendo la compra o con simplemente salir a la calle, ver qué vivímos sin pensar en la sostenibilidad. Era como que mis ojos tenían un filtro que solo podían ver esas cosas que a mí tanto me molestaban, y el resto, era casi invisible ante mis ojos.

Y en algún momento, me dí cuenta de que tenía que cambiar de chip. Comencé a relajarme un poco más en el tema y dejé de ser tan “severa”, no solo conmigo misma sino en cómo veía a los demás. Creo que justo por eso es que no me gustan los extremismos, porque yo misma estuve ahí y comprendí que no trae nada bueno.

No hay que demonizar a alguien que no lo hace todo. En un mundo ideal todos seríamos conscientes peeeero… la realidad es que al ser humano le gusta tapar el sol con un dedo.

Yo misma me estuve preguntando por un tiempo cómo se puede llegar a punto de equilibrio sano, donde pueda aprender y contribuir ¿Dónde está esa línea divisoria entre realidad y obsesión? sobretodo tomando en cuenta de que no se trata solo sobre mí sino de un mensaje que yo quiero transmitir ¿Cómo comunicar un mensaje adecuado a quienes demuestran indiferencia ante el asunto?

Dejé de compartir contenidos sobre sostenibilidad justamente porque dejé de comprender cuál era mí papel en el proceso. Si yo misma me siento desesperanzada ¿cómo puedo convencer a otros en este tema?

Y creo que es normal sentirse así y que cueste un poco hablar abiertamente de ello. Ya con el tiempo he comprendido que sí es posible ocuparse de la urgencia ecológica por la que estamos pasando pero considerando todo el espectro de situaciones y realidades. La mejor forma de hacer algo es comenzar y entender que tenemos una crisis ecológica y que para remediarlo, es necesario apuntar al cambio.

No tiene que ser blanco o negro. No es mi tarea hacerlo todo, pero sí es mí deber hacer tanto como pueda y a un nivel que no comprometa mi cordura.

En fin, lo que quiero decir con todo esto es que está bien sentir indignación y eso se puede transformar en una energía bonita y en acciones concretas hacia el cambio que queremos.

Quizás ya no comparta mucho sobre sostenibilidad, pero eso no significa que haya dejado de importarme. Mientras viva en este planeta, siempre pondré mi esfuerzo en acciones que lleven a un cambio positivo hacia el futuro que necesitamos.

Fuente: este post proviene de Little Big Actions, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cómo hacer tofu con leche de soja

Hacer tofu en casa es super fácil, y solo necesitas 3 ingredientes que seguramente ya tienes: leche de soja, agua y limón. Para preparar tu tofu necesitas leche de soja casera, las comerciales suelen ...

Cómo hacer chucrut con piña

El chucrut es uno de mis alimentos fermentados favoritos, es muy fácil de hacer, tiene larga vida útil y el sabor está ¡espectacular! Todo eso sin olvidar todos sus beneficios nutricionales que ya men ...

Etiquetas: Notas

Recomendamos

Relacionado

Blog de moda sostenible Moda Sostenibilidad y Negocio ...

¿Mala sostenibilidad?

Caminos controvertibles rumbo a la circularidad de la moda. Por Alice B. Schuch, colaboradora de Slow Fashion Next y profesora de nuestro curso online “Economía Circular y Nuevos Negocios de Moda“. Imagen de portada: Pared de madera by Pixabay. Muchas veces he escuchado la frase: “la prenda más sostenible que hay es la que ya existe”. ¿Será? La frase la he oído principalmente en presen ...

Reciente ecología greenwashing ...

5 mitos y verdades sobre la sostenibilidad

Ahhhh, la sostenibilidad. Esa palabra manoseada que se aplica como si fuera un bálsamo mágico en las etiquetas de los productos para que compremos sin sentimiento de culpa, de la que se habla cada vez más en los periódicos, en las películas y en los blogs (¡holi!). No es una palabra nueva, pero últimamente da la sensación de que aparece en todas partes (obviamente estoy sesgada, pues yo busco info ...

