Una Vida Simple Idea guardada 0 veces
La valoración media de 1 personas es: Buena

Por qué vivir 'con menos' es vivir mejor

La semana pasada hablaba de la ilusión del crecimiento económico como motor de nuestra sociedad y supuesto garante de nuestro nivel de vida. Y hoy, de lo que voy a hablar es de un tema similar, pero que nos afecta no como conjunto de sociedad sino a nivel individual: la decisión personal de vivir con menos.

Ya decía Pepe Mujica que “o logras ser feliz con poco y liviano de equipaje, porque la felicidad está dentro tuyo, o no logras nada”. Y es que la decisión de vivir con lo necesario no tiene por qué implicar vivir peor, de hecho suele provocar lo contrario.

¿Y por qué afirmo esto con tamaña convicción? Pues porque en realidad, al vivir con menos lo que estamos haciendo es redistribuir nuestras prioridades, y así reconectar con lo que realmente nos parece importante. Y lo más seguro es que al pasar por este proceso descubras que lo que en el fondo de tu ser es lo más importante, sea tu familia, tus aficiones o tu modo de ganarte la vida, seguramente sea también lo que te hace más feliz. Pero para que quede claro vamos a verlo paso a paso:

Identificar tus necesidades para vivir con menos

Siempre desde mi punto de vista, vivir con menos significa vivir acorde con tus verdaderas necesidades. Entre estas necesidades están las “tangibles” como la vestimenta, el alojamiento o el transporte y las “intangibles”, aquellas actividades que te hacen sentirte pleno y feliz, por ejemplo el aprendizaje, el deporte o la realización personal.

Ojo, que estoy hablando de vivir acorde con tus verdaderas necesidades y no eliminarlas, porque asumo que esas necesidades existen. Para vivir en este mundo necesitamos ropa para protegernos del frío y del calor, un techo en el que refugiarnos o un medio de transporte que nos lleve de un sitio a otro, lo que no quiere decir que necesitemos comprar ropa cada temporada, vivir en un chalet de tres plantas si sólo somos dos en casa o comprarnos un coche de alta gama, porque hay alternativas. Una de ellas es comprar ropa de segunda mano, vivir en un pequeño apartamento o utilizar el transporte público. Pero esta es sólo una opción. La tuya puede ser diferente porque lo importante en el proceso de vivir con menos es identificar tus necesidades reales y encontrar una forma de cubrirlas que no comprometa tus necesidades “intangibles”, es decir, aquello que te hace sentirte pleno y feliz.

Porque cuando comienzas el proceso de evaluar tus necesidades “tangibles” empiezas a darte cuenta de que aspectos tan importantes como tu tiempo, tu motivación o tu propia felicidad en muchos casos dependen de aspectos materiales. Un ejemplo: ¿alguna vez has trabajado muchas horas por muy poco sueldo en un puesto que no te apasiona como una “inversión” para que algún día te asciendan y entonces ganar más dinero para poder comprarte un coche o un piso o unas vacaciones caras, aunque ese ascenso implique que tengas que trabajar aún más tiempo en el futuro? Pues ese es un caso claro de que tus necesidades “intangibles” (tiempo, motivación…) están siendo comprometidas por aspectos materiales que, en la mayoría de los casos, no son necesidades reales.

El cuento del pescador y el del señor de mi pueblo

Seguramente que conoces la historia. Un pescador y un hombre rico se encuentran en el puerto y maravillado el último por el volumen de pesca del primero le pregunta que cuál es su método de pesca. Entonces el pescador le responde que él se levanta sin despertador, desayuna con su familia, va a pescar una o dos horas y luego vuelve a casa, cocina lo pescado y después se dedica a sus aficiones. El rico le explica que si pasara más horas trabajando podría vender su excedente de pesca y tener más dinero, y una vez que lo tuviera, re-invertirlo en otro barco, y así poco a poco aumentar la flota y llegar a tener una gran empresa, para así obtener un beneficio amplio que le permitiría poder hacer lo que quisiera con su tiempo. Entonces el pescador le responde que precisamente eso, disfrutar libremente de su tiempo, ya lo hace todos los días.

