comunidades

Mi primera vez en África. Viajar a Ghana por libre y con una mochila minimalista

  Después de casi dos semanas en Ghana, vuelvo para contaros cómo ha sido este increíble viaje al continente africano. En esta guía de viaje básica para viajar a Ghana os cuento todo lo que necesitáis saber para visitar este país del oeste de África, qué lugares visitar y demás información de interés para viajeros principiantes. Y, por supuesto, os doy mis trucos para conseguir un viaje Zero Waste y minimalista.

viajar a ghana

Playa de Busua.  

 

¿Por qué viajar a Ghana?

Hacía muchos años que tenía ganas de visitar África. De este continente solo había tenido oportunidad de visitar Egipto por allá el 2008, en un viaje con mis padres. De eso hace muchos años y hacía tiempo que quería conocer más sobre las culturas del África subsahariana.

Elegimos Ghana porque mi amiga y compañera de viaje había estado de voluntariado en el 2018 y tuvo ocasión de conocer a varias personas. Tras quedar enamorada de este país, su gente y su cultura, me convenció (sin mucho esfuerzo) de que teníamos que visitarlo juntas. Y así, después de dos años de espera por el COVID, hemos podido ir.

Ghana es un país muy fácil para viajar, ya que se trata de un país seguro, pacífico y de gente muy amigable. Aunque no hay mucho turismo (y menos español) los locales están encantados con las visitas de extranjeros y los ayudan en todo.

Es muy fácil encontrar alojamiento, que van desde hoteles de súper lujo, a hostales muy baratos con habitaciones compartidas. Y es relativamente fácil moverse por el país ya que, si bien no existe transporte público como lo conocemos en Europa, hay métodos de transporte muy asequibles. Puedes moverte en taxi, Uber (que es muy barato), Ford (minivan con aire acondicionado) o los tro-tro, una especie de furgonetas que hacen las veces de autobús, eso sí, sin aire acondicionado.

Cómo conseguir un viaje minimalista

Después de mi primer viaje Zero Waste en el 2019 (en el que visité Costa Rica), ya he realizado varios viajes y todos ellos consiguiendo un neceser Residuo Cero y llevando lo justo y necesario.

Después de unos años viviendo de forma Zero Waste, cada vez me es más fácil realizar un viaje minimalista, y ya os adelanto que además de simplificarte mucho la vida, es súper gratificante.

En este artículo os conté cuáles son mis básicos para conseguir una maleta sostenible y Zero Waste

Como visitaba un lugar tropical, no podía faltar en la maleta mi protector solar. En este artículo os explico cuáles son mis protectores solares favoritos (minerales y sin plástico).

El agua del grifo de Ghana no es potable, con lo que beber agua del grifo como sí hice en Costa Rica o en otros viajes, no era posible. Igualmente llevaba mi botella de acero inoxidable que rellenaba en dispensadores de agua potable, que encontraba en la mayoría de hoteles, hostels o casas de amigos. Pero estar dos semanas en un país donde no es tan fácil beber agua del grifo me ha hecho darme todavía más cuenta de lo importante que es que nosotros que sí podemos, bebamos agua filtrada y prescindamos al máximo del agua embotellada en plástico.

En Ghana no existe un sistema de gestión de residuos como sí existe en España. Por ello, encontrar basura por la calle, ríos o la playa es mucho más habitual de lo que me gustaría. Aunque esto te hace reflexionar: realmente no es que ellos generen más basura que nosotros, la cantidad de residuos es la misma, lo que nosotros los escondemos tirándolos al contenedor, de reciclaje o no, pero la basura no desaparece, solo cambia de lugar. De ahí la importancia de rechazar, reducir y reutilizar antes que reciclar.

Qué ver en Ghana en 13 días

Para mi primer viaje a Ghana contaba con unos 13 días en los que visitar el país.

Ghana es un país bastante grande y, lógicamente, no tuve oportunidad de ver todos sus rincones. Así que nos centramos en visitar la zona del sur del país, donde se encuentra la capital, Accra, y la costa, con playas increíbles y mucha vegetación tropical.

A continuación, os cuento cuál fue nuestro itinerario.

 

Día 0 – Viaje a Ghana

Nuestro vuelo salía desde Barcelona y no había vuelos directos, con lo que nuestra ruta fue Barcelona-Ámsterdam, y luego Ámsterdam-Accra. Viajamos con KLM y el vuelo fue genial.

Desde Ámsterdam son unas 6:30 h de vuelo (quizás algo menos) que la verdad se pasaron volando (nunca mejor dicho), no solo porque íbamos viendo películas y charlando con mi amiga Sara, sino porque entablamos alguna conversación con nuestros compañeros de vuelo ghaneses, todos muy majos. De ahí conocimos a Jay, a quien luego reencontramos en Accra y nos enseñó algunos sitios de la capital.