Yo, yo mismo y la sostenibilidad

Estos días me he dado cuenta de que he escrito ya un montón sobre sostenibilidad y vida sostenible, pero poco he contado sobre la escribiente y que me ha traído hasta aquí. Aparte de lo que se puede leer en el “¿qué es esto?” de este blog, he soltado alguna cosilla en medio de algún post, pero nada que te cuente gran cosa de mi persona. Y es que resulta que no es nada fácil escribir sobre uno mism ...

Uncategorized

Decrecimiento para la Sostenibilidad, Calatayud 2017

Imagen: Pexels Decrecimiento para la sosteniblidad El decrecimiento es algo de lo que aún no he hablado como tal en este blog, porque la palabra en sí, no me motivaba ni inspiraba, es un concepto por el que siento una especie de amor-odioaunque entiendo perfectamente su significado y a que se refiere… …básicamente a que la forma en la que la economía actual crece, pues no es muy viable ...

Mi top 8 de blogs sobre sostenibilidad

  Hace nada que comencé este blog, y desde entonces he visto como el número de bloggers a los que sigo ha crecido de manera exponencial. También he visto que en este mundo hay muchos blogs en los que entras una vez y no vuelves. Sin embargo, hay algunos que por cualquier motivo te cautivan y de repente son las 11 de la noche y no has hecho nada más que leer. Bueno, esto igual solo me pasa a mí por ...

ecosistema libros ecologia libros sostenibilidad ...

Top 10 de libros sobre sostenibilidad y medio ambiente

Si te gusta leer tanto como a mí, has caído en el post perfecto. He hecho una pequeña recopilación de libros de temática ambiental, sostenible o como quieras llamarle. Verás que he juntado libros de ficción y divulgación, porque oye, a cada uno le gusta leer lo que le gusta. Eso si, son libros geniales y deberías leerlos todos :P Antes de que comiences a leer la lista, déjame decirte que tienes en ...

Awake and curious Conscious living amor ...

Como ser la oveja "verde" de tu familia – Consejos para llevar una relación saludable con ellos y seguir en tu camino hacia la sostenibilidad

Read this in English Soy la oveja verde de mi familia Verde, color con el que nos etiquetan a los que andamos por este camino de la sostenibilidad. Somos la oveja verde de la familia, los hippies, los treehuggers (abraza árboles), los comeflor, y pare usted de contar. Es un halago que me llamen así, porque ven en mí la persona que yo quisiera ser, pero yo todavía no estoy ahí, me falta muuuucho po ...

Blog de moda sostenible Moda Sostenibilidad y Negocio ...

¿Qué significa que una materia es sostenible?

¿Qué criterios influyen la sostenibilidad  de una materia? ¿qué materias son las que potencian la biodiversidad? ¿cuál es la mejor materia sostenible para mi marca? ¿dónde puedo encontrar estas materias? ¿por qué es indispensable que te vengas al taller de tejidos sostenibles? Por el equipo de Slow Fashion Next. Una de las peticiones que recibimos más a menudo en Slow Fashion Next es dónde se pued ...

50 blogs de sostenibilidad, ecología y medio ambiente según su influencia

Hay más blogs sobre sostenibilidad, ecología y medio ambiente que los que nadie pueda seguir. Si has rozado la demencia de buscarlos, no te preocupes porque en mi manía de clasificar y darle orden a las cosas, se me ha ocurrido hacer un listado de ellos según su influencia. Eso no significa que en la lista estén ordenados por su calidad, por lo bien que me caen o por el valor que aportan. ¡Que va ...

eventos mi lifestyle Recursos Slow Life ...

100 días de bienestar y sostenibilidad #The100DayProject #100soGOODsoCUTE

¿Has oído hablar alguna vez del #The100DayProject? Yo no lo conocía hasta hace unos días cuando este hashtag se cruzó en mi camino gracias a un newsletter de Incondicionalmente, el blog de Ame (que te recomiendo totalmente). Me atrajo lo de “el proyecto de los 100 días”. Suena tentador, ¿no te parece? De esta manera, entre teta y teta –o toma y toma de Àdam si queréis que sea más fina- conseguí bu ...