Esta fábula me recuerda a una historia de mi propio entorno. Como habrás leído si te has pasado por la sección “Sobre mí”, nací en un pequeño pueblo de Cantabria. Y he de decir que es pequeño pero precioso y, especialmente en verano, muy pero que muy turístico. Pues bien, hace unos años, un señor que siempre veraneaba allí se acercó a un hombre del pueblo al que ya conocía y con el que solía hablar. El veraneante bromeando le dijo al hombre que ya era hora de que se fuera de vacaciones, que todos los agostos le veía en el mismo sitio y que se iba a cansar del mismo paisaje. A lo que mi paisano le respondió con una sonrisa: “¿me estás diciendo tú, que pagas por pasar aquí el verano, que me vaya de vacaciones cuando esto lo tengo todo el año y gratis?”.

Ambas historias, tanto la del pescador como la del señor de mi pueblo, me parecen muy ilustrativas para mostrar la importancia de ser conscientes de nuestras verdaderas necesidades para vivir mejor.

Cómo vivir mejor con menos

Y después de todos estos ejemplos, fábulas e historias, vamos al lío. Al quid de la cuestión. Al centro de la madeja. Veamos cómo podemos evaluar nuestras necesidades para que vivir con menos se convierta en vivir mejor.

Para empezar, es importante revisar nuestras necesidades “tangibles”. Y para ello el minimalismo nos será de gran ayuda. Aquí te dejo unos post por si quieres ponerte con ello:

La casa minimalista: 10 trucos para luchar contra la acumulación y vivir con lo imprescindible

10 sencillos pasos para luchar contra la acumulación en tu armario

Las 5 razones para no tener coche

¿Cómo sería tu vida sin televisión?

¿Alquilar es tirar el dinero?

Por qué nuestros hijos (o sobrinos) no necesitan más juguetes

La maleta minimalista: unas vacaciones sólo con lo necesario

Y a la vez, podemos empezar a plantearnos aspectos más profundos que nos ayuden a saber cuáles son nuestras necesidades “Intangibles”. Qué es lo que nos hace felices, qué es lo que nos llena, con quién nos gusta compartir nuestras horas, etc. También te dejo unos cuantos post que espero te sirvan de ayuda:

¿Cuáles son los ingredientes de tu felicidad?

Una película para amar la vida

¿Por qué queremos ser alguien?

Trabaja en lo que te gusta y cambiarás el mundo

¡Ah! Y un bonus track El vivir con menos también implica revaluar esos compromisos y obligaciones sin sentido que nos parecen obligatorios aunque no nos aporten nada y nos roben tiempo. Frente a eso, por favor, dale al play a este vídeo porque no tiene desperdicio.



P.D. Y tú ¿qué opinas acerca de vivir con menos? ¿crees que vivir con menos es vivir mejor o tienes otra teoría? ¡Me encantaría leer tu opinión en los comentarios?

¡Compartir es vivir! Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales

Fuente: este post proviene de Una Vida Simple, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

NADA SE PIERDE, TODO SE TRANSFORMA

Como dice Jorge Drexler: Nada se pierde, todo se transforma. El día 31 de octubre fue la última vez que escribí un post en el blog. No fue porque me quedara en blanco, no tuviera contenidos planificad ...

Recomendamos

Relacionado

Trabajo Social

¿Qué se entiende por “problema social”?

La expresión “problema social” se utiliza mucho en nuestra sociedad. Nos referimos con esto a los problemas que surgen a nivel social más que individual. ¿Qué situaciones entendemos como “problema social”? Pongamos aquí unos ejemplos: Una familia con uno de los progenitores alcohólico Personas con comportamientos delictivos El hambre El paro El SIDA Incluso el caso de una f ...

Ecoideas y ecotips ahorro consumo responsable ...

