Little Big Actions Idea guardada 7 veces
La valoración media de 22 personas es: Excelente

Todo entra por la boca

Mi cambio de estilo de vida ha sido enorme, radical, podría decirse. Y hasta me atrevería a decir que el más importante y beneficioso, ha sido mi alimentación.

Antes creía comer sano y balanceado cuando realmente había un montón de cosas que no comía. Compraba sopas de sobre, bebidas en polvo, muchas galletas y bollería industrial, refrescos y embutidos. Para ese entonces me la pasaba enferma y la lista de mis males era tan larga…

Lipotimias, asma y tos crónica, migrañas casi a diario, anemia, colesterol alto; deficiencias, taquicardia y dolor torácico, fatiga, plaquetas bajas, vértigo, entumecimiento en manos y pies, dolores articulares, síndrome de Raynaud… Claro, y como era de esperarse, me sentía mal, me sentía débil.



Pasé de eso, a tener mi despensa llena de recipientes de vidrio con un montón de diferentes ingredientes: variedad de legumbres, arroz y otros cereales integrales, varios tipos de harina (que las mezclo según mi gusto y necesidad), frutos secos, semillas, un montón de especias que antes ni sabía que existían y hasta hierbas para infusionar. Ahora mi nevera está llena de frutas y verduras frescas. Pasé de únicamente saber cocinar palomitas, a preparar todo tipo de platos e incluso, disfrutar haciéndolo. Ya ni me pasa por la mente comprar comida procesada, tampoco carnes (sí, incluso pescado), lácteos o huevos.

Hoy en día -casi- todo lo que como es hecho por mí, desde cero. Ahora sí que como de todo y variado               -dentro de una alimentación vegana y sin gluten, porque soy intolerante- no suelo comprar productos envasados y al usar ingredientes tan naturales, mi alimentación es suuuper sana. No me salto comidas ni como por gula. Más que comer, me aseguro de alimentarme correctamente, de brindarle a mi cuerpo todos los nutrientes que necesita para funcionar correctamente.

Es gracioso cuando a veces la gente me dice: “¡uy! ¡pobre! no puedes comer gluten y de paso eres vegana… ¡entonces no comes nada!…”



El gluten sí reconozco que ¡me costó! sobretodo cada vez que pasaba delante de una panadería o pastelería ¡madre mía! ¡el olor! Pero ya me acostumbré, no tanto porque “no me quedara otro remedio” sino que comprendí el mal que me hacía. Viví casi toda mi vida sintiéndome mal, pensando que yo era así y ya, ¡nada que hacer! ¡qué largo camino he recorrido desde entonces!

Ahora como mucho más de lo que comía antes, tanto en cantidad como en variedad y calidad. Comencé a interesarme en la cocina, aprendí a cocinar –y experimentar- con muchos tipos de alimentos que o no conocía, o que no se me habría pasado por la cabeza probar.

Para algunas personas puede resultar extremo, pero cuando tienes claros tus motivos, te informas y sobretodo, cuando tu salud da un giro tan grande, simplemente piensas: ¡esto es lo mejor que he hecho en la vida! ¿por qué no lo hice antes?


Revisando mi carpeta de analíticas viejas, tenía el colesterol alto, deficiencia de vitamina B12, de hierro y vitamina D… justo lo que tanto se dice es un riesgo muy alto al no comer productos animales. Hoy, vegana, el resultado de mi analítica de sangre es inmejorable y no tengo ningún tipo de deficiencia -no me suplemento con pastillas- y estoy muy lejos de que el colesterol vaya a tapar mis arterias. Todo esto ha sido alimentándome de forma más consciente, escuchando a mi cuerpo e informándome. No me arrepiento ni un poquitín. Como rico y nutro a mi cuerpo con todo lo que necesita.

Sé que mucha gente tiene dudas y miedos sobre este tipo de alimentación porque lo ven como una opción muy restrictiva. Yo era omnívora, se supone que comía “de todo” y no estaba bien.

Cambiar mi alimentación y mi forma de ver la comida, ha sido la decisión más inteligente que he podido tomar. Comer  sano, llevar una alimentación tan natural como sea posible, con alimentos no procesados, alimentos enteros, mucha fruta y mucha verdura.

El entender lo que mi cuerpo necesita y que esté alineado con mis valores y mis creencias personales es algo que me hace sentir bien: en salud y en espíritu.



