Ecología

Cualquier Cosita es Cariño Idea guardada 21 veces
La valoración media de 10 personas es: Excelente

Una idea para el día de la Tierra: salir de la zona de confort

Una idea para el día de la Tierra: Salir de la zona de confort

Hace un año compartí una lista con 5 hábitos esenciales para una vida más sostenible. Hoy me uno a varias de mis colegas de Hola eco para invitarte a aplicar diferentes ideas que buscan que la Tierra se celebre de manera cotidiana.

Tengo clarísimo que el día de la Tierra no alcanza: tiene que ser toda la vida, todos los años, los meses y los días (con banda sonora y todo). Por eso lo que quiero compartir no es una acción que sólo vale para hoy, sino una invitación para cambiar nuestra manera de pensar y de ver el mundo que podamos seguir cultivando de ahora en adelante.

Y sé que tampoco alcanzan los esfuerzos de una sola persona… por eso nos unimos desde Hola eco con “Ideas para el día de la Tierra” —nuestra primera publicación colaborativa— para compartir una serie de ideas que abordan la sostenibilidad desde diferentes perspectivas, que se nutren mutuamente y se complementan. Como tiene que ser :-)

Mi idea para el día de la Tierra parece sencilla pero a veces puede ser súper difícil: salir de la zona de confort. Es una sola frase, una sola tarea… da la sensación de que es cuestión de ponerse a ello y se logra. Pero no. La zona de confort está al acecho donde menos lo esperamos, manteniéndonos en una neblina que nos hace creer que todo está bien y que evita que nos movamos a otras zonas… mas incómodas tal vez, pero mucho más interesantes y estimulantes.

Es posible que te preguntes qué tiene que ver la zona de confort con el día de la Tierra, y con la sostenibilidad; la respuesta es: todo. Tiene todo que ver.

Estamos como estamos porque nos gusta lo cómodo, lo fácil, lo rápido. Porque una vez resolvemos cómo se hace una cosa, tendemos a repetirla sin preguntarnos nunca más el por qué la hacemos así, o si hay mejores maneras de hacerla. Nos acostumbramos a andar por la vida adormecidos, tragando entero todo lo que nos trae la “tradición” y la “cultura”, contentándonos con el statu quo aunque sea evidente que está de cabezas, y dándonos palmaditas en la espalda por encajar, por ser normales, porque “todo anda bien”.

Y no, no todo anda bien. De hecho muchas cosas andan muy mal, y que no nos toquen directamente o que no las veamos con nuestros propios ojos no les quita importancia ni hace que desaparezcan. Pero ya los medios de comunicación tradicionales están inundados de malas noticias y datos hay de sobra en internet para quienes quieran ampliar información sobre lo que va mal. Yo lo que quiero —hoy más que cualquier otro día— es hablar de lo que podemos hacer bien, de lo maravilloso que es nuestro cerebro cuando lo utilizamos para cosas que van más allá de nuestros intereses personales y lo poderosas que son nuestras manos cuando las ponemos a trabajar en armonía con la cabeza y con el corazón.

La zona de confort no es una zona geográfica, sino un estado mental; ese en el que sentimos que tenemos las cosas bajo control y donde no hay estrés ni ansiedad. Suena bien, porque está bien… alcanzar ciertas zonas de confort es absolutamente necesario para no volvernos locos, ¿te imaginas lo que sería estar todo el tiempo en terreno desconocido, caminando constantemente en arena movediza?

El problema es cuando dejamos que esa zona se extienda como un cáncer y colonice todos los aspectos de nuestra vida, poniéndonos a vivir en automático. En automático no hay preguntas, no hay evolución… sólo seguir al rebaño y ser “normal”, aunque lo normal sea lo que está tan mal.

Porque la comodidad en ciertos aspectos y momentos es completamente necesaria, como dije antes, para no volvernos locos; estar cómodo está muy bien, es agradable… pero la comodidad es incompatible con el crecimiento, la adaptación, la creatividad y el aprendizaje.

La zona de confort no sólo es peligrosa para el crecimiento personal, sino que es una bomba de tiempo para la vida en el planeta. Estamos demasiado cómodos (y demasiado ocupados) para preocuparnos por nuestro impacto en el entorno. Saber lo que se esconde detrás de los productos que usamos, la comida que compramos o la ropa que nos ponemos es demasiado incómodo, hasta duele… así que lo evitamos a toda costa.