Minimalismo para principiantes: guía práctica para vivir con menos

Creo que estoy muy lejos de decir que practico el minimalismo, pero poco a poco he logrado minimizar una barbaridad mi vida. En cuanto a la ropa, me siento muy orgullosa. Hoy debo tener menos de la mitad de la ropa que tenía hacía unos pocos años, y jamás he sido una gran consumista de moda. Pero sé que me queda mucho por andar y por eso estoy contenta de tener hoy, como invitada en La Ecocosmopo ...

ecologia plastico

Mejor sin plásticos

¡Hola! En Esturirafi llevamos tiempo preocupadas por el exceso de plástico en los océanos. Este problema cada vez es más visible, pero no sólo es un problema estético que afecta nuestras playas, estos plásticos viajan por los océanos, se degradan y acaban siendo confundidos por comida por peces, aves y otros animales marinos. Aprovechando la nueva campaña de Greenpeace "Mejor sin plásticos&qu ...

Cómo ahorrar dinero Consumo responsable ahorrar dinero ...

Únete al proyecto Buy Nothing

Imagina una sociedad en la que todo se comparte libremente. Allí, los recursos materiales (comida, medicamentos, ropa, juguetes, muebles…) son parte de un capital común que circula en nuestra comunidad. Las cosas que tenemos cubren unas necesidades específicas y, luego, se entregan a otro. Imagina un mundo en el que cada individuo colabore: unos preparan comida, otros hacen la ropa, educan a ...

Trabajo Social

¿Qué se entiende por “problema social”?

La expresión “problema social” se utiliza mucho en nuestra sociedad. Nos referimos con esto a los problemas que surgen a nivel social más que individual. ¿Qué situaciones entendemos como “problema social”? Pongamos aquí unos ejemplos: Una familia con uno de los progenitores alcohólico Personas con comportamientos delictivos El hambre El paro El SIDA Incluso el caso de una f ...

Ecología y Conservación

Nuestra huella ecologica

Foto: dekade via Flickr (CC BY-SA) Por: Edurne M. ¡Feliz día de Reyes! Hoy finaliza la temporada de fiestas y podemos empezar a centrarnos en nuestros propósitos para este año, los cuales espero que incluyan reducir su huella ecológica. El impacto individual de cada uno de nosotros se puede medir siguiendo el concepto de la huella ecológica. Esta medida representa el área de tierra y agua que se r ...

Destacado adoptantes tempranos difusión de innovaciones ...

Por qué hay gente que no quiere vivir de manera sostenible, explicado con una línea

La vida sostenible, para muchos de nosotros, es un asunto de sentido común. Sin embargo hay muchísimas personas que ven con desconfianza los cambios que hacemos en nuestro estilo de vida, piensan que nos volvimos locos, que estamos siguiendo una moda sin sentido, o que queremos atentar contra SU tranquilidad. Estoy segura, segurísima, de que si estás en la búsqueda de una vida más sostenible te ha ...

Consumo responsable consumo responsable residuos ...

Vivir sin residuos es imposible (pero eso no es razón para dejar de intentarlo).

¿Te ha asombrado leer en La Ecocosmopolita que  vivir sin residuos es imposible? Déjame explicarte a qué se debe…. Cuando en 2013 escribí un post con 15 hábitos para reducir tu cuota de basura, no podía ni imaginarme que en menos de tres años estaría publicando otro sobre la vida residuo cero como “la última moda”, o que podría hacer un recopliatorio inmenso con los mejores conse ...

Moda sostenible bauldealgodon con el medio ambiente cuidar el medio ambiente ...

Vivir en armonia con la naturaleza

vivir en armonia con la naturaleza ¿Estamos en armonia con la naturaleza? Vivir en armonia con la naturaleza es ser consciente de que vivimos en un planeta, llamado Tierra. Nosotros los “seres humanos” somos sus habitantes. Vivimos en ella y nos pertenece, por ser el lugar donde habitamos. Pero nosotros no dominamos la Vida y lo que hacemos al habitar la tierra es convivir. La vida la ...

la ecocosmopolita pizza ronda de links ...

Incendios (Todos los años la misma historia)

Todos los veranos la misma historia, miles de hectáreas de bosques quemadas y muchas tragedias detrás. En Galicia este verano se ha producido otro incendio "de record" que se pudo controlar tras devorar más de 3000 hectáreas. Pero el año más dramático fue el 2006 ya que en total en Galicia se produjeron más de 1900 incendios con unas 100.000 hectáreas quemadas, las cifras varían mucho se ...