comunidades

NADA SE PIERDE, TODO SE TRANSFORMA

Como dice Jorge Drexler: Nada se pierde, todo se transforma.

El día 31 de octubre fue la última vez que escribí un post en el blog. No fue porque me quedara en blanco, no tuviera contenidos planificados (los suelo tener a seis meses vista) o porque me hubiera ido al caribe como Curro. Lo que sucedió es que el mes pasado decidí desaparecer por un tiempo. Bueno, decidir es un verbo que implica planificación. Y esto fue 0% planificado. Más bien llegó un momento en el que sentí que necesitaba parar y así lo hice.

Me ha costado varias semanas sentarme frente al teclado para explicarte por qué. Hasta que marqué la fecha de hoy en el calendario para escribir este post. No quería que empezaran las fiestas sin haberte contado lo que vas a leer a continuación.

En este mes y medio largo en el que no he aparecido por el blog, ni por Facebook, ni se me ha visto el pelo en Instagram han pasado varias cosas. Unas buenas, de esas que te hacen llorar de alegría, como el primer cumple de mi peque. Y otras, aunque no malas, de esas que te remueven y te hacen pararte a mirar dentro. De las que te obligan a hacerte preguntas inquisitivas sobre quién eres y cómo quieres pasar el resto de tu vida.

Y es que, en los últimos meses y por diversas circunstancias, me he dado cuenta de que la vida es mucho más corta de lo que me ha parecido siempre. De que mi hijo crece al doble de velocidad que yo. De que ya llevo más de una década siendo amiga de mis compañeros de la universidad. De que el tiempo pasa y que más vale agarrarlo con las dos manos y exprimirlo hasta que no quede una gota.

No quiero que pienses que he vuelto a la adolescencia y estoy en plena euforia Carpe Diem Tempus Fugit. Gracias a la diosa ya pasé por esa época en la que, por cierto, estuve a una mijita de hacerme un tatuaje con la frase (¡Hola Mamá!).

Pero. Ver de una manera tan clara que el reloj es implacable me ha hecho profundizar en el ahora, intentar entender el por qué estoy haciendo lo que hago y, sobre todo, preguntarme qué quiero hacer con el tiempo que me queda en esta tierra.

La verdad es que este proceso, que ha sido duro de pelar, me ha hecho darme cuenta de dos cosas. La primera, que siempre he tenido una obsesión, que es que mi paso por el mundo dejara las cosas mejor de lo que las encontré. Y cuando hablo del mundo no me refiero a todo el planeta, sino a mi entorno más próximo.

La segunda, algo que llevaba años sabiendo, pero no me atrevía a confesarme. Y es que para hacer realidad esa especie de misión necesito volver a conectar con mi vocación. Porque sólo desde ahí tendré la fuerza necesaria para provocar ese impacto positivo cada día y de manera consistente.

¿Y cuál es esa vocación? Pues aquello que hago mejor y con lo que disfruto como una niña con una caja de acuarelas y una pared en blanco sin supervisión paterna. Algo que llevo ejercitando todos los días desde que era muy pequeña, cuando agarraba un lápiz y me inventaba cuentos en mi diario. O en la universidad, cuando me sacaba entradas y discos gratis haciendo artículos y reseñas en una revista musical online. O en mis primeros empleos en comunicación y eventos, cuando disfrutaba como una enana redactando newsletters o contenidos web para las empresas en las que trabajaba.

Así que ¿sabes qué? Después de muchas dudas, miedos e incertidumbres, he decidido comenzar un proyecto de comunicación que no sólo me hace mucha ilusión, sino que sé que va a ayudar a personas que están luchando por mejorar este planeta a vivir mejor. La verdad es que me gustaría contarte más, pero de momento es difícil, porque me quedan meses de trabajo antes de que este proyecto salga a la luz y no quiero adelantar acontecimientos.

Como seguro que has adivinado, te he escrito todo esto porque evidentemente para empezar esta nueva etapa necesito tiempo. Y para encontrar esas horas, minutos y segundos es obligatorio aparcar otros proyectos. Como Una Vida Simple.

Pero, como decía al principio, nada se pierde y todo se transforma. También este blog. Así que si quieres seguir teniendo acceso a los artículos de este espacio, no te preocupes, porque seguirán estando aquí para siempre. Solo que Una Vida Simple pasará de ser un blog actualizado semanalmente a una especie de repositorio online con todos los post escritos durante estos tres años.

Por mi parte, aunque no publique artículos nuevos en Una Vida Simple, seguiré escribiendo sobre sostenibilidad y consumo responsable porque es el tema que más me gusta en el mundo y porque sinceramente ¡no lo puedo evitar!. Así que a partir de ahora podrás leerme en mis redes sociales (Instagram y Facebook) y, dentro de unos meses, en el blog de mi nuevo proyecto.

Llegados a este punto y ya con las explicaciones dadas, solo me queda darte las gracias. Por leer, comentar, compartir, enviarme emails emocionantes, recomendar este blog a tus amigos o a tu familia… Por estar. No sabes lo feliz que me ha hecho durante este tiempo saber que había otra persona al lado de la pantalla.

Te deseo tus mejores fiestas y que el año que viene (si no lo has hecho ya) descubras lo que te mueve y cumplas todos tus proyectos. Por muchas dudas o miedos que quieran impedírtelo.

Porque como también dice Drexler, quien no lo sepa ya lo aprenderá deprisa. La vida no para, no espera, no avisa.