Conectar con el sufrimiento y la vulnerabilidad de otros seres (humanos y animales) nos hace sentir también vulnerables, nos agota. Notar lo compleja que es la realidad y darnos cuenta de que las respuestas fáciles no existen nos genera ansiedad y nos hace sentir pequeños e ignorantes (y a los humanos nos encanta sentirnos grandes e inteligentes).

Y por eso seguimos como estamos: porque todo eso tan incómodo no va con nosotros, queremos seguir comprando lo último en tecnología, la carne más exótica, los quesos más gourmet, la ropa más top y más barata, pero no queremos sentir que tenemos ninguna responsabilidad ni saber cuál es el precio que paga el planeta (y que tarde o temprano vamos a pagar nosotros) para que podamos seguirle el ritmo a nuestros apetitos.

Varias personas me han dicho en algún momento que mis comentarios o cuestionamientos pueden incomodar a alguien; que, por ejemplo, ser vegana o evitar al máximo generar basuras me convierte en una “persona incómoda”. Creo que me lo han dicho a manera de sugerencia, como si debiera buscar una manera de encajar mejor… pero a mí no me incomoda ser incómoda. Me gusta y me parece importante —al menos hasta cierto punto— generar incomodidad.

La incomodidad es una herramienta de la naturaleza para decirnos que algo no anda bien. Si me quedo dormida encima de mi brazo y la circulación empieza a fallar, es la incomodidad la que hace que me mueva, evitando que se haga un daño irreversible en los nervios del brazo. Una piedra en el zapato nos obliga a parar para seguir caminando sin aporrearnos el pie. Un pañal sucio hace que el bebé llore para pedir ayuda, así la naturaleza evita que se quede sentado en su propia caca indefinidamente.

Nuestros hábitos más arraigados son profundamente insostenibles. Seguir como estamos es una opción, claro, pero no vamos a llegar muy lejos… y cambiar esas cosas insostenibles es un proceso que necesariamente viene acompañado de incomodidad.

Yo creo (lo digo en “sobre mí“) que una vida sostenible es una vida entretenida, plena, sensible, provechosa, enriquecedora, inspiradora… pero esos beneficios requieren esfuerzo, y la vida sostenible no se alcanza simplemente sentándose a esperar a que llegue, o a que otros la gestionen por nosotros. No podemos quedarnos esperando a recibir el resultado sin tener que hacer el trabajo duro para obtenerlo.

El mundo está lleno de gente que quiere recoger frutos de árboles que nunca sembraron


Pensar en la huella que dejamos en la Tierra puede resultar incómodo, pero es absolutamente necesario. No es una actividad de reflexión para hacer cada 22 de abril y olvidar el resto del año, es una manera de vivir, un hábito que viene conectado no sólo al amor y al respeto por el planeta, sino al “simple” y básico instinto de supervivencia.

Y como a mí me gusta conversar sobre los problemas, pero me gusta más aún pensar en las soluciones, te dejo con mi fórmula para salir de la zona de confort:

1 · Pregunta, pregunta y vuelve a preguntar.

Puede parecer que lo más sencillo de la vida es tragar entero todo lo que nos enseñan, pero cuando uno traga entero siempre tiene el riesgo de ahogarse. Así que de ahora en adelante, ponte a “masticar” toda la información que tienes al frente.

¿Por qué comes lo que comes? ¿Por qué compras lo que compras? ¿Por qué te transportas de X o Y manera? ¿Por qué usas X producto? ¿Por qué trabajas así o asá?

Si encuentras respuestas incómodas, ya sabes que hay algo que anda mal… si no, ¿por qué te iban a incomodar? Si te molesta saber lo que le pasa a los animales para que tú consumas productos de origen animal, plantéate otras maneras de alimentarte. Si te molesta saber lo que pasa en las fábricas de Bangladésh, compra ropa que no venga del mundo del fast fashion. Si te parece preocupante el uso excesivo de los carros particulares, usa el transporte público o sal en bicicleta. Si te preocupa la cantidad de basura que genera la humanidad, busca maneras de reducir tus residuos.

Hacer la vista al lado cuando vemos cosas que nos incomodan es lo más fácil, y por eso estamos como estamos. Hay mucha gente haciendo la vista al lado, cuando a los problemas, para resolverlos, hay que mirarlos de frente y fijamente. Requiere mucha valentía, eso sí… pero tú de eso tienes de sobra, ¿o no?

2 · Experimenta.