Para mi vuelo llevaba encima (como siempre) mi botella de agua de acero inoxidable. Mi truco es pasarla vacía por el control de seguridad del aeropuerto y luego rellenarla dentro, siempre encuentras alguna fuente para llenarla.

Después de unas cuantas horas de vuelos, llegamos al aeropuerto internacional Kotoka en Accra a las 20h de la noche. Al aeropuerto nos vino a buscar Lucía, amiga de mi amiga Sara con su driver (pero si no tienes conocidos en Ghana, hay mucha oferta de taxistas nada más salir del aeropuerto) y nos alojamos en su casa mientras estábamos en Accra.

La diferencia horaria con Barcelona para estas fechas (horario de verano) es de -2h.

 

Día 1 y 2 – Ada y Río Volta

Nada más llegar a Ghana Lucía nos dijo que íbamos a pasar el finde a Ada Foah, una ciudad al este de Accra, cerca de la frontera con Togo, ya que era el cumpleaños de un amigo suyo y nos habían invitado. Y como estábamos de vacaciones, pues, ¿por qué no?

El río Volta es uno de los principales ríos de Ghana, que nace en Burkina Faso, y desemboca en el Atlántico, en el Golfo de Guinea.

El finde fue muy divertido, en una casa espectacular con vistas al río, música afro y piscina. Incluso nos llevaron en barco por el río hasta la desembocadura. Conclusión: una muy buena forma de empezar nuestras vacaciones.

Si vais a Ghana, os recomiendo que visitéis Ada Foah ya que además del río Volta podréis ver las playas paradisíacas de la costa.

Día 3 y 4 – Accra, la capital de Ghana

Después del finde en Ada volvimos a la capital, Accra, y pasamos allí dos días en los que además de comer comida local, como el Red Red (alubias con una salsa roja bastante picante y plátano macho) o el Jollof Rice (arroz con verduras y salsa muy rica), visitamos los lugares más típicos de la ciudad. Algunos de ellos:

Oxford Street, la calle más principal de la ciudad, en el barrio de Osu (que sería el centro y donde encuentras bares, restaurantes, clubs y hoteles).

Makola Market, un mercado enorme donde básicamente puedes encontrar de todo.

Black Star Square, también conocida como plaza de la Independencia.

Fuimos en tro-tro, las furgonetas que sirven para moverse por la ciudad. Totalmente recomendable si quieres vivir la experiencia africana al 100%.

Arts Centre, un mercado lleno de artesanías y productos hechos a mano.

Día 5 y 6 – Cape Coast, pueblo pesquero

Al quinto día decidimos empezar nuestra ruta por la Costa de Oro ghanesa, una costa con mucha historia. Desde 1471, año en el que llegaron los portugueses, seguidos por holandeses, británicos y otros, estas costas fueron objeto de conquista, primero por el oro que había (de ahí el nombre Golden Coast) y luego por el terrible tráfico de esclavos.

Llegamos a Cape Coast después de 3:30h en Ford, nombre con el que se conocen a las furgonetas que hacen estos viajes desde Accra y que tienen aire acondicionado, por unos 45 cedis (unos 5,50€)

Cape Coast es una ciudad fundada en el siglo XV y la primera capital de la colonia de la Costa de Oro británica. Se trata de un must see en Ghana ya que es una ciudad pesquera con una fortaleza, el castillo de Cape Coast, desde donde durante siglos encarcelaron y enviaron a América cientos de miles de esclavos.

En Cape Coast:

Nos alojamos en Oasis Beach Resort, un hostel ubicado enfrente de la playa, con restaurante. Realmente bonito, tranquilo y cómodo, y muy bien de precio.

Conocimos a Moses, un ghanés majísimo nacido en Costa de Marfil que fue nuestro taxista durante los días que estuvimos ahí (y nos hizo muy buen precio).

Visitamos Kakum National Park, un parque nacional en medio de la selva tropical con puentes colgantes a diferentes alturas.

Entramos en el Castillo de Cape Coast. Cuesta 40 cedis la entrada, unos 5€ y tienes una visita guiada de 45 minutos que te ayudará a entender todos los horribles sucesos que allí pasaron. Esta excursión me encantó y estremeció a la vez.

Y, no menos importante, comimos algo (todavía no sabemos qué) que nos provocó una diarrea que nos duró todo el resto del viaje. Dato curioso.