Y cabe destacar que todo esto no pasó de la noche a la mañana, ha sido una aventura de los últimos 7 años, cuando me diagnosticaron con LES (Lupus Eritematoso Sistémico) y que me ha llevado a cambiar mis hábitos y mi forma de ver la vida.

Pasé de omnívora a pescetariana, luego vegetariana y aquí estoy hoy… 7 años después, vegana: más feliz y más sana que nunca (¡sin exagerar!) y con una mentalidad muy diferente. Y esto lo digo con base, no es solo la percepción hacia mí misma sino el ver que ahora, mis exámenes de laboratorio salen bien y que solo tengo que tomar una pastilla diaria,
que tomaba más de una docena de pastillas al día. ¡En serio! ¡no me cabían en el pastillero! y ahora ¡sólo tomo una!

No sólo cambié mi alimentación sino que comencé a cuestionar todo lo que ponía a mi cuerpo, a mi casa, a mi perro y hasta al planeta. Aprendí a cuidarme a mí misma en todos los aspectos, y a disfrutarlo.

En cierta forma, o más bien en muchas, podría decirse que el lupus y la alimentación vegana y sin gluten         – saludable- me cambiaron la vida, incluso corrí


Yo soy evidencia de que sí es posible vivir –y mejorar la salud- en una alimentación 100% vegetal. Y sin necesidad de estar tomando un montón de pastillas y vitaminas (no todos somos iguales y hay quienes sí lo pueden necesitar).

¿Y qué es lo que hago?

Diariamente como alimentos sanos, enteros y frescos. No recurro a nada extravagante. Me alimento de cereales integrales, legumbres de todos los tamaños y colores; muchas frutas, verduras y hortalizas, frutos secos y semillas. Ah, y levadura nutricional… ¡deliciosa fuente de vitamina B12! Acá puedes ver mi primera edición de lo que como en día.

Evito el azúcar refinado, los aditivos y conservantes, la grasa de palma, la bollería industrial y cualquier otro producto altamente procesado, y casualmente empacado.

Me ejercito diariamente (corro, nado, hago circuito de ejercicios, hago yoga) y también procuro alimentar mi espíritu de cosas buenas. Práctico meditación, gratitud y me regalo el descanso que mi cuerpo me pida… trato de relajarme, no veo ni escucho noticias feas y procuro en lo posible de enfocarme en lo positivo, en los detalles simples y bonitos.



En conclusión…

Estoy muy contenta con mis resultados, se ve en mis analíticas y yo me lo noto porque me siento ¡súper! Cada día estoy más convencida de que la información es poder y de que la salud es la más alta de mis prioridades. Para mí, es una motivación extra para mantenerme, seguir progresando y ayudar a otros. Voy a seguir buscando formas de mejorar -porque siempre se puede mejorar- y de superarme a mi misma.

Te lo digo de corazón y como si estuviéramos cara cara: dedícate tiempo a ti mismo, escucha a tu cuerpo, come sano y ¡muévete! Nutre a tu cuerpo y espíritu ¡te juro que vale la pena!

Sentirse feliz y sano, sucede sin mayor esfuerzo cuando eres quien toma responsabilidad por tu bienestar. Si quieres sentirte increíblemente bien, tienes que alimentarte de la mejor forma posible, porque al final: ¡todo entra por la boca!

Me encantaría saber si has pasado por algo similar o si tienes alguna duda en la que pueda ayudarte… ¡Déjame tu comentario! ¡Hablémos!

Fuente: este post proviene de Little Big Actions, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cómo hacer tofu con leche de soja

Hacer tofu en casa es super fácil, y solo necesitas 3 ingredientes que seguramente ya tienes: leche de soja, agua y limón. Para preparar tu tofu necesitas leche de soja casera, las comerciales suelen ...

Recomendamos

Relacionado

Hábitos nutricion vegan ...

Lo que se dice de la alimentación vegana 

Lleves o no una alimentación vegana, segurísimo que has escuchado muchas cosas sobre si es bueno o no, y mil preguntas que surgen al respecto. Antes de hablar sobre lo que se dice del veganismo, quiero aclarar algo, existen dos términos que en teoría son lo mismo pero con unas diferencias. Plant-based (basado en plantas): se enfoca en una alimentación más sana y natural, de alimentos enteros y evi ...

vida sostenible veganismo alimentación ...

