comunidades

¿Sabes que comiendo sano ayudas al planeta?

Tal y como lo lees, ¡un menú con gran cantidad de verduras y frutas y con menos alimentos procesados ayuda a mejorar un poquito tu mundo! Sorprendente pero cierto. 

Ya habrás leído y escuchado en infinitos sitios que la alimentación tiene gran influencia sobre nuestra salud pero, ¿sabías que cuando comemos no solo nos influye a nosotros?

Fuente: Pixabay/suju

Aunque te parezca una locura o una exageración se puede luchar contra el cambio climático con pequeños cambios positivos en nuestra dieta. Si muchos de nosotros adoptáramos una forma de comer más sana se reduciría en un 25% las emisiones de gases de efecto invernadero, ¿no te parece alucinante? Es un dato que eriza la piel, ¿verdad? 

Seguramente te parezca algo difícil de creer al principio y por ese motivo te traigo este post. Coge boli, papel ¡y toma nota de todo lo que te traigo! ¿Preparado para cambiar el mundo?


¿Cómo puedo hacerlo?

• Reduce el consumo de carne. ¿Sabes que la ganadería es el sector que más gases de efecto invernadero emite después del transporte? Nuestro consumo de carne también calienta el planeta y nosotros aún no somos conscientes de ello. Si reducimos tan solo un día el consumo de carne ¡el impacto será más que notable!

• Apuesta por una dieta variada. Que añadas variedad a tus platos permitirá frenar la mema de cultivos y razas locales. Un menú equilibrado conforma una dieta sana y sostenible que ayuda a mantener la salud del planeta. No hacer este pequeño cambio podría llevarnos, en un futuro, a una importante pérdida de biodiversidad.



Come menos alimentos procesados. ¿Por qué? Además de no ser los mejores para tu salud ¡consumen más recursos para su producción y suponen un mayor impacto ambiental! Apuesta por productos frescos y grasas como aceite de oliva, deliciosos y muy buenos para ti. 

• No malgastes alimentos. Un tercio de la comida que se produce en el mundo termina en la basura. Parece una broma de mal gusto pero es la realidad, ¡una realidad dura y con la que debemos acabar! Para ello puedes comenzar a planificar tus comidas y ser coherente con los alimentos que vas a comprar.
 

¡Come vegetales! 

Lo sé y lo comprendo, para muchos comer vegetales no es tarea sencilla por infinidad de motivos.

Si ni puedes mirar de reojo a una zanahoria y la pera se te resiste, ¡investiga y descubre la infinitud de frutas y verduras que existen! Más fuertes, más suaves, más ásperas, más dulces al tacto, la variedad es infinita.

Puedes, además introducirlas en tus comidas poco a poco, ¡darás color, sabor y vida a todos tus platos!


Después de este pegadizo tema, ¿puedes resistirte a probar esa fruta o verdura que siempre has evitado?

Cambiando tu dieta estarás cambiando tu vida y la de aquellos que comparten este hermoso planeta contigo.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Recomendamos