Este es el lógico paso a seguir. Una vez identificas algo que no funciona hay que empezar a probar otras cosas que tal vez sí funcionen. Explora, busca alternativas, aprovecha la inmensidad de internet para encontrar propuestas que nutran las ideas que te estás planteando.

¿Cuántas cosas hacemos sólo porque es “lo normal”? ¿Cuántas realmente son parte de nuestras decisiones, de procesos de observación y experimentación propia? Henry David Thoreau decía que lo más importante es abandonar todo lo que nos ha sido impuesto, todo lo que no ha sido verificado por nuestra propia experiencia.

3 · Comparte.

Hablar con otras personas sobre nuestras preocupaciones y sobre la manera en la que estamos cuestionando el statu quo puede ser difícil, pero precisamente por eso es tan importante. Las cosas hay que hacerlas sí, pero después de hacerlas también hay que decirlas, para que otras personas entiendan por qué las hacemos y —posiblemente— se animen a cuestionar y experimentar también.

Piérdele un poco el miedo a la incomodidad, que ya vimos lo importante que es. No podemos esperar generar cambio dentro de la zona de confort, toda la magia pasa afuera de esa zona. Todo lo que has aprendido en tu vida lo aprendiste porque saliste de ese círculo imaginario. Cualquier cosa que hayas logrado y que te haga sentir orgullosa/o necesariamente pasó fuera de la zona de confort. No puede ser de otra manera. Acostúmbrate a salir de ahí más a menudo, y trata de llevar a otras personas contigo en ese paseo por zonas menos cómodas, pero donde se esconden todas las verdaderas posibilidades de cambio.

Te dejo con esta lista de otras ideas geniales que comparten mis colegas de Hola eco. Ponte cómoda/o y reserva un rato, pues hay de todo para aprender :-)

Vivir sin plástico | El poder del no

Green Sandra | Guía básica para comprar a granel

La Ecocosmopolita | Guía urgente contra el cambio climático

La Vida Uve | La Revolución del Cepillo de Bambú 

Mi vida sencilla | Feliz Día de la Tierra

Organicus | Un consumo más responsable, que integre el “hazlo tú mismo”

Recolectora | Como si fuera personal…

2nd Funniest Thing | DIY’s para mejorar el Mundo

Sentido y sostenibilidad | Los otros 10 trucos que nos ayudan a cuidar la Tierra

The cosmetics | ¿Qué se esconde detrás de tu dentífrico? 10 Torturas en la industria cosmética

This is Goood | Ve caminando al trabajo

Unusual hippies | Cinco ideas para aportar tu granito de arena en el día de la Tierra

Green is a Way of Life | Diseño sostenible para el Día Internacional de la Tierra

El hervidero de ideas | En el día de la Tierra: ECOremix

SoGOODsoCUTE | El día de la Tierra y el impacto ambiental de la moda

Plantea | La sostenibilidad empieza en el balcón de casa

Y para cerrar… ¿qué piensas tú del día de la Tierra? ¿Qué ideas añadirías a la lista? ¿Cómo te va cuando te aventuras fuera de la zona de confort? ¡Te espero en los comentarios!

Fuente: este post proviene de Cualquier Cosita es Cariño, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Envía una notificación de una presunta infracción de derechos. También puedes hacerlo a través de nuestro formulario de contacto.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Yo también

Cuando tenía como 8 años contesté el teléfono de mi casa. Era un tipo, la voz se me hacía familiar, pero no estaba segura. Me empezó a preguntar si estaba sola, qué estaba haciendo, qué tenía puesto. ...

¿Nos tomamos un tecito?

Hoy no vengo a dar tips sobre cómo vivir de manera más sostenible. Lo que quiero hacer hoy es contarte algunas cosas sobre mí, sobre el blog, y sobre lo que se viene en los próximos meses. Así, como s ...

Recomendamos

¡No te pierdas nuestra selección diaria!

Suscríbete y recibirás en tu correo nuestras mejores ideas

Suscríbete ahora

Relacionado

vida sostenible nahir sueños ...

¡He salido de mi zona de confort!

Imagen: unsplash Mi vida era muy cómoda, me levantaba a una hora prudencial, desayunaba tranquilamente e iba paseando a trabajar. Trabajaba sólo 5 horas, era estresante por momentos, pero, más o menos lo tenía todo controlado, se puede decir que había establecida una rutina de trabajo. Volvía caminando a casa donde comía y disponía de toda la tarde para dedicarla a lo que más me apetecía. Suena id ...

vida sostenible cajón de sastre casa ...