Mitos y verdades sobre la alimentación vegana

No te asustes si no eres vegana/o, y tampoco si no eres vegetariana/o: esta entrada está pensada sobre todo para ti. Si te llama la atención el veganismo pero tienes dudas, también es para ti. Si eres vegana/o hace poco tiempo también es para ti. Y si eres vegano desde hace años, también. Lo que busco con este texto no es "convertirte" y que dejes de consumir productos de origen animal m ...

vida interior minimalismo

Reflexiones Sobre El Minimalismo #OctubreMesDeMinimalismo

Es increíble lo rápido que vuela el tiempo y es que #OctubreMesDeMinimalismo ha llegado a su fin. Hace poco Cristina de Se Llama Estilo y yo nos poniamos de acuerdo para hacer un colaborativo y ahora te estoy trayendo la última entrada con mis reflexiones sobre el minimalismo y de lo que aprendí este mes. Primero que nada, quiero agradecer a Cristina una vez más por haber puesto esta idea sobre la ...

belleza y hogar

Productos químicos que usamos a diario

Hace tiempo que quería escribir sobre este tema y por fin encuentro un momento. Para mí, la salud es fundamental, sin salud no puedes disfrutar plenamente de la vida. Hay muchos factores que influyen, uno muy importante son las sustancias que entran en nuestro cuerpo a través de la alimentación (de lo que siempre hablo en mi blog), pero igual de importantes son las que entran del exterior a través ...

Awake and curious Food Vegan ...

Casi Vegana por un mes

Read this post in English Casi Vegana por un mes Dado que la comida es algo fundamental en mi vida, y que el mundo de comida vegana es una dimensión llena de color y sabor, este será el primero de muchos artículos relacionados con el tema. Esta publicación va a ser un resumen del reto que hice en Enero llamado Veganuary, palabra en inglés que mezcla Vegan con January (Enero). Este camino hacia una ...

No soy vegana, ¿y qué?

  Veo cada día como aumenta el número de personas veganas a mi alrededor y me parece fantástico. No creo que esta tendencia vaya a solucionar todos los problemas que tiene ahora la raza humana, aunque quizás ayude con algunos. Pero no, yo no soy vegana. ¿Cómo puede ser? Si amo a los animales y quiero proteger el medio ambiente... Pues me gustaría presentar mis razones. En primer lugar me gustarí ...

NUTRICIÓN

Dieta vegana y necesidades nutricionales

¿Tienes tus dudas de si una alimentación vegetal es realmente óptima? Una de las grandes incertidumbre que la gente suele tener sobre una alimentación a base de plantas son las deficiencias o el pensar que es muy restrictiva y difícil de planificar (todos esos son ¡mitos!) Hay mucha información por ahí, y puede ser muy confuso. Así que quiero abarcar de forma sencilla, cuáles son los nutrientes cr ...

vida sostenible buenos hábitos nahir ...

¿Qué son los superalimentos?

Imagen. skinnymom ¿Quién no ha oído hablar de los superalimentos? esta palabra está por todas partes, yo no tenía muy claro este término, así que lo primero que hice fue buscar en google, 615.000 resultados!? pero de cuál fiarme...así que busqué en la RAE a ver si tenían recogida alguna definición, pero nada. Al parecer no existe ninguna definición oficial ni legal de superalimento. En el diccion ...

Veganuary

Veganuary: Cuarta Semana

Entré en el año nuevo con leche de almendras y una clara disposición a ser vegana y no mirar atrás. Ese reto... ¿cómo le llamaban? Ah, sí, Veganuary; ese iba a ser mi empujón, mi pequeña ayuda, mi gran excusa para iniciarme en el viaje. Después de todo, miles de personas alrededor del mundo lo intentaban por distintas razones desde 2014. ¿Por qué no iba a poder yo? Más de cuatro semanas han pasado ...

alimentación ecológica

¿Hablamos de alimentación ecológica?

Hola a todos y todas!! Qué tal estáis! Espero que muy muy bien, ya que se acerca el veranito, hace más sol, los días son más grandes! He decidido escribir este post, un tanto diferente para concienciarnos con conceptos muy básicos nuestra relación con la alimentación. Hace un tiempo escribí un artículo en la revista digital El Magacín, en el que hablaba de la importancia de la alimentación ecológi ...