Un abrazo fuerte,

Alba

Fuente: este post proviene de Una Vida Simple, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

NADA SE PIERDE, TODO SE TRANSFORMA

Como dice Jorge Drexler: Nada se pierde, todo se transforma. El día 31 de octubre fue la última vez que escribí un post en el blog. No fue porque me quedara en blanco, no tuviera contenidos planificad ...

Recomendamos

Relacionado

Reciente absolutismo atajo ...

La trampa del todo o nada

Los humanos tenemos muchas “mañas” que se han ido formando y fortaleciendo a lo largo de la historia. Por ejemplo, a pesar de la evidencia que tenemos sobre las complejísimas conexiones entre todas las cosas que nos rodean, insistimos en seguir tratando de entender el mundo como si estuviera hecho de partes independientes, y aparentemente seguimos estando convencidos de que podemos hac ...

vida sostenible abono agricultura ...

Del huevo no se tira nada

Huevo = comida. Correcto; pero podemos utilizar su envoltorio para más cosas. Y no me refiero sólo al cartón de las hueveras, que puede servir como semillero (ver aquí), si no que estoy hablando de la cáscara del huevo, que puede ser un estupendo aliado para el huerto. Imagen: Organicus Por un lado, podemos utilizar la cáscara de huevo como abono, dado que al ser rica en carbonato de calcio, apo ...

Destacado cualquiercositaescarino digital ...

¡Hicimos una revista!

Y cuando digo "hicimos" es porque no la hice yo sola... la hice junto a un equipo de chicas geniales con las que comparto el amor por el planeta, las ganas de aprender, y el interés de contagiar a otras personas con la idea de llevar una vida más ligera, más amigable con nuestro entorno. Después de varias semanas de planeación y otras cuántas más de intenso trabajo, nuestro "bebé di ...

basura descomposicion ecologia ...

¿Cuanto tarda en desaparecer tu basura?

¡Hola! ¡Ya estamos de vuelta! Como te contamos en la newsletter, la semana pasada fue un poco complicada y no nos dio tiempo a publicar ningún post. Nos hemos tomado un descanso imprevisto y esta semana volvemos con más fuerza! Sigo desde hace tiempo la cuenta de The Story of Stuff en Youtube y el otro día colgaron un nuevo vídeo en el que nos cuentan la "Historia de las microfibras", si ...

Notas

Little Big Actions ahora es: ¡Hola Granel!

No puedo creer que hayan pasado casi 5 meses desde que escribí mi última entrada, por un lado parece que fue ayer, pero por el otro… ¡han pasado tantas cosas! Todo empezó en junio, cuando asistí a una charla para emprendedores, lo que me motivó y me dio el impulso final que necesitaba para lanzarme y abrir mi propia tienda. Un proyecto que de diferentes maneras y desde hace un par de años venía ro ...

Consumo responsable consumo responsable residuos ...

Vivir sin residuos es imposible (pero eso no es razón para dejar de intentarlo).

¿Te ha asombrado leer en La Ecocosmopolita que  vivir sin residuos es imposible? Déjame explicarte a qué se debe…. Cuando en 2013 escribí un post con 15 hábitos para reducir tu cuota de basura, no podía ni imaginarme que en menos de tres años estaría publicando otro sobre la vida residuo cero como “la última moda”, o que podría hacer un recopliatorio inmenso con los mejores conse ...

Estilo de vida Inspiración Una Vida Simple ...

10 SENCILLOS CONSEJOS PARA VIVIR UNA VIDA (AÚN MÁS) SIMPLE EN 2017

El año pasado por estas fechas escribí el artículo “6 sencillos consejos para vivir una vida simple en 2016” y, para mi sorpresa, fue uno de los post más leídos del año. Por eso, para empezar este 2017 con buen pie, he decidido recopilar todo lo que he aprendido en estos 12 meses sobre cómo vivir de manera más sencilla por si, como yo, quieres aplicarlo en tu vida ahora que una nueva e ...

inspiración naturaleza sostenibilidad

Turismo responsable para combatir la despoblación rural

Solo en España, 5.600 municipios están en riesgo de desaparecer. Cada vez somos más personas las que vivimos en ciudades y menos las que viven en el rural. ¿Pero es sostenible un futuro sin pueblos? Javi, Ana, Auxi y Manu son amantes de los viajes en camper, de las carreteras secundarias y de la maravillosa acogida que siempre les dan esos micropueblos rodeados de naturaleza que conforman la conoc ...

Bioconstrucción arquitectura techo verde ...

Sistema Holandés para transformar cualquier tejado en un jardín

La compañía holandesa Roel de Boer ha desarrollado un producto simple y capaz de transformar cualquier tejado común en un techo verde. El sistema fue llamado Flowering City y funciona como una herramienta eficaz para mejorar la calidad ambiental de su entorno. Una de las grandes dificultades en la popularización de los techos verdes es que no es fácil de realizarse en casas con techos inclinados y ...

Pequeña fauna del huerto asturiano

Polinizadores habituales: abejas y sírfidos

Esta foto fue tomada el verano pasado. Dejé unas escarolas espigar para conseguir semillas y sucedió que un día se dieron las circunstancias de que además de haber bajado la cámara de fotos al huerto, había algo interesante que fotografiar :) Así que sin esperar más, me acerqué lo que la distancia focal de mi cámara compacta me permitía, he hice que la abejita posará para mi durante un ratito. A ...