Día 7, 8, 9, 10 – Busua, perdidas en la selva tropical

Proseguimos nuestro viaje dirigiéndonos más al oeste, siempre por la costa, llegando a Busua, un pequeñísimo pueblo pesquero, muy tranquilo y precioso. Aquí pasamos todo el finde súper relajadas y disfrutando de la exuberante naturaleza y tranquilas playas que nos ofrecía este paraíso tropical.

Nos alojamos en Ahanta Eco Lodge, un pequeño hotelito ubicado en medio de la selva, al lado de la playa. Para llegar a la playa desde el lodge, teníamos que cruzar un pequeño río. Muy bien de precio y muy recomendable.

Hicimos surf y yoga, y tomamos muchos batidos de fruta fresca.

Conocimos a algunos locales que nos invitaron a una fiesta en la azotea de su casa.

Leímos, descansamos y tomamos el sol.

Día 11, 12 y 13 – De vuelta a Accra

Después de esos increíbles días en Busua (donde tranquilamente me hubiera quedado a vivir) volvimos a Accra con nuestro taxista y ya amigo Moses. La vuelta fueron nada más y nada menos que 6:30 horas de viaje en carretera, pero por fin llegamos a la capital.

Estos últimos días consistieron en relajarnos en piscinas, visitar Labadi Beach, una de las playas de Accra, y comer (siempre que nuestro estómago nos dejaba).

Nuestra última noche la quisimos pasar por todo lo alto y reservamos un hotel precioso en el barrio de Osu, el centro de la ciudad. El nombre del hotel es Olma Colonial Suites, una antigua casa de estilo colonial reconvertida a hotel. Lo mejor, el jardín y su piscina.

Cómo viajar a Ghana desde España

Si este pequeño resumen de mi viaje te ha abierto la curiosidad de visitar Ghana, te cuento todo lo que tienes que tener en cuenta antes de ir.

 

Vuelos a Ghana

Como os comentaba, desde Barcelona no hay vuelos directos. Aún así, encontrar un vuelo a Accra no es difícil y si coges el billete con tiempo te puede salir muy bien de precio. Nosotras viajamos por poco más de 500€ ida y vuelta.

 

Visado para Ghana

¡Importantísimo! Para entrar en Ghana necesitas un visado, y este lo tienes que tramitar con la embajada de Ghana en España, mientras estás en España.

Es básicamente mucho papeleo y, como siempre, mejor organízate con tiempo para asegurarte que no tienes ningún problema, ya que sin el visado no entras al país.

Estos son los pasos que nosotras seguimos para pedir el visado:

Preparar todo el papeleo y los documentos antes de hacer la solicitud por internet.

Realizar la solicitud en la web de la embajada.

Enviar el pasaporte por MRW a la embajada de Ghana en Madrid junto con una foto de carnet reciente.

Recibimos el pasaporte de vuelta con el visado en él.

Requisitos para el visado


Pasaporte original con más de 6 meses de vigencia a partir de la llegada a Ghana.

Copia del pasaporte con la información del solicitante.

Una fotografía tamaño pasaporte a color.

Carta de presentación (nombre, número de pasaporte, motivo del viaje)

Copia del billete de avión de ida y vuelta.

Copia de la reserva de hotel (con primera noche es suficiente) o si vas a un domicilio de un familiar o amigo, una carta de invitación y una copia del pasaporte de la persona que te invita.

Certificado de antecedentes penales.

Copia del certificado de vacunación de la Fiebre Amarilla

Pagar 60€ de tasa para entregas de 5 días o 120€ para trámite inmediato.

En caso de ser extranjero en España, certificado de residencia.

Formulario de solicitud de visado (se hace online)

Vacunas

Es obligatorio para entrar al país estar vacunado contra la Fiebre Amarilla. A parte de ésta, las vacunas generalmente recomendadas son: Hepatitis A, Tétanos-difteria/Tétanos-difteria-tos ferina, Triple Vírica.

Además, al ser una zona endémica de malaria, es recomendable tomar medicamentos contra esta enfermedad mientras estás allí.

Para todos estos temas, yo visité el centro de atención al viajero internacional del Hospital Clínic de Barcelona, donde me explicaron todo lo que tenía que tener en cuenta al viajar a este país.

¡Espero que os sirva esta guía para viajar a Ghana!

Fuente: este post proviene de Mundo Sin Residuos, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿Alguna vez te has agobiado al ver que tienes demasiadas cosas en casa y que no sabes qué hacer con ellas? Es hora de desmentir el mito de cuanto más, mejor, porque el hecho de tener muchas cosas no q ...

Te encanta el queso Parmesano (lo entiendo, a mí también). Pero llevas (o te gustaría llevar) un estilo de vida vegano; o simplemente quieres reducir tu consumo de lácteos y productos de origen animal ...

Recomendamos