¿Cómo influye la orientación de tu casa en el confort de tu hogar?

Para conseguir un mayor confort en la vivienda es fundamental tener en cuenta la ubicación y condiciones del lugar donde está situada, como por ejemplo las horas de sol que recibe o los vientos dominantes que impactan sobre ella. La orientación del edificio influye de forma determinante en su comportamiento térmico. El grado de soleamiento en las fachadas en invierno o verano, condiciona de forma ...

botellas de plástico manualidades reciclado ...

Sobre reciclaje Upcycling

Hace unos meses Ecoembes, Efti y Ecoalf convocaron la Segunda Edición del concurso de fotografía sobre reciclaje #Upcycling Tan pronto como vi la convocatoria, deseé que los objetos que realizo en Reciclado Creativo estuvieran en la exposición de fotografía sobre reciclaje. Me pareció un objetivo demasiado ambicioso para mí, soy una aficionada a la fotografía, pero me parecía imposible poder llega ...

ecosistema reciclaje remedios naturales ...

Una idea para el día de la Tierra

Hoy se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra. Para celebrarlo, el colectivo Hola Eco propuso que cada uno de los blogs integrantes de esta agrupación lanzara una IDEA para este día. Una acción conjunta y coordinada, que sirviera para promover el desarrollo sostenible de nuestro planeta, un espacio de convivencia común que vale la pena seguir manteniendo unos cuantos años más ¿verdad? I ...

solidaridad

LA ESCUELA DE PRIMARIA AKSHAY

En la Escuela Akshay en la aldea de Amwan venimos impartiendo educación primaria desde hace 7 años a 155 niños y niñas de la casta de los "Intocables", la más marginada dentro del sistema social indio. .En la aldea de Amwan, estos niños son la primera generación que reciben educación ya que sus padres y hermanos mayores son analfabetos. Los niños además de aprender inglés, matemáticas, h ...

Inauguramos la Escuela de Música Juan Valdivia en una zona deprimida de la India

Este mes de agosto hemos inaugurado la Escuela de Música Juan Valdivia, en la isla de Kumirmari (India). La escuela ocupa parte de las instalaciones del Centro de Salud y beneficia a los alumnos de los 16 centros educativos en los que trabajamos para fomentar la escolarización y mejorar la educación de la población infantil de la isla, una de las 200 que componen el archipiélago de Sunderbans. El ...

Huerto Familiar autocultivo huerto urbano ...

3 razones para la proyectabilidad de los huertos urbanos sostenibles

Hablar de proyectabilidad de los huertos urbanos sostenibles es visualizar un proyecto que puede beneficiar al agricultor, a la comunidad, a las universidades y a quien se esté formando profesionalmente para contribuir con la economía agrícola del país. Y es que el término sostenibilidad implica una conjunción de esfuerzos en pro de alcanzar un mismo objetivo, el desarrollo sostenible a través de ...

viajar economia colaborativa airbnb

Airbnb. Mi experiencia y consejos cómo anfitrión

Este verano no he salido de casa pero no he parado de viajar. He viajado por España, Europa, visitado Australia y una isla en el Caribe. He viajado a través de muchas personas, compartido desayunos, almuerzos y cenas. Charlado de política, historia y del tiempo. Intercambiado experiencias, consejos... Hacía mucho tiempo que no viajaba tanto. Sí, y no he salido de casa... Los viajeros han hecho esc ...

eventos Recursos Slow Life consejos ...

¿Te atreves a vestir más sostenible este 2017?

Aunque me gusta tomarme unos días antes del cambio de año para desacelerar y reflexionar en el blog acerca de todo lo vivido y todo lo maravilloso que vendrá, no quería cerrar el año sin proponerte un reto para este 2017 en cuanto a moda y sostenibilidad.  Y a ver si la semana que viene sí que hago un post más reflexivo acerca de lo visto y lo que se verá   Como puedes imaginar, el reto es que est ...

ecosistema sustentabilidad

¿Cómo Plantar Árboles Sin Salir De Tu Casa?

¿Has pensando ayudar al planeta pero te detienen este tipo de pensamientos? “No tengo tiempo”. “No sé cómo”. “¿Qué tanto puedo hacer yo por el mundo?” Te diré que son los pequeños hábitos los que nos hacen conseguir grandes cambios. Hace poco descubrí una herramienta que ahora es parte de mi día y te la quiero recomendar. Se llama Ecosia y es el buscador que pla ...